19 feb. 2016

PAN BLANCO CON CALABACÍN

Cada día me gusta más hacer pan en casa. Y a pesar de la creencia, no es tan difícil como me creía al principio. Es cierto que hay que saber muchas cosas para hacer un buen pan, bonito, dorado, crujiente por fuera, aromático, que no endurezca rápidamente, etc.. etc...
Pero hacer un pan básico, sin muchos ingredientes, se puede hacer y siguiendo unos sencillos pasos, no resulta tan complicado. Y no vamos a utilizar amasadores ni nada. A mano, como antiguamente.
Ingredientes:
400 gramos de harina de fuerza
  • 5 g de levadura seca de panadería
  • una cucharadita y  media de sal
  • 100 ml de agua
  • 150 g de calabacín
  • una cucharadita de AOVE
  • Opcional: Una cucharada de semillas de lino dorado tostado.
   Preparación:
  1. Limpia y pela el calabacín. Trocea menudo.
  2. En un cazo echa un poco de agua y cuece los trozos del calabacín hasta que estén transparentes. Retira el agua que sobre y deja enfriar ambos, agua y calabacín.
  3. En un bol tamiza la harina, echa la sal y el calabacín, y 50 ml de agua tibia. Amasa
  4. El caldo de haber cocido el calabacín mídelo y si llega a los 50 ml añádele la levadura y deja reposar 5 m. Si no fuera bastante, añade más agua hasta alcanzar la medida necesaria.
  5. Pasado el tiempo de reposo incorpora y amasa de nuevo,  si ves que falta harina o líquido añádelo, hasta que la masa se pueda manejar bien y hacer la bola.
  6. Deja en el bol tapado con un paño húmedo o film transparente y deja una hora .
  7. Amasa de nuevo y dale la forma del pan, o redondo o un poco alargado. Hazle unos cortes por arriba y tapa de nuevo otra media hora.
  8. Espolvorea algo de harina y mete en el horno precalentado a 220º durante 35 minutos, a una altura media baja.
  9. Dale golpes secos a la parte de abajo del pan, al culo del pan, ¡vamos! y si suena a hueco el pan estará listo.












12 feb. 2016

BACALAO CON TOMATE o ENCEBOLLAO DE TOMATE CON BACALAO

Una de las recetas más típicas de la cocina de Semana Santa, en Málaga y en toda Andalucía, y cómo no, en mi querido Jaén. 
Podemos decir que el pescado protagonista en la Semana Santa en España es el bacalao.
He de reconocer que de pequeña no me gustaba nada. Pero con el tiempo, una va apreciando esas recetas tradicionales que guardan mucha riqueza en cada uno de sus ingredientes, en cada una de sus preparaciones, en cada uno de sus sabores.
Y el paladar va cambiando y terminas adorando lo que tu madre te hacía y tanto trabajo le costaba que te comieras, cuando lo hacías, porque se liaba de lo lindo. 
Y aún hoy sólo hay dos sitios donde disfrute del bacalao con alegría, salvando esta receta tradicional y popular, con recetas innovadoras y exquisitas, como son El Reservado y restaurante Alborada ambos en el Rincón de la Victoria.
Si mi madre leyera esta entrada, alucinaría.
Ella solía hacer este plato el Jueves Santo, para comerlo el Viernes Santo. En Jaén es tradición que la procesión más querida salga de madrugada, y termine a primeras horas de la tarde, por lo que todo Jaén se echa a la calle ese día, y no se cocina.
Pero no por eso se renuncia a comer en familia, a disfrutar de los platos de toda la vida, como "Dios manda" que decía mi abuela. Y lo que mandaba era eso, el "encebollao" , o el potaje de garbanzos con su "pelotitas" y por supuesto, las torrijas.
Ojalá a mis hijos y a mi hija les pase como a mí, que con el paso de los años puedan disfrutar de platos que ahora no quieren ni oler. 

Y así es como yo lo hago.
Ingredientes:
  • 8 lomos de bacalao desalado
  • Un kilo de tomate triturado. Si consigues que sea de tomate natural y trituras en casa, mejor, si no va bien los de lata.
  • Dos dientes de ajo
  • Una hoja de laurel
  • 2 cebollas no demasiado grandes
  • Harina para rebozar el bacalao
  • Un poco de pimienta y sal (poca, que el bacalao, aunque esté desalado, admite poca sal)
  • 100 ml de aceite de oliva virgen extra
  • Un trozo de pimiento rojo
  • Media cucharadita de comino
 Preparación:
  1. Enharina el bacalao y en una sartén con el aceite bien caliente fríe por ambos lados, pero que estén bien fritos para que no se deshagan al guisarlos. Aparta.
  2. En una cazuela vierte parte del aceite de haber frito el bacalao y añade la cebolla picada en juliana, y el pimiento bien troceadito, y deja que se vayan dorando a fuego medio bajo. 
  3. Cuando la cebolla y el pimiento estén casi hechos, pero sin que la cebolla coja demasiado color, incorpora el tomate triturado y fríe unos 15 minutos, y después un majado con los ajos y un poco de perejil, la hoja de laurel, el comino y un poco de agua más una pizca de sal.
  4. Cuando el tomate esté casi frito, añade el bacalao y deja hervir unos 10 minutos más.
  5. Y ya estará listo para comer.
  6. Es una comida que tan buena está caliente, como fría del día anterior.

10 feb. 2016

BIZCOCHO DE KUMQUAT O NARANJAS CHINAS (Exquisito y esponjoso)



Ingredientes:
  • 3 huevos pequeños o dos grandes
  • 200 g. de azúcar
  • 100 ml de leche
  • 100 ml de aceite de oliva virgen extra variedad arbequina
  • 200 g de kumquat
  • Media cucharadita de canela
  • 200 g de harina de trigo
  • 10 g de levadura para pastelería (tipo Royal)
  • Un puñado de piñones
  • 30 g de azúcar
Preparación:
  1. Precalienta el horno a 180º grados durante 10 minutos.
  2. Bate los huevos con el azúcar, hasta conseguir una consistencia espumosa.
  3. Lava los kumquats, quítales los huesecillos y tritúralos; yo lo hago en la misma batidora junto con la leche a temperatura ambiente y el aceite.
  4. Si no encuentras el aceite arbequina (que es una variedad más suave de sabor, y apropiado por tanto para dulces) puedes utilizar el aceite de semillas de girasol que no le aporta mucho sabor.
  5. Añade esta preparación a los huevos y el azúcar y mezcla.
  6. Echa la canela y una pizca de sal.
  7. Tamiza la harina y la levadura y incorpóralo a la masa.
  8. Engrasa un molde apropiado (yo lo hago con un espray desmoldante; o engrasacomo siempre, untando mantequilla y espolvoreando ligeramente harina.
  9. Vuelca la masa y reparte los piñones (a tu gusto) y el azúcar por encima, y cuando el horno esté a su temperatura mantenlo en la bandeja a la altura media, durante 35 minutos.
  10. Prueba con un palillo de dientes o una brocheta de madera, que esté hecho por dentro. Si te gusta un poco más tostado o lo ves algo crudo por arriba, déjalo 5 ó 10 minutos más.
  11. Saca del horno, deja 10 minutos en el molde, y después pasa a una rejilla para terminar de enfriar.
Opcional: si le pones chocolate derretido por encima, creerás que estás en el reino de los cielos. Ya sabes que la naranja o la familia,  se llevan muy bien con el chocolate. 





EL KUMQUAT:
También conocido como naranjo chino, naranjo enano o quinoto, de la familia de los cítricos, es un arbusto oriundo de China, Japón y Filipinas.
Los frutos son pequeños y carnosos, parecido a unas naranjas diminutas y su piel contiene aceites esenciales, y su pulpa es ácida y muy aromática.
Contiene fibra, proteínas, Vitamina C, calcio, potasio, aceites esenciales, betacaroteno. Y a todo esto y más, tenemos que se pueden encontrar todo el año.

Los frutos se consumen enteros, hasta con su piel y el sabor es más ácido y picante que el de otros cítricos, precisamente por su contenido en aceites esenciales. Pero están deliciosos.
Todas estas características y elementos y vitaminas presentes en estos frutos, los hacen adecuados para:
Dolores de garganta
Enfermedades respiratorias
Bronquitis
Asma
Mal aliento
Mala circulación,
Diabetes
Tranquilizante.

RECETAS:
Mermelada Kumquat
con ellos hacemos unas riquísimas mermeladas, como nos explica Laura Piñero en su blog COCINAX2
Cannelés de kumquats
O unos deliciosos Cannelés de kumquats, de Lola Homar en la web Lola en la Cocina
O una divertida ensalada de kumquats y fresas, de Lidia de la O que podéis encontrar en Atrapada en mi cocina

Ensalada de kumquats y fresas