29 de mar. de 2010

SOLOMILLO DE CERDO A LA NARANJA (Cocinar con naranjas)

El solomillo de cerdo no es una carne muy grasa y, además, el apio es una hortaliza con propiedades diuréticas que ayuda a eliminar líquidos, por lo que este plato no aportará muchas calorías.
Y es sano.
Ingredientes:
  • Dos solomillos de cerdo enteros,
  • Tres naranjas,
  • Una cucharada de mantequilla o 50 gramos,
  • Una cebolla,
  • Una zanahoria,
  • Una rama de apio,
  • Una cucharada de zumo de limón,
  • Un vasito de vermut blanco, seco, o vino dulce,
  • sal,
  • un poco de azúcar,
  • pimienta.
Preparación:
  • Lava las naranjas. Pela una de ellas y corta su piel en juliana (tiritas finas),
  • Blanquear la piel durante dos minutos en agua hirviendo, escurre y refresca en agua fría y seca. Exprime el zumo de dos naranjas,
  • En una cacerola derrite la mantequilla y rehoga el solomillo,
  • Añade la cebolla, la zanahoria y el apio cortados a rodajas,
  • Rehoga bien y deja que se dore el solomillo por ambas caras,
  • Cuando las verduras estén tiernas, saca y reserva caliente,
  • Vierte el azúcar en el fondo de la cacerola y deja caramelizar a fuego suave,
  • Cuando esté dorado, moja con el zumo d elimón y el de las naranjas,
  • Introduce la carne y rocía con el vermut. Salpimenta,
  • Tapa la cacerola y deja cocer a fuego suave una media hora,
  • Escurre el solomillo, y disponlo en rodajas en una fuente,
  • Pasa las rodajas de naranja por la salsa y escúrrelas,


  • Añade un vasito de agua hirviendo a la cacerola, y deja hervir unos minutos,
  • Pasa la salsa por la batidora, y vierte sobre el solomillo,
  • Adorna con las rodajas de naranjas alrededor del plato, sirve caliente, y espolvorea con las tiritas de cáscara de naranja.
Las naranjas son antioxidantes en la prevención de algunas enfermedades degenerativas como pérdida de visión, la hipertensión, la aparición de cataratas, etc...
Las naranjas, junto con los limones o pomelos, se han utilizado ampliamente en las dietas de rejuvenecimiento. Ademas su elevado contenido en vitamina C y otros componentes antioxidantes, estos frutos son muy alcalinos, por lo que ayudan a depurar las toxinas del torrente sanguíneo, eliminan el ácido úrico y fluidifican la sangre.
La ingesta de naranjas ayuda a la recuperación tras una enfermedad y para los estudiantes vendría muy bien porque les aporta energía y les ayuda a concentrarse más en los estudios.
Son buenas para la circulación, reduce el colesterol, y muchas más propiedades que sería interminable de enumerar.

26 de mar. de 2010

PRIMERA GASTROQUEDADA DE MALAGUEÑOS Y MALAGUEÑAS EN RESTAURANTE MONTANA

Ayer día 25, víspera de las vacaciones para algunas personas, fue un día duro de trabajo. Sé que es muy tópico: "DÍA DURO DE TRABAJO", pero es que en realidad fue así. Terminé más cansada de lo habitual, parecía que me hubiesen dado una paliza.
Después de almorzar no pude descansar, tenía que recoger las notas de mi hijo, de Manuel, y a la encantadora tutora se le ocurrió ponernos un power-point que ya antes habían visto sus alumnos y alumnas: "Mala Madre", y nos advirtió que ya en su clase hubo algunas lágrimas. Bajó las persianas, se hizo el silencio, y comenzó la música. ¡Y ahí está la tonta de Mª Ángeles con las lágrimas en los ojos! Y cuando terminó ya rodaban por mis mejillas. ¡Qué sensible! ¡qué le vamos a hacer! La profesora se dió cuenta al encender las luces, ya que estaba de pie y no me pude esconder. Nos reimos un rato. jajajaj.
Después me acerqué a saludar al profesor de pintura de mi hijo, y estuvimos charlando un rato, de cómo iba y todas esas cosas que se hablan: - que va muy bien, que está muy contento con él, etc... etc...-, y yo me fuí más gorda de lo que llegué, ¡claro!, para eso estamos las madres.
Y ya me fui a casa, para arreglarme, para mi "primera gastroquedada".
Ilusinada. Esa es la palabra. Por conocer a tanta gente que había seguido en silencio por este medio de comunicación.
Me estaba resfriando, me picaba la garganta, los ojos, las encías... Me sentía mal, pero no podía faltar. Lo había prometido.
Y fue todo lo que yo esperaba y mucho más.
Personas a las que había seguido por sus blogs, buscando media hora antes de hacer la comida algo que poner en la mesa, con cualquier ingrediente que tenía en la nevera, y que en ese momento no se me ocurría qué hacer con él.
Milhojas de merengue, que encontré de un blog de una persona que se "intuía" encantadora, y que era de Málaga. Más tarde la conocí como Reme. Y ahora llegué a ponerle cara. Y me gustó más aún: tan familiar, tan dulce, y con mucha experiencia en la cocina y en la manera de hacer felices a los demás.
Y qué decir también de esta humilde galleta, unida a una preciosa taza de té, la cual me llevó a descubrir otro blog maravilloso de galletas y tartas.... ¡exquisitas! que luego, como no conocía, y mi dominio de internet estaba y está un poco "apagado", pues perdí de vista. Ahora me he reencontrado con él, de la mano de Mariló. Y también le he puesto cara, y ella ha puesto voz, sonrisa y desparpajo.
Y he tenido la suerte también de conocer a Maribel y Ángel, que con su sonrisa y simpatía me han enganchado. A Maribel la miras y siempre tiene la sonrisa puesta. ¿se la quitará para dormir? Creo que no.
Y no quiero olvidar a Olimpia, que al escuchar su voz ya me trajo recuerdos de mi infancia, de mis padres y mis hermanas en Granada, porque ella es de allí. No tiene blog, pero se los conoce todos mejor que  yo. Y es muy agradable, muy sencilla y me encanta.
Y ´Toñi Gallego, de Guadalhorce Ecológico, que nos trajo un regalito que nos hizo mucha ilusión, aunque Pepe nos adelantara la sorpresa. Pero eso es como los Reyes Magos, que sabes que vienen, pero no sabes cuándo, ni lo que traen. Y además, cuando llegan, siempre estás preparada para recibirlos. Nos regaló una interesantísima información sobre la aceituna aloreña, y de la Asociación de quesos, y un bote de aceitunas.
Y no quiero olvidar a Jose, que tiene un blog con entradas muy variadas, se llama blog sobre gustos. Podéis entrar aquí, como en todos los demás que están subrayados, para saber más de ellos. Gracias a él, pudimos degustar un menú exquisito, en una noche fantástica, en este restaurante que no conocía.
Un recuerdo también para Víctor, con un blog de cocina mediterránea, donde las entradas son recetas en video. Una manera sencilla de explicar la forma de cocinar, y una manera sencilla de entender. Yo tengo un proyectillo, pero no sé cómo encajarlo. Llevo dándole vueltas y vueltas, y no sé por dónde cogerlo. ¡A ver, a ver!
Y Carlos, con su blog de coctel y bebidas, muy interesante, que ya conocí en el curso de cocina malagueña que impartió Pepe.
Y por supuesto mi Laurita, no puedo olvidarme de ella. Que con su simpatía y su dulzura llena el espacio donde está. Y gracias a ella puedo disfrutar de todo esto. Y que tiene unas ganas inmensas de hacer muchas cosas ricas, muchas ganas de aprender, y muchas ganas de enseñar lo que sabe, y lo transmite con mucho encanto.
Y por supuesto Pepe, más conocido por estos lares como Pepekitchen, el que ideó crear un grupo como éste; una preciosa iniciativa que intentaremos ir asimilando poco a poco, y mejorando en todo, para que sea un grupo fuerte.
Y creo que no se me olvida a nadie. ¡Bueno, a personas que me hubiera gustado conocer, que tenía mucha ilusión por ponerles cara y hablar con ellas!. Pero que sé que en otra ocasión será.
Ah, y pongo el menú, ¡ufffff! qué rollo tengo.
El restaurante Montana, en Compás de la Victoria, precioso.
Nada más entrar, unas luces preciosas, que iluminaban como si fueran estrellas, colgando de un cielo azul oscuro. La foto no es muy buena, pero las otras que son mejores, no dejaban ver tantas estrellitas como esta foto.
Por dentro, un patio con plantas, que invitaba a descansar.
Y el espacio acogedor, por su luz tenue, por su silencio. Amplio.
Y el menú me gustó mucho. Me sorprendió la mezcla de sabores.
Para empezar, una crema de lentejas con regañás, muy finitas. Muy sabrosa.
De primero, o entrante, Ensalada de sardinas con membrillo de tomate. ¡qué rico! ¡Qué mezcla de sabores, de la sardina, la lechugita y ese membrillo...
Nunca pensé comer sardinas que no fueran en espetos, asadas en la lumbre, junto a la playa... Y aquí estaba, saboreando este manjar.

Seguimos con un pescado, corvina con Marmitako de chipirones y almejas. Un pescado muy sabroso, y el picadillo estaba especialmente bueno.
Después continuamos con la carne, un nombre muy largo, pero que se resume en pocas palabras: ¡Delicioso! Carrilleras de cerdo Ibérico estofado con escabeche de setas y patatas. Para mí, sobre todo, el acompañamiento, el escabeche de setas y patatas. Qué sabor más delicado.
Todo esto regado con un buen vino, que no sé de qué marca era, pero que era muy bueno. A ver, alguien pondrá la marca, seguro.
Y de postre, Espuma caliente de gachas, trufa, anís y galleta crujiente. ¡Ya no me quedan palabras! Que se me acaba el repertorio, los sinónimos.... a ver, a ver... ¡sabroso, muy sabroso! ahí sí que había una buena mezcla de sabores, que nunca antes sospecharía que se podían llevar bien. Pues se llevaron y de qué manera. Aquí la foto ya no salió muy bien. Mi cabeza estaba cada vez más congestionada, y casi ni veía.


Y para finalizar, un té o café, acompañado por unos dulcecitos muy ricos, me quedé con las magdalenas (muy pequeñas, pequeñas, de naranja), me encantaron, acompañado de otro dulcecito.
Y luego un Gin-tonic, con Tónica water, una agua tónica que realza el sabor de la ginebra Bulldog, con una barrita de regaliz para mezclar. Muy original.
Todo muy bien, aunque nos faltó tiempo. Creo que queríamos hablar de muchas cosas, y estábamos un poco nerviosos por saber más y más de nuestras experiencias. Se pincelaron algunas ideas para otras posibles quedadas: catas de queso, visitas a museo de pan, cursos... Todo, todo se andará, y a buen paso.

Hoy me duele todo mi cuerpo, desde la punta del último pelo de la cabeza, hasta la planta de los piés. ¡VACACIONES, BENDITAS VACACIONES!

Ahora tengo la nariz congestionada, los ojos me pican y la voz suena grave y cascada. Mi primer resfriado en muchos años. Pero aquí está, y tengo que bregar con él algunos días.
Me levanté muy temprano, como una quinceañera después de su primera cita...

23 de mar. de 2010

MERMELADA DE FRESAS CON NARANJA Y NUECES

  A partir de ahora, las fresas estarán en muchas de mis recetas, porque es una fruta que me encanta.
Ya tengo el bizcocho de fresas, el hojaldre con fresas, la crema inglesa de fresas, la barbacoa de fresas con martini, y algunas otras que no he metido, como batido de fresas con plátano, o fresas con yogur griego, o fresas con chocolate, etc..
La primera vez que hice mermelada fue hace ya unos años, con la receta de mermelada de plátano. Luego ya, por la falta de tiempo, dejé de hacerla, y volví a ella cuando llegó a mi casa la Thermomix.
Todos los años he hecho varios botes de fresa, de nísperos, y de otras frutas.
Pero hace ya tiempo que no funciona, y no puedo esperar más. Nunca me hubiera atrevido antes, pero ahora sí me encuentro con ganas y fuerzas. ¡Además, es tan sencillo!  Tengo que reconocer que me gusta más cocinar de manera tradicional; tiene un encanto especial, y es algo mágico. Y de vez en cuando me gusta cocinar lentamente, sin prisas. Dándole a cada paso su tiempo.
Así es que aquí pongo la receta, y decir que no es nada complicado y el resultado es excelente. Está riquísima, y para rellenar bizcochos es ideal.
Esta mermelada es perfecta para tomar en desayunos.

 
Ingredientes:
  • Medio kilo de fresas (500 gramos),
  • Una naranja,
  • Trescientos cincuenta gramos (350) de azúcar,
  • Treinta gramos de nueces peladas.
Preparación:
  • Lava las fresas debajo del agua del grifo. Escurre y retira los rabitos,
  • Pela la naranja cuidando de que la piel no tenga nada de piel blanca, y corta en tiritas muy finas,
  • Trocea las fresas y ponlas a macerar con el azúcar y el zumo de la naranja durante unas seis horas,
  • Echa también la pulpa de la naranja y una cucharadita de tiritas de piel de naranja,
  • Cuando haya terminado el tiempo de maceración, echa en una cazuela, y cuece durante media hora (30 minutos) removiendo  de vez en cuando, y a fuego medio,
  • Pasa por la batidora, y deja la consistencia deseada. Yo no lo batí completamente.
  • Añade las nueces troceadas y cuece otros cinco (5) minutos más.
  • Vierte el compuesto en un tarro esterilizado anteriormente, cierra y pon el bote boca abajo, para que se haga el vacío. Así puede durar hasta tres meses.
Nota:
El azúcar es un ingrediente indispensable para conservar los productos. De esta forma protege contra los microorganismos.
La naranja contribuye a que la mermelada cuaje mejor. Pero ten cuidado cuando peles la piel, que "NO QUEDE NADA DE BLANCO", porque si no amargaría un poco.

La pectina

Es la sustancia natural espesante que contiene la fruta, algunas en mayor medida que otras. Al cocer se convierte en una gelatina que hace que la mermelada cuaje. No todas las frutas tienen el mismo contenido en pectina. Se encuentra sobre todo en la piel y pepitas.
Las frutas que más pectina tienen son las manzanas (sobre todo las reinetas), el membrillo, los cítricos, las ciruelas y las grosellas.
Tienen poca pectina las moras, fresas, cerezas, piña, melocotón, calabaza, peras, melón o ruibarbo.
A la mermelada de fresas se le puede añadir una manzana sin pepitas y pelada, para que espese un poco más.
La pectina también se puede añadir, y se encuentra en farmacias.

FRESAS: Laxante, diurética y astringente. Disminuye el colesterol. Antiinflamatoria. Favorece la formación de glóbulos rojos y blancos. Es ideal para situaciones de estrés.
NARANJA: Antioinflamatoria, antitumoral y anticoagulante. Se dice en algunos estudios que es la fruta con  mayor cantidad de antioxidantes. Fortalece el sistema inmunitario.
NUECES: Antioxidantes (antienvejecimiento). Su consumo reduce el riesgo de contraer enfermedades del corazón. Mantiene constantes los niveles del colesterol "bueno" (previene enfermedades del corazón, baja la presión sanguínea). También la nuez es un excelente estimulante para el sistema nervioso y la actividad intelectual.

Mi amiga Laura Piñero, del blog cocinax2, me regaló este bote de mermelada hecho con la thermomix. En breve colgará su receta, y podréis entrar para ver cómo lo ha hecho. Un besote muy grande para ella, que estaba buenísima. EStaba, porque se acabó. Ayer rebañé el bote.

21 de mar. de 2010

ALGUNOS CONSEJOS PARA HERVIR ALIMENTOS

Hervir cualquier alimento, como verduras o legumbres, parece fácil, pero para que el resultado sea satisfactorio hay que tener en cuenta algunas técnicas, ya que una mala cocción puede acabar con las vitaminas.
¿Los sumergimos en agua caliente o en agua fría?
Aquí hay algunos consejillos para determinados alimentos.

AGUA FRÍA:
Zanahorias: Al sumergirlas en agua fría, se cuecen de manera más uniforme, y quedan tiernas en la zona central.
Patatas:  La cocción es más uniforme si se introducen desde el principio en agua fría, ya que así la pulpa queda más blanda y la piel no se rompe.
Carne: Al cocer directamente en agua fría, la carne va pasando poco a poco sus jugos al agua, y el caldo resulta más sabroso y rico.
Pescados enteros: Si el pescado se introduce en el agua fría, la cocción es más homogénea, incluso la cercana a la espina central.
Legumbres: Se introducen en agua fría, y se ponen a fuego lento, porque así la piel no queda dura y no se rompe. Igualmente, y por el mismo motivo, es  conveniente salarlas al final de la cocción.
Huevos: Lo mejor es echarlos en agua fría, con un puñado de sal. Esto es para que no le salgan grietas al huevo. Se dejan cocer unos diez minutos a partir de que el agua comienza a hervir, y luego se pasan por agua fría.

AGUA HIRVIENDO:
Judías verdes:  Si se cuecen en agua hirviendo conservan mejor el color y el sabor, y no pierden minerales y vitaminas. Taparlas durante la cocción para que no se oscurezcan.
Pescados fileteados:  En agua hirviendo, para que la carne quede más sabrona y no se seque.
Gambas: Cocerlas en agua hirviendo para que no se dispersen los jugos y queden más sabrosas. En el agua se puede echar algunas especias. Yo suelo echarle una hoja de laurel.
Alcachofas: Al echarlas en el agua hirviendo, se oscurecen menos y las hojas quedan menos fibrosas.
Pasta: Siempre se cuece en agua hirviendo (1 l. de agua por cada 100 gramos), con un poco de aceite de oliva y un puñado de sal -cuando comience a hervir el agua.
Verduras de hojas verdes: Si se cuecen en agua hirviendo, quedan más brillantes , por que la clorofila no se dispersa en el agua. La sal se debe echar al final de la cocción.
Arroz: Se debe hervir en un cacharro con el doble de agua que de arroz. Echarlo en agua hirviendo con sal.

NOTA:
El agua de cocer las verduras, no la tires, ya que está llena de vitaminas y otros nutrientes. Se puede utilizar para sopas, caldos, salsas, etc.

19 de mar. de 2010

NARANJAS CON CANELA Y AZÚCAR

"La naranja por la mañana es oro, por la tarde plata y por la noche veneno que mata"                                       -Anónimo-

Ingredientes:
  • Dos naranjas para comer (yo las llamaba así) o de mesa,
  • Dos naranjas de zumo,
  • Una cucharada de azúcar,
  • Una cucharadita de canela,
  • Media copita de cointreau (opcional).
Preparación:
  • Pela las naranjas de mesa, con cuidado de quitar bien la parte blanca,
  • corta en rodajas no muy finas,
  • Pela y exprime las naranjas de zumo, y reserva,
  • En un cuenco, echa el zumo, con azúcar y canela (reserva para adornar), y unas gotas de cointreau.
  • Riega con este caldo las naranjas, y adorna con un poco de azúcar y canela.
  • Deja en el frigorífico un ratito, y sirve fresquitas.
La naranja es un alimento fundamental en nuestra dieta. Aporta muy pocas calorías y posee fibra.
Entre las innumerables propiedades, la más importante, y más conocida, es la cantidad de Vitamina C que contiene, imprescindible para prevenir las enfermedades derivadas de enfriamientos. La naranja también contrarresta los efectos de la nicotina, y ayuda a la recuperación de los deportistas después de los entrenamientos y en la convalecencia de personas mayores por ser antioxidante.
Estimula la circulación, el corazón y el aparato digestivo.
Nutritiva y sabrosa, por eso goza de tanta aceptación.
La naranja también ayuda a mantener una piel bonita, gracias a sus propiedades depurativas y astringentes.
En la cocina se utiliza en infinidad de recetas.

15 de mar. de 2010

POLLO AL CHILINDRÓN (Receta de la cocina popular española)

No se sabe muy bien cuál es el origen de este plato tan popular en la cocina española. Sí es verdad que es un plato típico de Aragón, pero también que se ha extendido por toda la geografía española.
Yo lo conozco desde hace muchos años, y quizá sea por los ingredientes utilizados: carne de pollo o cordero, y productos de la tierra, como el pimiento, tomate y cebolla, por lo que gusta tanto.
Un plato fácil de elaborar y de exquisito sabor.
CHILINDRÓN:

Según el diccionario de la Real Academia Española, chilindrón es:
1. m. Juego de naipes entre dos o cuatro personas, especie de pechigonga, sin envites, y también parecido al juego de la cometa. La sota, el caballo y el rey forman chilindrón.
2. m. Guiso hecho con trozos de carne de ave, cerdo o cordero, rehogados con tomate, pimiento y otros ingredientes.
 
Quizá por asemejanza con la combinación exitosa entre la sota, el caballo y el rey, es por lo que se le llama chilindrón a este guiso, que conjuga perfectamente, la carne con el tomate, pimiento, cebolla y ajo, ingredientes principales.
El jamón es un ingrediente importante, pero no imprescindible.
Ingredientes:
  • Un pollo troceado,
  • dos cebollas pequeñas,
  • un pimiento verde,
  • medio pimiento rojo,
  • dos dientes de ajo,
  • un tomate colorado,
  • una hoja de laurel,
  • un poco de tomillo y de albahaca,
  • harina para rebozar,
  • sal y pimienta,
  • un vasito de vino blanco y otro de agua,
  • cuatro cucharadas de aceite de oliva,
  • una cucharada de tomate triturado.
Preparación:
  • Salpimenta los trozos de carne bien limpios,
  • Pasa ligeramente por harina y sofríe en una sartén con cuatro cucharadas de aceite de oliva, hasta que estén doradas por ambas partes,
  • Aparta en un plato con papel absorbente,
  • En una cacerola, echa el aceite sobrante, y sofríe en él la cebolla picada y el ajo,
  • Echa los pimientos en juliana y el tomate a cuadraditos,
  • Cuando la verdura esté blandita, añade los trozos de pollo, una cucharada de tomate, el laurel, las hierbas y el vino y agua,
  • Deja cocer una media hora, o hasta que la carne esté hecha,
  • Prueba de sal y sirve caliente.

14 de mar. de 2010

PASTEL CREMOSO DE CHOCOLATE BLANCO


Ingredientes:
  • Dos yemas de huevo,
  • Trescientos gramos de nata para montar,
  • Una cucharada de azúcar glas,
  • Una cucharada de mantequilla,
  • Una cucharada de agua,
  • Ciento veinte gramos de chocolate blanco troceado.
Preparación:
  • En un bol, echa las yemas de los huevos, la nata y el azúcar y bate con barillas eléctricas o manuales, hasta montarlo todo. Si tienes un robot, o thermomix, te resultará más fácil. Si no, pues como antiguamente, a mano, que os digo que es más cansado, pero muy divertido. Vas viendo, cómo poco a poco va tomando la consistencia deseada, y para mí fue muy satisfactorio,
  • Reserva en el frigorífico,
  • En un cazo, echa la mantequilla y el agua, y pongo al baño María,
  • Añade el chocolate y deja que se funda. Deja que se enfríe un poco,
  • Mézclalo con cuidado, con la nata,
  • Prepara unos vasitos pequeños y anchos, y rellena con esta crema,
  • Adorna con nata montada, y ralladura de chocolate negro.

10 de mar. de 2010

CREMA DE ESPÁRRAGOS VERDES

Cuando estoy cocinando en mi casa -sobre todo por la noche-, cuando Laura o Manuel llegan de sus clases, y comienzan a sospechar que "algo se está cociendo"; se acercan, muy sigilosamente, a ver qué estoy haciendo. Si es algo conocido, pueden ponerse muy contentos, si les gusta, o pueden protestar, si no es de su agrado. Pero cuando me ven que estoy haciendo algo nuevo, o que no recuerdan que lo hayan comido antes, sus caras son para verlas, para hacerles una foto. ¡vamos! ¡Que parece que una está haciendo algún mejunje, o poción extraña...
- ¿eso qué es? ¿qué estás haciendo?
- Pues yo no quiero eso. ¡ay mamá!

Y la mayor parte de las veces, terminan comiéndoselo, incluso admiten que les gusta.

Eso es lo que pasó anoche cuando estaba haciendo esta crema de espárragos verdes: Laura puso mala cara, que eso no le gustaba, que ella no tenía ganas de cenar, que "patatín, que patatán...". Yo la escucho y no le hago ni caso, porque siempre es igual, y ya estoy acostumbrada.
Puse en la mesa los platos, y le puse a ella también, y la animé (aunque me costó trabajo) a que lo probara.
¡Pues nada, una vez más PRUEBA SUPERADA! Se lo comió todo.
Y a Manuel le pasó exactamente igual.
A Manolo, no le pasa eso. Él no me dice nada, sólo observa, y cuando prueba la primera cucharada, se le ilumina la cara: -¡Mariquilla, qué bueno está esto! ¡Está exquisito! ¡Qué lujazo!... y muchos más halagos.

 Ingredientes:
  • Trescientos cincuenta (350) gramos de espárragos verdes,
  • Dos puerros,
  • Una cebolla pequeña, o media si es más grande,
  • Una cucharada de mantequilla,
  • Un litro de agua (si tienes caldo de ave, puedes utilizar medio litro),
  • Una patata,
  • una cucharadita de perejil,
  • sal y pimienta blanca,
  • Dos quesitos cremosos (opcional).
Preparación:
  • Pica la cebolla y los puerros,
  • Limpia los espárragos y corta las puntas, cuece en un vaso de agua hiviendo con sal. Reserva,
  • En una cacerola aparte, echa la mantequilla y rehoga la cebolla, los puerros y los tallos de los espárragos, a fuego suave, hasta que estén blandos,
  • Añade el líquido de haber cocido las puntas de los espárragos, y dos vasos más de agua,
  • Incorpora la patata troceada, y cuando esté todo cocido, pasa por el pasapurés o bate con la batidora. Aquí puedes echarle los dos quesitos. La hará más suave. Salpimenta.
  • Sirve con las puntas de los espárragos, el perejil picado, y acompaña con cuscurrones de pan frito.

El espárrago es originario del Mediterráneo, de las cuencas de los ríos Tigris y Eufrates e en España por los Romanos, durante el periodo de ocupación.
Es una hortaliza muy antigua, casi tanto como las primitivas civilizaciones, porque según parece los primeros documentos que se conservan y hablan de esta verdura, datan del año 3.000 a.C. Existen representaciones en forma de pinturas en varios monumentos egipcios, dado que, en este país, era considerado como una ofrenda para los dioses, y se cultivó durante mucho tiempo, con propósitos medicinales.
También tuvo su época oscura, ya que durante el Renacimiento, el espárrago fue promocionado como un afrodisíaco y prohibido en las mesas de la mayoría de conventos
Es el único vegetal común que crece en las orillas de carreteras y orillas de las vías (rieles) de trenes en muchos lugares del país.
Aunque ha disminuido mucho, aún se buscan estos espárragos para hacer unas extraordinarias tortillas y revueltos. El espárrago pertenece a la familia de las Liliáceas y crece de un arbusto llamado esparraguera.

El espárrago está recomendado en dietas de adelgazamiento, por su bajo aporte calórico, y además es depurativo y diurético. Además de todo esto, contiene un extracto que sirve como sedante para el corazón.
Aporta muchas proteínas y mucha fibra. Es bueno para el sistema nervioso y para fortalecer la mente.
El espárrago verde es más rico en minerales y vitaminas que el espárrago blanco.

Truco: El agua con que se han cocido los espárragos toma un sabor delicioso y es excelente por los nutrientes que contiene, por lo cual se puede usar para sopa o para cocer verduras. Se puede congelar.

7 de mar. de 2010

BOMBONES (Un ejército muy dulce)

Ayer compré dos moldes para bombones, y no pude esperar más para hacerlos.
No he buscado ninguna receta, los he hecho sólo con chocolate, y alguna sorpresilla.
En otra ocasión los haré más elaborados.
Ingredientes:
  • Cien (100) gramos de chocolate postres,
  • Cien (100) gramos de mantequilla,
  • Algunos frutos secos,
  • Para los blancos, misma cantidad de chocolate blanco, misma cantidad de mantequilla. Misma preparación.
Preparación:
  • En un cazo pon la mantequilla, y ponlo al baño maría, sobre una olla más grande, sin que llegue a hervir,
  • Trocea el chocolate, y échalo a la mantequilla, y remueve hasta que se mezcle muy bien,
  • Echa en moldes.
  • En algunos de ellos, echa un poco de almendras o avellanas trituradas,
  • Deja en el frigorífico unas horas, hasta que se endurezcan.

5 de mar. de 2010

PRIMER ENCUENTRO BLOGGERS GASTRONÓMICOS MALAGUEÑOS

Cuando una se mete en un lío como éste, de crear un blog, de darle forma, de hacer la comida de todo los días y esperar todos en la mesa, mientras le hacemos fotos al plato, de ir complementándolo con ésta y otra opción, etc., ya no puedes parar. Comienzas a ver otros blogs, a conocer gente que comparte tus mismas aficciones, a intercambiar ideas y truquillos.
Y en ese querer conocer más, avanzar más, mi gran amiga Laura me invita a participar en un curso de cocina con Pepe Kitchen, de cocina malagueña... y gracias a su iniciativa, y al entusiasmo de varias personas más, hemos querido dar un paso hacia delante: conocernos y organizar un encuentro.
Encuentro para disfrutar de la gastronomía, no en solitario, sino de una forma diferente: intercambiando experiencias, ideas  y compartiendo la misma pasíón, y enriquecernos.
Este primer encuentro, tímido aún, de puntillas, porque faltaba gente, sirvió para conocernos y comenzar a marcar líneas y ver qué queríamos hacer.

Conocido ya de sobra mis despistes, aparecí en un café donde no habíamos quedado, pero que el nombre se le parecía. Y allí esperé desesperada a que apareciera alguien. Tras mi llamada a Laurita comprendí, que me había equivocado. ¡Menos mal que estaba cerca! Y allí, en un rancio café, donde me venían recuerdos de pasadas cabalgatas de Reyer, olores a chocolate y churros,  y a niños corriendo de un lado a otro, nerviosos por la inminente llegada de los Reyes Magos, allí  nos conocimos.
Como el ruido superaba los decibelios para poder escucharnos, tuvimos que buscar un sitio más tranquilo, y nos trasladamos a otro, con la catedral de Málaga al fondo.
¡qué mejor lugar! Y allí estuvimos, intercambiando ideas, sugeriendo otras... Se repartieron tareas, y ahora nos pondremos a trabajar.
Una experiencia nueva, un rato muy agradable, muy buena compañía y un marco perfecto. Y además, la lluvia nos dió un respiro.
Así es que desde este rinconcito, invito a los malagueños y malagueñas que tengan blog, que les guste la cocina, y que quieran unirse a este  grupo, y comenzar con ilusión un nuevo proyecto, a que nos manden un correo O bien al correo de mi blog, marigelu@gmail.com, o al de Pepe, info@pepekitchen.com.
Os esperamos.

1 de mar. de 2010

MELINDROS o MELINDRES (PASO A PASO)

Encontré esta receta en una revista de Thermomix, y he estado investigando sobre ella.
He variado un poco los ingredientes, he añadido otros, y los he adaptado más a mis gustos.
El resultado ha sido estupendo. Un descubrimiento ideal para acompañar un buen chocolate calentito en estos días de frío invierno, donde mayores y pequeños se lo pasarán en grande.
Y investigando, investigando, he llegado a conocer algo más sobre ellos.
Aquí pongo lo que he descubierto:
Según el diccionario "The Free Dictionary", es un dulce hecho con masa de bizcocho, de forma alargada y blando al tacto. Suele tomarse en desayunos y meriendas, y como acompañamiento de una bebida caliente.
Según la Wikipedia  en español, los melindros o  Savoiardi, denominados también Lady Fingers (Dedos de Dama) en inglés o bizcocho de soletilla, en castellano, son una especie de galletas dulces, secas, ligeras, muy esponjosas, alargadas y con los extremos redondeados, con forma de dedo. En Argentina se las llama Vainillas. Hoy en día son conocidos por su uso más común en la elaboración del tiramisú, donde son remojados en un fuerte espresso y mezclados con una crema dulce de mascarpone, formando así uno de los postres más típicos de la cocina italiana.
Historia: Fueron inventadas a finales del siglo XV en la corte del Duque de Saboya, y fueron creadas para la ocasión de la visita del rey de Francia. Posteriormente tomaron el nombre de Savoiardi y fueron reconocidas como una de las galletas típicas y “oficiales” de la corte. Fueron apreciadas particularmente por los miembros jóvenes de la corte y ofrecidos a los visitantes como símbolo de la cocina.

Ideales para tomar con café con leche, con chocolate (aún más extendido) y con zumo de naranja. ES conveniente comerlos el mismo día, porque después pierden su esponjosidad.
En Cataluña son muy típicos.
Curiosidad: en el Diccionario de la Real Academia Española, aparece el término melindre desde 1734: como especia de pasta hecha de azúcar, harina y huevos, formando bocaditos en forma de rosquillas, corazones y otras cosas.
Así aparece hasta 1884.
A partir de 1899, la definición, y la actual, es: Dulce de pasta de mazapán con baño espeso de azúcar blanca, generalmente ne forma de rosquilla muy pequeña.

MI RECETA:
Ingredientes:
  • Dos huevos, 70 gramos de azúcar, 60 gramos de harina, una cucharadita de levadura, media cucharadita de vainilla líquida, o una cucharadita de azúcar avainillado, y azúcar molida (glas).
Preparación, PASO A PASO.
  • Separa las yemas de las claras, y monta éstas últimas, a punto de nieve, con 20 gramos de azúcar y una pizca de sal. Reserva.
  • Bate las dos yemas de los huevos, con 50 gramos de azúcar y la vainilla, líquida o azucarada, hasta que se vuelva blanquecina y duplique su volumen.
  • Tanto las yemas como las claras, las monté con una varilla manual, porque la Thermomix la tengo estropeada. De esta forma, recordé viejos tiempos, aunque con unos años y unos achaques más. Me dolía un poco el brazo, pero conseguí hacerlo, y me resultó muy satisfactorio.


  • Mezcla las dos preparaciones, y añade con un colador la harina y la levadura, con cuidado para que no se baje las claras, y quede una masa homogénea.
  •  Prepara la bandeja del horno, con papel sulfurizado, para horno, y en una manga pastelera, con una boca de agujero redondo, extiende tiras de unos 6 centímetros de largo, y un centímetro de ancho. Deja un espacio entre ellas, ya que al hornearse crecen.
  • Echa por encima el azúcar glas, o azúcar molida.

  • Precalienta el horno a 180º, durante 10 minutos. Introduce la bandeja, y deja hornear unos 8 minutos, aproximadamente. También dependerá un poco del horno. Es cuestión de ir probando. Con la primera tanda, ya tendrás una idea de cuánto tiempo tienen que estar. Deben quedar doraditos.

  • Una vez hornadas, puedes añadir un poco más de azúcar. Eso ya va al gusto personal.