30 de jun. de 2010

ACOGIMIENTO FAMILIAR TEMPORAL

Hago un alto en el camino de poner las recetas de lo que hago en mi casa para comer.
Llevamos una semana con un nuevo miembro en la familia.
Tras mucho pensarlo, tras mucho hablarlo, después de una reunión familiar, hemos acordado tener un acogimiento familiar que ha cambiado nuestras vidas.
Una semana desde que entró en mi casa. Una semana de reuniones alrededor de ella. Una semana de visitas de familia para conocerla. Una semana de lecturas para saber más, de irnos habituando a ella, para conocerla más, para hacernos con ella, y para que note nuestro cariño.
Laurita, de Cocinax2 se ha ido unos días de viaje, y me ha dejado su panificadora.
Me la trajo cuidadosamente envuelta, con su ajuar (libros de instrucciones y de recetas), con sus complementos.
Todos estábamos expectantes ante la nueva visita,  hasta Lía (mi gata blanca) la ha rondado olisqueándola, pensando que sería un rival. Ahora está más tranquila, ya que ve que no pide comida, ni hace ruido, y que no solicita  mis mimos y mis carantoñas (aunque a escondidas de ella le susurre cariñosamente).
En esta semana (ocupadísima por otra parte), he hecho pan varios días: pan francés, pan blanco, baguettes, pan campesino, y pan sin gluten.
No voy a poner las recetas, sólo las fotos de lo que hemos comido estos días.
Ha sido un descubrimiento, ya que con un pan de 900 gramos, hemos tenido para los cuatro de familia, para todo el día. Aunque había días que venía familiares y también han probado el pan. Un éxito, mucho más sano que el que se compra y mucho más barato.
baguettes
Pan blanco con pepitas de girasol
Pan campesino
Pan francés
Pan sin gluten
  
Todas las recetas las podéis ver en el blog de Laurita, en su sección de pan, donde lo explica con todo detalle, o en el libro de recetas. En el blog de Laura también veréis recetas que ella ha inventado.
Sólo me queda decirle a Laurita que no se preocupe, que su niña está bien cuidada. Que es muy querida en esta familia. Que Lía no siente celos, y eso nos da tranquilidad a todos los miembros de la familia. Que se le dan todos los cuidados que necesita, y que es bien utilizada.
Que esté tranquila, que la cuidaré hasta que llegue y vuelva a su hogar. Sé que ambas se echan de menos.
Mientras tanto, no estará sola.

27 de jun. de 2010

LECHE CONDENSADA CASERA (a la vainilla) Y BIZCOCHO


Hace unos vino nuestra prima Reme a comer, después de estar dos meses en Suiza buscando oportunidades de trabajo. De momento ha vuelto para intentarlo aquí, y nosotros estamos encantados de verla. A ver si tiene suerte, se la merece.
Me ha traido unos regalitos muy especiales. Entre ellos un botecito de Pâte de vanille: PASTA DE VAINILLA  el origen es: Queensland, Australia. Esta pasta se hace utilizando el 100% de vainas de vainilla natural, es básicamente granos de vainilla en un tarro, y el extracto concentrado. Famoso por su calidad. Aroma delicado. Elaborado con recetas antiguas de siglos.
Con esta pasta de vainilla se me ocurrió hacer leche condensada, ya que tenía un paquete de leche en polvo que tenía que gastar pronto, y a Manolo le gusta mucho en el café por las mañanas.´
También aproveché la mitad para hacer un bizcocho de leche condensada, que ya dejé la receta hace poco. Puedes encontrarla pinchando en el bizcocho o buscando en las etiquetas de "bizcochos y magdalenas".

Ingredientes:
  • Doscientos gramos (200 g.) de leche en polvo desnatada,
  • Trescientos gramos (300 g.) de azúcar,
  • Ciento cincuenta gramos (150 g.) de agua (la pesamos),
  • Media cucharadita de pasta de vainilla.
Preparación:
EN THERMOMIX:
  • Echa los tres primeros ingredientes y programa diez minutos, a 90º y velocidad 3,
  • Echa la cucharadita de vainilla y programa cinco minutos velocidad 3,
  • Vuelca sobre un cuenco ancho para que se enfríe, y luego guarda en un bote en sitio fresco.
 SIN THERMOMIX:
  • En un cazo echa todos los ingredientes menos la vainilla, y remueve a fuego lento hasta que adquiera la consistencia adecuada,
  • Remueve continuamente para que no se pegue,
  • Antes de finalizar echa la vainilla y remueve bien.
La leche condensada, además de utilizarla en el café, o untada en un trozo de pan (me recuerda a mis desayunos cuando era pequeña), la he utilizado para hacer un bizcocho. ¡qué rico está y con el saborcito a vainilla mucho más!

GRACIAS REME, POR ESTA DELICATESSE

23 de jun. de 2010

MERMELADA DE BREVAS CON QUESO..., SABEN A BESO...?????

¿O no? ¿No era así el refrán?
Bueno, da igual. Si no es así, pues lo adoptamos porque está bueno. ¡Para tirar cohetes, no, para qué engañarnos!
Por ejemplo con mermelada de frutos rojos, el queso está feliz. Con mermelada de fresa, está contento. Y con ésta. Pues no sé, habrá que preguntarle. Pero a mí me ha gustado.
El queso lo he preparado como lo hacía mi madre cuando vivía en su casa, muchas veces para cena, a la plancha, con una gotita de aceite de oliva.
Las brevas ya han madurado en mi campo. Mi tío que está allí, "El Guardián del Campo" me ha dicho que ya pueden cogerse. Y hace unos días nos trajo ya un buen puñado.
Las preparó muy bien en dos cajas de esas de frutas, con hojas de las higueras, muy bien colocadas y separadas entre sí, pero por el camino tuvo un frenazo y unas cuantas se espachurraron. Así es que como llegaron muy maduras aproveché para hacer mermelada. ¡Oh, madre, qué buena está, y qué color más rosita!
Antes de comenzar a decir cómo la hice, y qué hice con ella para cenar, os contaré algo sobre las brevas:
La breva es el primer fruto que  tiene la higuera bífera, llamada popularmente higuera breval o brevera, ya que da dos cosechas. La primera alrededor del mes de junio, que son las brevas. Luego más adelante, en el mes de septiembre, aparece la segunda cosecha, que es el higo. Estos árboles no necesitan muchos cuidados, sin embargo nos ofrecen  sus frutos y sólo tenemos que cogerlos y comerlos.
La breva tiene forma de pera algo abombada, de unos siete u ocho centímeros de larga.  Por fuera es verde y conforme va madurando se vuelve color morado oscuro, pero su carne es de color rosa intenso llegando al rojo violeta.
Cuando las brevas están maduras, caen con facilidad de los árboles, por eso hay un dicho muy popular sobre ellas: "caen como una breva".
Su piel es delicada, no es muy consistente y dura muy poco, por eso hay que gastarlas pronto, y lo mejor, si se tiene una gran cosecha, es hacer mermeladas o frutos en conserva para poder disfrutar de ellas por mucho más tiempo.

El queso que he utilizado para cenar es queso fresco de cabra, que compré el otro día cuando fuimos al Amasadero, y antes nos llegamos a la quesería que hay en Alhaurín el Grande, "El Pastor del Valle". 


Ingredientes para la mermelada:
  • Un kilo de brevas, en este caso de tres clases distintas, de las más maduras,
  • Medio Kilo de azúcar,
  • Un limón y el zumo de medio limón,

MERMELADA DE BREVAS CON CANELA
  • Todos los ingredientes igual, más una ramita de canela.

Preparación:
  • Pela las brevas. Algunas estaban tan maduras que casi no se despegaba la piel,  se deshacía en los dedos,
  • Corta en cuatro trozos,
  • Echa en un cuenco hondo las brevas y el azúcar y deja macerar unas 6 horas,
  • Pasadas unas dos horas, ya se ve el almíbar que va soltando. Es muy agradable para la vista,
  • Echa en una olla con el limón pelado y sin pepitas y el zumo del medio limón, y remueve hasta que adquiera la consistencia de mermelada, una media hora. Puedes batir un poco o dejarlo con trozos.
  • Haz la mermelada con canela, poniendo en la olla una ramita de canela, y sácala antes de meterla en los botes.
  • Llena botes ya esterilizados, ponla bocabajo y deja así toda la noche,
  • Etiqueta y pon la fecha de envasado.
MERMELADA DE BREVAS CON QUESO
  • Corta dos rebanadas de queso fresco de cabra, de menos de un dedo de grosor,
  • En una sartén echa dos o tres gotas de aceite de oliva, y pasa el queso hasta que adquiera un color dorado,
  • Sirve con la mermelada,
  • Una cena ideal, sana y muy rica. Sabores de toda la vida. Recuerdos de mi niñez. El pasado y el presente unidos por un sabor, por una textura, por un color.

Las brevas: Poseen gran cantidad de agua y son ricos en hidratos de carbono (sacarosa, glucosa, fructosa), por lo que su valor calórico es elevado. Destaca su riqueza en fibra; que mejora el tránsito intestinal, ácidos orgánicos y minerales como el potasio, el magnesio y el calcio, este último de peor aprovechamiento que el que procede de los lácteos u otros alimentos que son buena fuente de dicho mineral. En cuanto a otros nutrientes, contienen una cantidad moderada de provitamina A, de acción antioxidante. Este nutriente se transforma en vitamina A en nuestro organismo conforme éste lo necesita. Dicha vitamina es esencial para la visión, el buen estado de la piel, el cabello, las mucosas, los huesos y para el buen funcionamiento del sistema inmunológico, además de tener propiedades antioxidantes. El potasio es necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso, para la actividad muscular normal e interviene en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula. El magnesio se relaciona con el funcionamiento de intestino, nervios y músculos, forma parte de huesos y dientes, mejora la inmunidad y posee un suave efecto laxante.

21 de jun. de 2010

ALMEJAS DE CARRIL SALTEADAS

Estas almejas las ví el sábado cuando fui a la pescadería a comprar algo de pescado. Era tarde ya. Siempre va Manolo, pero hoy estaba muy liado y yo me dí una vuelta por el Mercado de la Cruz de Humilladero. Allí está Manolo también, nuestro pescadero favorito. Él siempre nos tiene un pescado muy fresco, y nos aconseja cuál está bien y cuál no. Y como era muy tarde, me las puso más baratas. Siempre que voy yo me lía: "que si mira estos boquerones qué fresquitos los tengo. Por ser para tí te los pongo a...; ¿no quieres estos calamares que están vivos?"; ¿Y las gambitas, de aquí de Málaga, recién cogidas...?". Me lía, me lía...
Las almejas se me metieron por los ojos nada más verlas. Alguna receta tenía que hacer con ellas, aunque tendría que saber su nombre para buscarlo por internet. Pero no hizo falta, ya que Manolo me aconsejó una recetilla, me dijo que así salían muy buenas.
Todo el camino fui hasta casa recordando los ingredientes, y no esperé mucho. Después de tenerlas un buen rato en agua con sal, las hice tal como me lo dijo mi pescadero. Otro día buscaré otra forma de hacerlas.

Antes voy a hablar un poco de ellas, lo que he encontrado por internet.

LA ALMEJA DE CARRIL o ALMEJAS DEL NORTE: Su concha está esculpida por surcos radiales y concéntricos que se entrecruzan formando un espacio cuadriculado.El color suele ser blanco, amarillo o marrón claro y sus sifones están separados uno del otro. Vive en la zona intermareal, siendo propia de fondos de arena limpia, donde se entierra hasta una profundidad de 15-30 cm. Se aísla del exterior gracias al cierre hermético de las valvas, manteniendo en el interior la cantidad de agua necesaria para sobrevivir. Las almejas, en cualquiera de sus especias destacan en la producción marisquera de las costas gallegas. Gozan de una enorme tradición gastronómica y no menos importancia económica y social. (Información sacada de http://www.clubdelamar.org/carril.htm).
Ingredientes:
  • Medio kilo de almejas de carril,
  • dos dientes de ajo,
  • Una cebolla pequeña,
  • Un pimiento verde pequeño,
  • Un tomate bien colorado,
  • Una guindilla,
  • Medio vaso de vino blanco,
  • medio vaso de agua,
  • una cucharada de harina,
  • una guindilla, (si te gusta más picante, puedes echarle otra),
  • un poco de azafrán molido,
  • tres cucharadas de aceite de oliva.
Preparación:
  • En una sartén honda echa los ajos, la cebolla, el pimiento y el tomate, todo muy picadito, junto con el aceite de oliva,
  • Echa las almejas escurridas (después de haberlas tenido en agua con sal gorda dos o tres horas, para que suelten la arena, y lavándolas muy bien bajo el grifo con agua), y remueve para que se vayan abriendo,
  • Echa el vino blanco y el agua con la harina disuelta,
  • Remueve y añade las guindillas y el azafrán y un poquito de sal,
  • Deja rehogar unos minutos, hasta que estén todas abiertas y la salsa espesita, pero no demasiado,
  • Sirve calientes.

18 de jun. de 2010

LICOR DE NÍSPEROS CASERO

10.... 9.... 8....7....6....5....4....3......2..... 1.........

...y YA NO PUDE ESPERAR MÁS.
Me faltaba un día para el tiempo mínimo de maceración, pero estaba ansiosa a ver cómo salía mi primer licor de nísperos. 
El primer domingo de mayo, en plena primavera, Sayalonga (Málaga) celebra la fiesta en honor de su producto más importante: el níspero. Los visitantes degustan no sólo el delicioso y dulce fruto, sino una gran variedad de preparaciones basadas en el mismo, como mermelada de nísperos, licor de nísperos, nísperos en almíbar, etc. 
Tenía muchas ganas de preparar este licor, y he encontrado por internet una receta que pongo a continuación. LICOR DE NÍSPEROS 
Tenía también esta botella que era de mi madre, de un licor que tomábamos muy rico, no recuerdo muy bien de qué. La tenía guardada para las grandes ocasiones, una botella que para mí es un tesoro. Y ésta es una gran ocasión.
En el calendario fui apuntando el primer día que puse los nísperos, y cada día que pasaba iba tachando. Como se ve no llegué al día 18, lo saqué el 17 de junio.
Ingredientes:
  • Un litro de aguardiente,
  • Un kilo de nísperos,
  • Medio kilo de azúcar.
Preparación:
  • En un tarro grande con boca ancha, echa el aguardiente y disuelve bien el azúcar,
  • Corta por la mitad, la mitad de los nísperos y quita los huesos. Añádelos al aguardiente,
  • Reserva unos huesos también para echarlos, esto le dará un poco de amargor, como el licor de almendra amarga (algo parecido),
  • La otra mitad de los nísperos los echas enteros, sin el rabito,
  • Cierra muy bien y deja macerar, en un sitio oscuro, al menos durante un mes,
  • Remueve todos los días. Yo los visitaba todas las mañanas, veía cómo iba cogiendo color el aguardiente, y le daba la vuelta a los tarros,
  • Fíltralo con un colador de tela,
  • Sirve bien frío,
  • Los trozos de nísperos se pueden comer, tanto los partidos como los enteros, y si le echas algunos al licor, pues mejor. 
Con la llegada de la primavera, desde abril hasta junio, los nísperos comienzan a dar sus frutos del mismo nombre.Originario del Sudeste de China llegó a Europa en el siglo XVIII como árbol ornamental.Presente en muchas zonas de la costa mediterránea, su cultivo está muy extendido por todo el levante y sudeste de España, y Sayalonga (Málaga) es la principal productora de este cultivo, junto con las localidades granadinas de Jete y Otívar. Es un fruto de piel fina y dura, ovalado, de color amarillo anaranjado, más oscuro y dulce cuando madura, aunque un poco ácido a la vez.El níspero es aconsejable para la diabetes, para las afecciones hepáticas, intestinales, renales, por su alto porcentaje en agua. Recomendable para el sobrepeso, ya que tiene gran contenido en agua y fibra. Rico en azúcar pero bajo en calorías. Como otras muchas frutas tiene poder antioxidante. Los nísperos se pueden comer en helados, postres, batidos, mermeladas, licores. Combina bien con el plátano y la leche condensada.

17 de jun. de 2010

CONOS RELLENOS DE CHOCOLATE BLANCO

Estoy muy preocupada.
Cualquier día me pierdo y me tienen que buscar por toda Málaga. ¡Menos mal que me encontrarían fácilmente, con estos pelos tan rizados, la cabeza de leona, y la cara de, ¿quién soy, dónde estoy? Y si piensan un poquito, que me busquen en una tienda de cacharros de cocina, por ejemplo, en Maqueda o algo así... jajajaja.
Le comenté a Loli, una de las socias del blog Mi alacena, que haría los conos rellenos de chocolate blanco que había colgado. En cuanto los ví me lo propuse. ¡Me pirra el chocolate blanco, y tenía en la casa hojaldre! Así es que pensé hacerlos inmediatamente. Y cuando me da el arrebato, me da, y ¡ya está!
Tenía que comprar los conos para hacer la forma. Los había visto varias veces, pero no me había decidido. Ahora era la excusa perfecta. Como esto lo venden en el centro, en una tienda que se llama Maqueda, frente al Mercado Central, aproveché mi salida para comprar todo lo que le faltaba a Laura para el musical del día siguiente: papel pinocho, pintura para la piel, cartulina, etc.. El centro está a 15 ó 20 minutos de mi casa andando. Así es que salí a las 18'30 horas de casa. Fuí de una tienda a otra, buscando ingredientes, material, etc. Encontré una tienda donde vendían chocolate en trozos grandes, que no encontraba por ningún  lado. Entré en varias tiendas buscando;  de una a otra, de una calle a otra. Llegué por fin a la tienda donde compraría los conos, toda alivida, cansada, y muy lista yo, muy pancha, compré  un molde para cortar los donuts y miré algunas cosas más. Pero, ¿para qué quería yo un molde así? ¿? Seguí mi ruta por las calles antiguas de Málaga, y debo reconocer, que, a esas horas de la tarde, disfruté de mi visita. Me dolían los pies, porque llevaba desde por la mañana sin descansar.
Cuando ya volvía para casa, después que las tiendas ya habían cerrado, me doy cuenta que no había comprado los conos. ¡Qué coraje! ¡No puede ser!, -pensé-.
Si he venido al centro justo para comprarlos. He estado allí y he comprado un molde para donuts (que no sé si usaré y que no necesitaba, no sé a cuento de qué. ¡Vamos, que se me fue la olla por completo! ). He recorrido todo el centro, he comprado el chocolate blanco, y ahora me voy sin ellos. La casualidad hizo que estuviera -sorprendentemente-, al lado de la tienda, y, sorprendentemente también, por la hora que era, estaba abierta. Entré como  una bala a por los conos, suspirando profundamente un ¡¡¡¡UFFF, MENOS MAL!!!!, no creyéndome aún que me hubiera pasado eso. El dependiente me miraba un poco extrañado, como diciendo que a la loca ésta qué le pasaba.
Me fui tan contenta a mi casa, con los conos en el bolso, y la satisfacción del deber cumplido. Ahora tendría que hacerlos. En el autobús de vuelta, ya cerca de las 10 de la noche, iba imagiándome cómo los haría.
Nos fuimos a tomar algo fuera porque no tenía ganas de cocinar, estaba muy cansada.
El sábado era un día muy movido. Por la tarde actuaba Laura con sus compañeros de canto. Hacía un musical, así es que se fue a las 12 para preparar el escenario, ensayar, etc.
Manuel se fue muy, muy temprano a jugar un partido de fútbol. Manolo tenía que hacer varios recados. Yo tenía que hacer una gran tortilla porque se quedaban algunos padres a comer allí donde se iba a representar ya que venían de fuera. También hice el mousse de chocolate (por fin recogí la thermomix).
Pues dentro de todo este barullo, cuando más estresada estoy, me da por hacer alguna receta fuera de lo normal. Así es que preparé el chocolate blanco, el hojaldre, la nata y... voy a por los conos.
¿Os podéis creer que estuve más de hora y media buscando los conos? Pues sí, aunque sea increíble, eso fue lo que pasó. Miré hasta en sitios inverosímiles, por si acaso. Yo ya no me fío ni de mi sombra.
Busqué en estanterías, en el frigorífico, en bolsos, en bolsas de basura (por si las moscas, como decimos por aquí), miré en cajones de la cocina, en muebles... ¡Yo qué sé! Me volví loca. ¡No me lo podía creer!
Al final, después de estrujarme los sesos, y mirar por enésima vez, los encontré en mi bolso. ¡Vaya, vaya la lata que me van a dar los conitos éstos! Pero no me amilané. Limpié mi encimera, más limpia aún de lo que estaba y me puse a prepararlos.
Manolo llegó con la frruta y la verdura. Luego Manuel con la compra de la semana. Y luego mi suegra a verme, y el teléfono sin parar de sonar. Y entre tomates, lechugas, naranjas, tortilla de patatas, mousse de chocolate, entre medias hice los conos rellenos de chocolate blanco.
Os dejo la receta tal cual me la dió Loli, porque mi cabeza no estaba para hacer versiones, ni cambiar ingredientes, ni eliminar, ni añadir. Así es que hice el paso por paso, y es así, según Loli, como se hacen estos conos de chocolate blanco.

Ingredientes:
  • Una lámina de hojaldre (no tenía de Lidl, lo siento Loli, era otra marca),
  • Un huevo,
  • 6 conos de aluminio (los conos, dichosos los conos...),
  • 150 ml. de nata para montar,
  • 150 gramos de chocolate blanco,
Preparación:
  • Estira la lámina y déjala muy finita,
  • Loli me dijo que no se me olvidara untar los conos con mantequilla, será para que no se pegue el hojaldre. Lo hice Loli, me acordé.
  • Corta el hojaldre en 6 tiras finas, y enrolla sellando bien la parte de abajo,
  • Se pinta con el huevo batido y se mete en el horno precalentado 180º durante 15 minutos, (aquí he subido un poco el tiempo, porque al principio estaban muy blanquitos). Demasiado, porque estaban crudos,
  • Cuando estén fríos se sacan del molde. Ten cuidado de no cerrarlos hasta arriba con el hojaldre, porque si la masa sobresale del cono, cuando se cuece se pega al filo del cono y no sale bien, y se rompe el hojaldre, (que a pesar de los consejos, ya me pasó con uno  dos),
  • Espera 10 minutos hasta sacarles el cono y preparar la ganaché (eso ponía Loli en su blog, qué instruida en idiomas. Yo le digo mousse de chocolate blanco, que me entero mejor);

  • Se calienta la nata y sin que rompa a hervir, se echa el chocolate blanco hasta que se derrita y se mezcle,
  • Y aquí es donde me digo: ¡Mª de los Ángeles, tenías que haber empezado por ahí! Porque esta mezcla se mete en el frigorífico, a ser posible hasta el día siguiente. Eso sí lo hice bien, y lo preparé el viernes por la noche, antes de acostarme. Este paso es conveniente llevarlo a cabo, porque así se monta luego en un plis-plas. Al día siguiente montamos el ganaché  con una manga pastelera y rellenamos los conos. ¡Y a comer! ¡qué buenos! A mí la primera tanda  me salió màs cruda, porque no le pillé el punto al hojaldre. Si lo he hecho 4 ó 5 veces en mis cuarenta y tantos años.
  • Prometo mejorar la receta.
Pues nada Loli, que muchas gracias, que ha sido un placer hacerlos, aunque estuvieron rodeados de polémica y alboroto. Pero quienes pasaron por mi casa y los probaron, se quedaron sorprendidos de que yo hubiera hecho eso. Manolo creía que los había comprado en La Canasta o cualquier otra pastelería.

Y después de esta odisea con el olvido y la compra de los conos, ¿ A que tengo motivos para asustarme?
Bueno, me voy a dormir que me pican los ojos, y mañana tengo que madrugar.

15 de jun. de 2010

ESPINACAS CON GARBANZOS A LA ANDALUZA

REFRANES SOBRE ESPINACAS:
"Espinacas, comida sana y, sobre todo barata""
"De cólico de espinacas, no se murió ningún Papa"
"Las espinacas, hasta que las cague el cuco"
"Las espinacas, cómelas a sacas"
"Espinacas, muchas metes, pocas sacas"

Hoy estábamos hablando de comidas, a una hora muy mala, porque el estómago estaba ya protestando. Y mi compañera Isabel Peña me comentó que su hermana había hecho varias veces esta comida que os presento.
Tengo que comentar que se parece un poco a las espinacas esparragadas que yo hago, o espárragos guisados. Pero cambia el sabor al echarle el comino.
De todas formas, y una vez consultado con la gran enciclopedia que es internet, he visto que en muchos sitios de Andalucía se hace más o menos así.
Ingredientes: (para cuatro personas)
  • Un paquete de espinacas crudas,
  • Tres dientes de ajo,
  • Dos rebanadas de pan duro (de dos o tres días),
  • Un puñado de almendras crudas,
  • Medio bote pequeño de garbanzos cocidos,
  • Aceite de oliva,
  • Una cucharadita pequeña de comino y sal.
Preparación:
  • Cuece un poco las espinacas y aparta,
  • En una sartén echa el aceite y haz el refrito con  los ajos, el pan y las almendras. Saca y  machaca muy bien en el mortero, con la cucharadita de comino,
  • En el aceite que queda, rehoga las espinacas y añade la salsa del mortero, junto con medio vaso de agua,
  • Rehoga cinco minutos más, para que las espinacas cojan el sabor de todos los ingredientes,
  • Lava muy bien con abundante agua los garbanzos de bote, y añádelos a las espinacas,
  • Y para finalizar, prueba de sal y añade un poco más de comino (al gusto). ¡Le da un saborcito, rico, rico!
  • La receta que me dió Isabel también llevaba acelgas, pero yo no tenía en este momento.
La mayor parte de los refranes sobre las espinacas, hacen referencia a lo saludables que son, ya que tienen muchas vitaminas y minerales muy beneficiosos para el cuerpo.
Poseen mucha agua, y pocas grasas, por lo que a mi Laurita le van a encantar.
Presentan propiedades laxantes, porque tienen mucha fibra, apropiadas también para la diabetes.
Importante fuente de provitamina A, que el organismo transforma en vitamina A, por lo que son muy recomendables para el cabello, la piel, los huesos, la visión, etc.
Son antioxidantes.
Recomendables para mujeres embarazadas, niños y niñas, personas con anemia, personas con obesidad, y además son diuréticas. Una lista más que suficiente para  tener a las espinacas como una verdura medicinal; incluso ya los romanos le atribuían virtudes medicinales.
Muy apreciadas por los musulmanes, se pueden tomar solas o como acompañamiento en combinación con otros ingredientes.
Las hojas tiernas se pueden comer crudas, ya que son muy finas.

13 de jun. de 2010

FLORES MANCHEGAS Y BUÑUELOS AL LIMÓN (2 por 1)


Ya sé que voy fuera de tiempo. Que no es el tiempo para hacer estas Flores, que se hacen normalmente en Semana Santa, típicas de cocina manchega. Pero, es que tenía muchas ganas de hacerlas.
Primero ví el molde para hacer estos dulces, y me llamó mucho la atención. Lo veía siempre que iba a la tienda que hay frente al Mercado Central, donde tienen muchos utensilios para el menaje de cocina.
Después, otro día, en una revista ví estos dulces, y me dije: ¡Esto es lo que se hace con esos moldes!. Total, que me quedé con la receta y hace poco compré el molde. Ya no tenía excusa.
Ha vuelto a pasar un tiempo, y limpiando el cajón ví de nuevo el molde y ya no me lo pensé. Las he hecho para desayunar. Es muy divertido.








Ingredientes:
  • 250 gramos de harina,
  • 3 huevos,
  • 250 ml. de leche,
  • una cucharadita de agua de azahar,
  • Azúcar y canela para rebozar,
  • aceite de oliva para freír.
Preparación:
  • En un bol echa los huevos y bate enérgicamente,
  • Incorpora poco a poco la leche y el agua de azahar, y después la harina,
  • Bate hasta que se convierta en una masa ni demasiado líquida ni demasiado espesa, y que no tenga grumos,
  • Deja reposar en la nevera, al menos una hora, de esta forma espesa un poco más,
  • Pon una sartén con bastante aceite a calentar, y cuando esté caliente mete el molde para las flores y deja un rato,
  • Introduce el molde en la masa sin que se llene entera, y después en el aceite,
  • Deja hasta que se desprenda la masa sola, si no es así, ayuda con un tenedor o la punta de un cuchillo,
  • Da la vuelta a las flores y dóralas por el otro lado,
  • Saca a un plato con papel de cocina para que absorba el aceite, y después pasa por el azúcar y la canela,
  • Saca y reserva.

Y con la masa que sobra, hago estos ricos buñuelos.
En la misma sartén, con el aceite caliente echo dos cáscaras de limón, y con una cucharita cojo pequeñas porciones de la masa y voy dorando, y luego rebozo en azúcar y canela.
Están muy ricos, y además son divertidos, porque jugamos a encontrar animalitos o cosas con los buñuelos. Como cuando éramos pequeñas y mi madre nos hacía voladitos de pollo.

12 de jun. de 2010

PATATAS CON HUEVO

Una receta fácil, una comida siempre bien venida, una salida cuando no se sabe qué hacer...

Ingredientes:
  • Un kilo de patatas,
  • cuatro huevos,
  • Un vasito de aceite de oliva,
  • Dos dientes de ajos,
  • Una cucharadita de harina,
  • Una cucharadita de pimentón,
  • Medio vaso de agua,
  • Un manojo de perejil,
  • sal al gusto.
Preparación:
  • Pela, lava y corta las patatas como si fueras a hacer tortilla. En una sartén pon el aceite y calienta. Ve haciendo las patatas a fuego medio,
  • Cuando ya estén doradas, sálalas y colócalas en un lado de la sartén, y sofríe los ajos picados hasta que se doren. Añade las cucharadas de harina y pimentón,
  • Rehoga con las patatas. Echa el agua y deja cocer unos 5 minutos,
  • En un plato hondo bate los huevos ligeramente, sala y añade a las patatas que están en la sartén,


  • Remueve dando vueltas para que los huevos queden revueltos pero que se vean los trozos,
  • Espolvorea finalmente con el perejil picado y sirve en una fuente honda.
¡Y listo!

11 de jun. de 2010

MERMELADA DE CIRUELAS ROJAS AL WHISKY

¡vuelvo a las andadas, lo sé! Pero esto es un vicio. Una vez que empiezas, no sabes cómo acabar.
Ayer hice esta rica mermelada. ¡Sí, digo rica, y con razón! Que tiene un sabor buenísimo, y como lleva poca azúcar, un fuertecillo muy agradable al paladar. Y al echarle el whisky le da un toque distinto. Pero, ¡cuidadín, cuidadín con no pasarse con las medidas, porque se puede subir a la cabeza!
 Ingredientes:
  • Medio kilo (500 gramos) de ciruelas rojas, sin hueso,
  • 350 gramos de azúcar,
  • Un limón,
  • una cucharadita, de las de postre, de whisky.

Preparación:
  • Quita el hueso a las ciruelas y corta en trocitos,
  • en una fuente honda echa las ciruelas y el azúcar. Deja macerar 6 horas,
  • Echa las ciruelas en una olla junto con el azúcar y el  limón (zumo o sólo la carne, sin piel, ni pepitas, ni nada de blanco),
  • Deja a fuego medio 20 minutos, removiendo de vez en cuando,
  • Añade la cucharadita de whisky y deja que se termine de hacer hasta 10 minutos más.
  • Reparte en tarros esterelizados, llena hasta el borde, tapa y da la vuelta. Deja boca abajo toda la noche.

La ciruela es una fruta deliciosa, que ayuda a mantener la salud cardiovascular, Es buena para mantener la salud visual.  Es rica en vitamina A y vitamina B. Las ciruelas de piel roja ayudan significativamente al funcionamiento correcto del cerebro y cuidan y protegen nuestro sistema inmunológico. No tienen muchas calorías, y son ideales para cualquier tipo de dieta.

9 de jun. de 2010

EMPAREDADOS DE JAMÓN Y QUESO

Esta receta la vi en una revista que se llama AHORRO COCINA, una revistilla de esas pequeñitas que nadie quiere, con pocas hojas, pero que a veces trae recetas interesantes.
Me quedé más o menos con los ingredentes (muy fáciles) y como anoche no sabía qué hacer de cena, me acordé de ellos. Los preparé y gustaron mucho. Siempre dan resultado estas combinaciones.

  Ingredientes:
  • Cuatro lonchas de queso tierno,
  • Cuatro lonchas de jamón cocido,
  • Ocho rebanadas de pan de molde,
  • Dos huevos,
  • Medio vaso de leche,
  • Aceite de oliva para freír,
  • un poco de sal.
Preparación:
  • Recorta la corteza de las rebanadas de pan de molde,
  • Coloca una loncha de queso en una de ellas, una loncha de jamón cocido y tapa con la otra rebanada de pan de molde,
  • Corta en cuatro cuadraditos,
  • Pon la leche en un plato hondo y pasa los emparedados, ligeramente, por la leche,
  • Reserva en un plato aparte,
  • Bate los dos huevos con un poco de sal y baña en ellos los emparedados reservados,
  • Fríe en el aceite caliente hasta que se dore por ambos lados,
  • Saca y ponlos en un plato con papel de cocina, para que absorba el aceite que le sobre,
  • Sirve calientes.
Ventajas: Barato, fácil y rápido. También puedes ponerle pollo, o tomate, o carne picada, etc... Aquí ya la imaginación y los gustos de cada uno hacen lo demás.
 
 A mi hija Laura le gustaron mucho, y dijo que le recordaban un poco a las torrijas.

7 de jun. de 2010

RICITOS DE ORO. ¡¡REGALITO!!!!

¡qué sorpresa me he llevado hoy cuando he mirado el correo y me he encontrado con este REGALITO!
Gema Laura, Ilustradora, diseñadora y a la que le apasiona la cocina, me ha enviado este diseño, especialmente para mí.
Cuando conocí su blog me quedé pegadita a la pantalla. ¡No lo puedo remediar! No sé dibujar, soy una negada para el dibujo, diseño, etc..., pero admiro a las personas que saben hacer estos dibujos tan tiernos y expresivos a la vez.
Uno de sus dibujos me llamó la atención, porque me ví reflejada en él de pequeña, y ella, muy amablemente, me lo ha enviado, tal como le comenté: rubia, con trenzas y comiendo galletas, con cara de pilla...
Muchísimas gracias, ha sido una gran sorpresa que no me esperaba y agradezco mucho.
Si queréis conocer su obra, pinchad en este enlace, y veréis qué dibujos más bonitos tiene.
Y os presento a RICITOS DE ORO, esta vez con trenzas.


6 de jun. de 2010

MERMELADA DE CEREZAS Y EL FINAL DE UNA CENA

Todas las noches durante todos los días del año, antes de acostarme, me tomo un yogur griego.
En la primavera y verano lo acompaño con las frutas rojas: fresas y cerezas, y una cucharadita de mermelada también roja (si la tengo hecha de casa).
Además del sabor tan rico que le aporta, me encanta ver cómo va cambiando del blanco al rojo, en diferentes tonalidades: rosa, rosa veteado, rosa más oscuro, rojo...
Utilizando además del sentido del gusto, el sentido de la vista...
Pues hoy ha traido  Manolo cerezas, y estaban maduras y muy ricas. Así es que no he podido aguantarme, y he hecho esta rica mermelada.

Ingredientes:

  • Medio kilo (500 gramos) de cerezas,

  • Doscientos (200 gramos) de azúcar,

  • Un limón.
Preparación:
  • Lava y quita los huesos a las cerezas,
  • Échalas en un cuenco y pon sobre ellas el azúcar,
  • Deja macerar durante 6 horas,
  • En una cacerola echa las cerezas, con el azúcar y el limón pelado y partido a trocitos,
  • Remueve lentamente durante una media hora (30 minutos),
  • Pasa un poco por la batidora, hasta alcanzar la textura que desees,
  • Echa en un bote esterilizado (cuece en agua hirviendo durante 15 minutos, y luego lo pones a escurrir, sin tocar el tarro por dentro),
  • Llena hasta arriba, tapa y dale la vuelta, ponlo boca abajo. Deja así hasta que se enfríe.
  • Conserva en lugar fresco, de 3 a 6 meses.
  • También puedes crear el vacío y esterilizar, cerrando el bote, poniéndolo en una olla con un trapo en el fondo, introduciendo los tarros bien cerrados, y cubriendo de agua hasta el borde sin llegar a las tapaderas, y dejando hervir media hora (30 minutos). De esta forma, la mermelada dura más tiempo. Yo diría que hasta un año. Pero a mí no me duran tanto.
Y aprovechando esta mermelada, o mejor dicho, con la excusa de tomarme el yogur con ella, he hecho la mermelada. Y aquí está el resultado. Además de la cucharada de mermelada, le pongo trocitos de fruta fresca. ¡Es todo un placer, que además me ayuda a dormir mejor!

Las cerezas:
Pueden comerlas todas las personas a partir de los tres años. En forma de mermelada es mucho mejor, porque son buenas para el aparato digestivo. Las crudas y verdes sólo las personas que no tienen problemas digestivos.
Tienen importantes propiedades desintoxidantes beneficiosas para el organismo (importantes dosis de vitamina C) y aportan muchas vitaminas y minerales. Facilitan la eliminación de sustancias tóxicas.
Son depurativas y ligeramente laxantes (por las fibras de celulosa) y diuréticas.

POEMA SOBRE LA CEREZA
de Jesús Costoya Martínez

Yo tenía una cereza colorada y madura,
pero si me comía esta hermosura
me quedaba sin ninguna,
pues sólo tenía ésa una.

No sabía qué hacer, y mientras lo pensaba...
únicamente su rabillo en mis dedos colgaba.

4 de jun. de 2010

LIMONADA CASERA Y OTRO POEMA

Buenos días.
Hoy quiero regalaros otro poema culinario, esta vez sacado de un libro que me regalaron en la "Feria del Libro", donde me acerqué a comprar el libro :"Corazón de mudanza", de Jaime Santa-Olalla, compañero del taller de escritura creativa al que acudí hace unos años en Benlmádena, donde asistí con mi amiga Laurita (bueno, en realidad no asistí, fue ella la que me llevó).
  
El poema es de Fernando Quiñones, y se llama:

PARA UN LIBRO DE COCINA
DE ABU-L-CHAFAR DE MÁLAGA

No entristezcas al pan con ese mero gesto de uso
con que lo tomas y lo cortas.
No mires al cuchillo más que a él.

Al pescado no lo abras sin amarlo primero.

Háblale alguna vez
al fuego y a la col.
Interpreta las risas del aceite.


Dedícale una lágrima al azúcar dormida

 
  Para acompañar al poema os dejo una limonada hecha en casa, como me enseñó mi madre.
Ingredientes:
  • 4 limones,
  • Un litro de agua,
  • cuatro cucharadas de azúcar.
Preparación:
  • Lava muy bien los limones,
  • En una jarra grande echa el agua, la ralladura de un limón, y las cáscaras (parte amarilla) de los tres limones restantes.
  • Deja en el agua una tarde entera, o una noche.
  • Exprime el zumo de los limoes, añádelo al agua, junto con el azúcar.
  • Cuela y sirve bien frío.
  • Puedes variar las cantidades de azúcar y agua, según sean los limones.
¡Qué bien sienta una limonada fresquita en estos días de tanto calor que estamos sufriendo! Limones recién cogidos de los árboles, entre Laurita y yo, en esa excursión tan bonita que hicimos.
La crónica la podéis ver en su blog, Entre nísperos, limones y gallinas.

 ¿Por qué es aconsejable beber limonada casera?
Las propiedades que posee el limón son muy conocidas, pero voy a resumir los beneficios que nos puede aportar esta bebida:
  • Es antioxidante: la vitamina C potencia el sistema inmune, nos protege de los estados gripales, y nos ayuda contra el envejecimiento celular.
  • Es depurativo: Ayuda a limpiar el organismo, ya que es alcalinizante. Acompañar una comida con limonada, puede ayudar a digerir bien los alimentos.
  • Es diurética: Estimula la eliminación de exceso de líquidos.
  • Refresca.
  • Se utiliza para dietas de adelgazamiento.

2 de jun. de 2010

TORTILLA DE LECHUGA; y un poema: EN EL PLATO, LA LECHUGA

Deformación profesional.
Quizá sea por eso, o porque mi madre nos enseñó que no había que tirar la comida, ya que después de la guerra se "pasaron muchas hambres".
El caso es que procuro no tirar nada que pueda reciclar.
Y éste es el caso:
Las hojas verdes que rodean a la lechuga, las primeras hojas, que siempre están más lacias  y más feíllas para comer, pues yo las guardo en una bolsa, y como procuramos comer lechuga todos los días, en poco tiempo tengo bastantes para utilizarlas en otra comida. Además, estas hojas que están más verdes, son las que tienen más propiedades.
Una crema de lechuga, en una sopa de verduras, a tiritas en una ensaladilla rusa, o lo que anoche hice de cena:  esta tortilla de lechuga.

Ingredientes:
  • Cuatro huevos,
  • 6 hojas verdes de lechuga,
  • dos dientes de ajo,
  • una pizca de sal,
  • dos cucharadas de aceite de oliva,
  • dos cucharadas de agua.
Preparación:
  • En una sartén echa la cucharada de aceite de oliva,
  • pela y corta los ajos en láminas y echa en la sartén, dora,
  • Lava muy bien las hojas de la lechuga, y corta en tiritas finas,
  • echa en la sartén y rehoga, añade un poco de agua, y sigue rehogando hasta que se evapore el agua,
  • Bate en un cuenco los huevos, añade la sal y la lechuga con los ajos,
  • Echa de nuevo aceite en la sartén, y cuando esté caliente, vierte el preparado y cuaja la tortilla.

Según http://www.botanical-online.com/index.html la lechuga viene muy bien para curar o prevenir enfermedades como la obesidad, la hipertensión arterial, los edemas, el dolor de riñón, la insuficiencia renal, etc., porque estimula la eliminación de la orina. También presenta propiedades carminativas, liberando al estómago de las flatulencias; mejora la circulación y disminuye el colesterol, y además tiene un efecto tranquilizante. Y esto es muy importante para muchas personas  que conozco, entre ellas yo, CALMA LOS NERVIOS, CONTROLA LAS PALPITACIONES Y AYUDA A DORMIR MEJOR POR LAS NOCHES, EVITANDO EL INSOMNIO.
Tiene gran cantidad de hierro, combatiendo y previniendo la fatiga, el cansancio y la anemia. Fortalece las vías respiratorias, por lo que se recomienda también comer en estados gripales.
Aporta muy pocas calorías, por lo que es recomendable en dietas de adelgazamiento y para prevenir la obesidad.  Tiene calcio y fósforo, y selenio, un antioxidante, recomendable como preventivo de ciertos tipos de cánceres, y del envejecimiento precoz. También posee Vitamina C y vitamina A. Por todo ello es recomendable consumir a diario.
Es conveniente comerla fresca para aprovechar todas sus propiedades alimentarias y medicinales.
Todo esto hace que se considere a la lechuga como un milagro de la naturaleza.
Os ofrezco un poema de Juan Cervera Sanchis, EN EL PLATO LA LECHUGA.

RECOMENDACIÓN DE HOY:
Estando a punto de cumplirse 31 años desde que decidieron que viniera a Málaga, y mi primer viaje a esta ciudad, si queréis leed lo que sentía en ese momento.NO QUIERO IRME A MÁLAGA