31/10/2009

PASTA CON SALSA DE HUEVO Y TOMILLO

La pasta es muy sana y aporta mucha energía para llevar bien el día. Además, con la pasta se pueden preparar menús baratos, ya que el producto es de un precio asequible. Es conveniente tener siempre en la despensa, por si no tenemos tiempo de cocinar otro plato más elaborado, o no hay mucho dinero en el monedero. Se lleva bien con infinidad de ingredientes.

Ingredientes:
  • Medio kilo de pasta,
  • una lata de atún en aceite,
  • dos huevos cocidos, zumo de un limón,
  • dos ramitas de tomillo,
  • un tomate pequeño,
  • cuatro cucharadas de aceite de oliva y sal.
Preparación:
  • Una vez cocidos los huevos, durante diez minutos, en un cazo con agua fría, refréscalos debajo del grifo, pela y reserva,
  • Cuece la pasta en una olla con abundante agua con sal y un chorreón de aceite de oliva.
  • Pasa por agua fría, cuando esté al dente,
  • Prepara las yemas de los huevos, con el zumo del limón, las dos ramitas de tomillo, y un poco de agua de haber cocido la pasta, y el aceite, y bate con la batidora, hasta conseguir una salsa,
  • En un bol, prepara la pasta, trocea el atún, corta en rodajas el tomate, y mezcla con la salsa.

23/10/2009

ESPINACAS ESPARRAGÁS O ESPARRAGADAS

Esta receta la conozco por mi familia, por mi madre concretamente. Era uno de los platos que más se ponían en nuestra mesa. Más tarde me dí cuenta que en Jaén era un plato muy popular, que se comía normalmente en cazuelas de barro, con los típicos picatostes, y ese sabor tan especial que le da el aceite de oliva de Jaén.
Una de las primeras recetas que apunté en mi libreta de Recetas, en el año 1983.
Os la dedico, con mucho cariño, y sé que mi familia de Jaén, cuando la lea, seguro que ´dirá que le falta algún ingrediente, o le sobra algo.. Es que hace mucho tiempo, y han pasado muchos años.

"Espinacas, muchas metes, pocas sacas"
Refrán popular, referido a que las espinacas, cuando  se cocinan, reducen.


Ingredientes:

  • Un kilo de espinacas o un paquete congeladas,
  • dos rebanadas de pan de dos días,
  • tres dientes de ajo,
  • medio vaso de aceite de oliva extra virgen,
  • un vaso de agua,
  • tres huevos,
  • una cucharadita de pimentón dulce,
  • sal y una cucharada de vinagre.

Preparación:
  • Cuece las espinacas, si son naturales (bien lavadas) en agua con un poco de sal.. Si son congeladas, deja a temperatura ambiente,
  • En una sartén con el aceite de oliva, fríe las rebanadas de pan con los ajos.  Aparta y machaca en el mortero con el pimentón y la sal,
  • Pon las espinacas en la sartén con un poco más de aceite al fuego durante unos diez minutos,
  • Añade lo machacado con medio vaso de agua y un chorreoncito de vinagre,
  • Deja hervir unos minutos, hasta que haga "chup, chup",
  • Bate los huevos, con un poquito de sal, añade y da unas vueltas, hasta que los huevos batidos cuajen.
  • Esta misma receta se hace con espárragos verdes cortados a trocitos, de la misma forma y con los mismos ingredientes. También con las acelgas, e incluso con las tagarninas. Ésto último también recuerdo que se comía mucho en mi casa.

Las espinacas son una verdura muy recomendable para dietas de adelgazamiento, por su bajo valor energético, ayudan a hacer bien la digestión y a combatir el estreñimiento, por la gran cantidad de fibra. Buenas para la vista, ya que contienen vitamina A.
Tienen sustancias de poder antioxidante, y también favorece la eliminación de líquidos.

19/10/2009

CALAMARES CON SALSA DE ALMENDRAS

La idea de escribir las recetas surgió mucho antes que la creación de este blog. Cuando Carlos marchó a Sevilla, como ya os he comentado en mi perfil, decidí escribir las recetas de todas las comidas, y hacer mi recetario particular. Iba a escribir un libro. Pero, ¿dónde terminaría? ¿cuántas recetas? ¿quién me lo ilustraría?. Eran muchas las preguntas que me rondaban. Escribía la receta, con su foto correspondiente, y creaba un documento dentro de una carpeta. Se las mandaba a Carlos, y los archivos pesaban mucho. Entonces fue cuando Laura, de COCINARX2, me abrió la mente a este mundo. Todo esto os lo cuento, porque esta receta era de las primeras que tenía en mi carpeta, aquella carpeta que algún día se convertiría en un libro.
Así es que, hoy os la presento, aunque circulan muchas versiones, ésta es la mía.
Ingredientes:
  • Un kilo de anillas de calamar o calamares enteros, y después cortados en anillas,
  • Media cebolla,
  • Una cucharada de tomate triturado,
  • Una hoja de laurel,
  • tres dientes de ajos,
  • Cincuenta gramos de almendras crudas,
  • perejil, sal,
  • un tomate colorado,
  • una rebanada de pan del día anterior,
  • un vaso de vino blanco,
  • un vaso y medio de agua.
  • un poco de condimento amarillo (azafrán molido).

Preparación:
  • Pica la cebolla y pocha en la olla, añade el tomate y da unas vueltas,
  • Pon las anillas de calamar en la olla rápida con el laurel, los ajos machacados con el perejil, sal y pimienta de cayena (una poquita).
  • Añade medio vaso de vino blanco y un vaso de agua.
  • Deja cocer unos quince minutos.
  • En una sartén, fríe un trozo de tomate, el pan, y las almendras.
  • Tritura y añade el vino blanco restante y un vaso de agua más.
  • Esto lo echas a la olla exprés, y dejas cocer otros diez minutos. Prueba de sal y verifica que está bien la salsa. Echa un poquito de condimento.
  • Si no lo haces con la olla rápida, puedes hacerlo en una cacerola, pero a fuego lento, y ampliando un poco los tiempos de cocción.
  • Se puede acompañar con un poco de arroz cocido.
Los calamares frescos que compramos habitualmente en el mercado o en las pescaderías, han de ser consistentes, estar húmedos y desprender un suave olor a mar. Para saber si el calamar es fresco, hay que observar su color: cuanto más viva e intensa sea su coloración, señal de que el calamar es fresco. La carne debe ser blanca. Deben conservarse muy frescos hasta el momento de consumirse o cocerse. Frescos o cocidos se conservan uno o dos días en la nevera. También pueden congelarse y así se mantienen en buen estado durante unos 3 meses. Puede freírse o asarse y lo mismo se pueden comer calientes que fríos. Conviene cocerlos poco para que no se pongan duros. Pueden marinarse, ahumarse o rellenarse. Se cuenta con él para la preparación de sopas, salsas y ensaladas. Casan especialmente bien con la pasta o el arroz. Tanto congelados como en conserva mantiene las mismas propiedades nutricionales que los calamares frescos.

18/10/2009

MAGDALENAS DE LIMÓN Y ANÍS

Ingredientes:
  • Tres huevos,
  • un limón,
  • Ciento treinta gramos de azúcar,
  • media copita de anís,
  • ciento treinta gramos de harina,
  • tres cucharaditas de levadura,
  • Ciento treinta gramos de margarina vegetal,
  • moldes de papel.
Preparación:

  • Deja la mantequilla a temperatura ambiente, o calienta en un cacillo a fuego muy suave sin que hierva. Reserva,
  • En un recipiente hondo, bate los huevos con el azúcar, la ralladura del limón hasta que se forme una masa esponjosa,
  • Mezcla la harina con la levadura, y con un colador tamiza e incorpora a lo batido, junto con la margarina derretida,
  • Divide la masa en dos partes. En una de ellas pones el zumo del limón.
  • En la otra pones la media copita de anís. Mezcla bien.
  • Calienta el horno a 200ºC. Coloca los moldes de papel en la placa del horno y rellénalos hasta la mitad.
  • Hornea durante unos quince minutos a 190ºC.
  • Antes de hornear, puedes echar un poco de azúcar sobre la masa de las magdalenas.

ENSALADA DE MACARRONES CON POLLO

Ingredientes:
  • Doscientos gramos de macarrones finos,
  • Dos pechuga de pollo cocidas,
  • Cuatro corazones de alcachofa (de las de conserva),
  • Un puñado de aceitunas rellenas de pimiento (unas doce aproximadamente),
  • Aceite, sal y pimienta.
Preparación:
  • Hierve los macarrones en abundante agua salada, con un chorrito de aceite de oliva, hasta que estén al dente. Saca, pasa por agua y deja enfriar,
  • Corta el pollo a tiritas,
  • Corta las aceitunas en rodajas,
  • Corta las alcalchofas en láminas pequeñas,
  • Mezcla todo en una ensaladera, y sirve con una salsa al gusto,
  • En este caso, le puse dos cucharadas de mahonesa, aliñadas con limón, sal y pimienta, y un puñado de perejil muy picado.

17/10/2009

SOLOMILLO DE CERDO CON COMPOTA DE CEBOLLA Y MANGO

A primeros de octubre, se celebró, como ya sabéis, la IIª Feria Provincial de Productos Ecológicos, en la Plaza de la Marina, en Málaga. Organizada por el Área de Medio Ambiente de la Diputación, donde yo trabajo, fue todo un éxito. Los compañeros del Servicio de Actividades Agropecuarias hicieron un buen trabajo. ¡felicidades!
Todo esto os lo cuento, porque compré varios productos, y entre ellos unos mangos riquísimos. Abajo pongo la foto del puesto donde los ponían para probar durante la feria, así como una foto desde arriba de la feria.
Todavía me quedaban algunos, así es que esta noche, aprovechando que venía Carlos de Sevilla, hice una cena especial, que resultó exquisita.

 Ingredientes: Para seis personas
  • Dos solomillos de cerdo,
  • Una pastilla de caldo de carne,
  • Dos mangos,
  • Dos cebollas,
  • Dos cucharadas de azúcar moreno,
  • Dos cucharadas de vinagre,
  • Cinco cucharadas de aceite de oliva virgen extra,
  • Cincuenta gramos de mantequilla,
  • Cinco cucharadas de brandy,
  • una cucharadita de tomillo,
  • media cucharadita de curry en polvo,
  • pimienta y sal



Preparación:
  • Salpimenta el solomillo y dóralo por ambos lados en una sartén, con dos cucharadas de aceite de oliva, durante quince minutos aproximadamente,
  • Flambea con el brandy (echa el licor, y pasa un mechero o cerilla encendida), hazlo con mucho cuidado. Espera a que bajen las llamas, 
  • Disuelve la pastilla de caldo en un vaso y medio de agua caliente. Échala a la carne y cuece durante otros veinte minutos.
  • Saca la carne. La salsa la reservas aparte,
  • Pela las cebollas y corta en rodajas finitas, y en otra sartén pon el resto del aceite (tres cucharadas) y dora la cebolla unos cinco ó seis minutos hasta que esté transparente.
  • Añade la mantequilla, y los mangos cortados a cuadraditos, el tomillo, el curry, el azúcar y el vinagre, y deja cocer a fuego lento, durante una hora.
  • Sobre una tabla de madera o de otro material, corta los solomillos en rodajas, (una vez que estén tibios o fríos) sirve con un poco de salsa y la compota de cebolla y mango.

12/10/2009

CAZUELA PORTUGUESA DE SARDINAS

Una receta de la marca "GALLINA BLANCA", que con su permiso, he tomado prestada, aunque he modificado algo,
Ingredientes:
  • Un kilo de sardinas, un pimiento verde, una cebolla pequeña, tres dientes de ajo, un tomate colorado madura, una hoja de laurel, una cucharadita de pimentón dulce, una hoja de laurel, una guindilla, una ramita de perejil, unas hebras de azafrán, tres cucharadas de aceite de oliva, dos vasos de caldo de pescado y sal, un trozo de pan frito.

Preparación:
  • En una cazuela echa el aceite y la cebolla muy picada. Sofríe,
  • agrega el pimiento troceado menudo y rehoga unos minutos, hasta que se ablande, y al final echa el tomate muy picado y la hoja de laurel. Cuece durante unos diez minutos,
  • En un mortero, pica los ajos, el perejil, la guindilla, las hebras de azafrán, y el pimentón,
  • Añádeselo a lo anterior, y remueve,
  • Coge la rebanada de pan, fríela en aceite muy caliente, pica támbién y échaselo al guisado,
  • Rocía con el caldo de pescado, o con agua, y cuando comience a hervir, agrega las sardinas limpias y enteras,
  • cuando comiencen a cambiar de color, sala y tapa la cazuela. Deja que repose y sirve caliente,
  • Es importante tener en cuenta que este plato se sala al final de la cocción.
La sardina es un pescado azul que no puede faltar en nuestra mesa. En los meses de verano alcanza su mejor momento. Es un pescado muy popular en la cocina mediterránea. Se cocina de muy diversas formas, aportando a cada plato un delicioso sabor del mar.
Las sardinas aportan fósforo al organismo, imprescindible para mantener en condiciones la funciones musculares; calcio (para los huesos), magnesio (para el sistema nervioso), y proteínas.+
Aportan también vitaminas, como Vitamina A (para la buena conservación de la piel y la vista), y ácidos omega  3 (que reduce el colesterol).

GALLETAS DE COCO

Ingredientes:
  • Ciento veinticinco gramos de mantequilla,
  • Ciento cincuenta gramos de azúcar,
  • ciento cincuenta gramos de coco,
  • Setenta y cinco gramos de harina,
  • dos claras de huevo,
  • la ralladura de un limón,
  • una pizca de sal.
Preparación:
  • En un bol hondo, echa la mantequilla a temperatura ambiente, y junto con el azúcar bate hasta que esté todo muy cremoso.
  • Añade el coco, la harina y la ralladura del limón, y mezcla bien. Reserva.
  • Monta las claras a punto de nieve y añade a lo reservado anteriormente
  • Con un cortador en forma de estrella, córtalas. Puedes utilizr cualquier otro.
  • Precalienta el horno a 160º (ciento sesenta grados), y deja de 12 a 15 minutos, según el horno.

4/10/2009

"CAKE" DE LIMÓN. U otra receta de BIZCOCHO DE LIMÓN

Un regalo para una persona especial. Un detalle para alguien que te ha hecho un gran favor. Una ocasión para celebrar que estamos bien...
He preparado un rico bizcocho, o cake de limón. Le he puesto este nombre, que significa lo mismo, porque tengo otra receta de bizcocho, aunque con otras cantidades en los ingredientes.
Lo suyo es hacerlo en un molde alargado, de cake; pero yo lo he hecho en uno redondo.
¿Os apetece?
Ingredientes:
  • Ciento cincuenta gramos de harina,
  • un sobre de levadura,
  • tres huevos grandes,
  • Ciento cincuenta gramos de azúcar,una pi
  • zca de sal,
  • ralladura de dos limones,
  • noventa ml. de nata,
  • noventa gramos de mantequilla derretida.
Preparación:
  • Tamiza la harina con la levaudra. Bate los huevos hasta que estén cremosos. Añade el azúcar y la sal y bate hasta que la mezcla esté blanquecina y cremosa. Agrega la ralladura de limón y remueve.
  • Derrite la mantequilla y deja enfríar.
  • Incorpora la mantequilla derretida, y la nata, y agrega poco a poco la harina, removiendo bien hasta que no queden grumos. Ayúdate, si hace falta, con un batidor de varillas o eléctrico.
  • Coge un molde alargado y enmantequilla y enharina ligeramente.
  • Vierte la masa en el molde preparado y cuece en el horno, precalentado, a 160º, durante cuarenta y cinco minutos (45) aproximadamente.
  • Comprueba con una aguja de cocina o un palillo de dientes el punto de cocción.  Si está hecho, la aguja o palillo saldrán limpios y secos, si no fuera así, cuece unos diez minutos más.
  • Nunca abras el horno antes de media hora, porque si no se bajaría.
  • Deja reposar unos quince o veinte minutos antes de desmoldar.