21/10/2012

BOMBONES DE CHOCOLATE BLANCO Y COCO CON piña colada

Hoy ha celebrado mi amiga Maite su cumpleaños, y anoche quise prepararle una sorpresa dulce.
Aunque ella es más de chocolate negro, he pensado prepararlos con chocolate blanco, para variar, y porque quería probar esta receta.
Casi siempre que hago una receta nueva, comienzo a echarle un poquito de aquí, otro de allí... ahora unas gotitas de esto... un poco más de aquello para que espese...jajaj, y luego pasa lo que pasa, que no me acuerdo de la receta, y de los ingredientes que le he puesto. Eso me ha pasado varias veces, y tengo fotos de platos buenísimos, que no me acuerdo muy bien cómo se hacían.
Por eso, hoy, antes de nada, paso a daros la receta, y así me sirve de guía para otra ocasión.
 
 Ingredientes:
  • 250 gramos de chocolate blanco.
  • Una cucharadas de coco rallado,
  • 20 gramos de manteca de cacao, o una cucharadita de mantequilla
             Para el relleno:
  • Ganaché de coco:
  • 120 gramos de chocolate blanco, en pepitas o rallado.
  • 60 gramos de nata líquida,
  • Dos cucharadas de coco rallado,
  • Opcional:
  • Unas gotas de aroma de Piña colada. si no tienes puedes echar ese mismo licor.
  • Y unas gotas de ron. 
  • También puedes hacerlo sólo con las gotas de ron.
 Preparación:
  1. Funde el chocolate (250 gramos) al baño maría, con un poco de manteca de cacao, o la cucharadita de mantequilla. Si lo haces en el microondas, calienta cada diez segundos, con cuidado.
  2. Si quieres atemperarlo, calienta 2/3 partes del chocolate. Añade la tercera parte restante en frío, y remueve. Vuelve a calentar un poco antes de terminar. Remueve muy bien.
  3. Cuando esté fundido, echa en los moldes y remueve hasta que se cubran las paredes y el centro. 
  4. Dale la vuelta al molde y retira lo que sobre de chocolate. Vuelve a dar la vuelta al mode, y mete en el frigorífico.
  5. Mientras prepara el rellleno:
  6. Calienta la nata hasta que esté casi hirviendo, y vierte sobre el chocolate rallado o en pepitas. Remueve muy bien hasta deshacer por completo.
  7. Echa el coco rallado y el sabor y licor. Remueve, y rellena los moldes de bombones sin llegar hasta arriba. Deja enfriar.
  8. Cuando esté frío, calienta de nuevo el chocolate blanco que nos sobró del primer paso, y cierra el bombón.
  9. Deja enfriar al menos dos horas, y saca. Puedes cubrir algunos con coco rallado.

Por cierto: Estos moldes los tenía desde hace mucho tiempo, incluso hay uno de ellos que está deformado. Para mí me resultaban muy pequeños, pero tienen una ventaja, tardas menos en hacerlos, utilizas menos chocolate, y se desmoldan muy bien. 

¡aún sigo encontrando cosas que tenía olvidadas!
jajaaj. ¡qué guay!
  
 

19/10/2012

ARROZ CON LANGOSTINOS Brillante Sabroz

De tradición familiar es la costumbre de comer arroz todos los domingos, como la paella. No llega  a ser una auténtica paella, pero se asemeja porque no es caldoso.
Unas veces con pollo, con pollo y costillas de cerdo, con mariscos, con verduras.... pero los domingos o se come arroz o parece que no es domingo.
Mis abuelas, mi madre y ahora yo mantenemos la tradición.
A mediados de semana, también cae algún día un plato de arroz, y es una guerra continua. Yo, que llego tarde del trabajo, me encuentro el arroz hecho casi una papilla. Y mis hijos, que no les gusta el arroz de grano largo que no se pasa, porque dicen que parece plástico, protestando. Así es que, a veces, no lo hago por no ponernos de acuerdo.
Pero esto ha cambiado. Hace unos días llegaron a mi casa unos paquetes de arroz de la marca brillante, y una nueva variedad, el SABROZ.
Quizá fuera lo que estaba esperando hace tiempo, un arroz de grano redondo, pero que no se pasara, y que conservara el sabor.
Y reconozco que tenía mis dudas al principio, pero cuando lo probé cambié de idea. Ya he realizado otras pruebas, como un arroz con hortalizas al curry, y un arroz blanco, de acompañamiento, que fue todo un éxito. Pues en todas las ocasiones han superado la nota media.

 Y ahora, sin más preámbulos, pasamos a la receta que es bien fácil:

Ingredientes:
  • 2 tazas de arroz de grano redondo Brillante SABROZ
  • 5 tazas de caldo de pescado,
  • Una escalonia, o cebolletas,
  • Cuatro o cinco hebras de azafrán,
  • Un vaso pequeño de vino blanco,
  • Tres cucharadas de aceite de oliva virgen extra,
  • 15 langostinos aproximadamente o gambas,
  • Un poco de sal.
Preparación:
  1. Pela y pica las escalonias o la cebolleta.  Rehoga en una sartén con el aceite sin que se doren demasiado.
  2. Cuece los langostinos, pela y reserva.
  3. Una vez que la escalonia esté dorada, añade el arroz y tuéstalo durante unos minutos, vierte el vino blanco y deja que se evapore a fuego medio, removiendo con una cuchara de madera par que no se pegue el arroz.
  4. Calienta el caldo de pescado y echa las hebras de azafrán. Cuece unos minutos.
  5. Este caldo lo cuelas y caliente, lo vas echando al arroz que hay en la sartén, poco a poco.
  6. A media coción echa los langostinos, retira del fuego y tapa unos 5 ó 10 minutos a que repose.
  7. Puedes servirlo en una fuente.
Doy fé que este arroz no se pasó, no se pegó, que estaba sueltecito, y que gustó a todo el mundo. ¡Por fín un arroz "amarillo" que puedo preparar y dejar hasta que venga del trabajo, cerca de las 4, y comérmelo con todo el sabor. ¿no es genial?
Mi hija dice que ya no sabe a plástico, ¡¡¡ufff, menos mal!!!!
y una prueba de que este arroz gusta a todos y a todas en casa, mirad a Lía cómo disfrutaba con el arroz Brillante SABROZ.


Y no os perdáis el anuncio de este arroz, es muy divertido:
VIDEO PROMOCIÓN ARROZ BRILLANTE SABROZ: SUPERA EL MIEDO A COCINAR. (de qué me suena esto???).





Otras alternativas:
Se puede echar gambas en vez de langostinos.
Se puede utilizar un jerez seco, que le da un toque especial.
EL AZAFRÁN:
Tiene propiedades digestivas,  y un gran poder antioxidante que protege a las células de los radicales libres. Es rico en vitamina B1 yB2, que son esenciales para el crecimiento y el metabolismo de las grasas.