10/5/2010

COLONIA DE AGUA DE ROSAS (mi pequeña odisea)

La primera vez que preparé colonia de agua de rosas  fue hace 4 ó 5 años, cuando se abrieron todas las rosas del campo a la vez, y su olor embriagador me llevó a pensar que no podía quedarse ahí, en el campo, que había que aprovechar sus propiedades y disfrutar de ellas.
Busqué en libros,  revistas y por internet alguna receta de colonia que fuera fácil, y de una y de otra hice mi mezcla, y la saqué. Fue una alegría muy grande descubrir que era capaz de hacerlo, y que olía muy bien. Me gustó la experiencia. Fue muy divertido. Y como una chiquilla, daba saltos de alegría.
Este año, con la llegada de la primavera, las rosas están en su mejor momento, desplegando todos sus encantos y dejando en el ambiente ese perfume que me marea.
Así es que el sábado cuando volvimos de un día maravilloso (que os contaré en otro momento) animé a mi amiga Laurita para acercarnos al campo ya que estábamos a dos pasos.
Y ahí llegó la primera trastada. Yo fui la que me empeñé en coger las rosas. Como no pudimos entrar a la casa porque no tenía las llaves, cogimos las que salían por la valla.
Algunas de ellas estaban muy altas, sobre todo los capullos, y  Pedro, el novio de Laura, que es más alto, fue el que nos ayudó. Por supuesto, instigado por mí.
En una de esas le cayó un pizco en el ojo, y yo me asusté mucho, porque cualquier cosita pequeña que caiga en el ojo puede causar mucho daño.
Al final se quedó en un susto  porque pudo quitárselo y no le causó mayores problemas. Pero yo lo pasé muy mal.
Metí las rosas en agua, para que no se mustiaran, y al día siguiente, domingo, las preparé para realizar mi colonia.
Como las rosas eran rojas, muy rojas, la colonia salió de un precioso color rosa. Y esta mañana, muy contenta yo, me pulvericé colonia por todas partes, disfrutando del olor y del frescor.
Cuando llegó mi compañera Mila a saludarme me preguntó que qué me había pasado, porque tenía una manchita en la camisa de color rosa. Y luego vimos otra, y otra más grande, y otra más grande en la manga...
Toda la camisa llena de roales de color rosa. ¡Ah, la colonia! ¡Vaya, no hago una derecha!
Toda la mañana la pasé en el trabajo con la camisa arroalada, muy apurada ya que parecía una camisa de lunares, de distintos tamaños, de color rosa. Eso sí, olía a gloria.
¡Llenita de manchas, pero oliendo a rosas...!
Pensaba que las manchas no saldrían, y en un intento de hacer lo último que se podía hacer, yo no sé cómo ni por qué ( a veces le vienen a una cosas a la cabeza que no son normales) le eché un quitamanchas para ropa que tenía en el lavadero.¡La armé de nuevo! Las manchas ahora se pusieron azules. ¡Horror! Ahora sí que la había liado.
Al final, paré un poco, respiré hondo, y comencé de nuevo a echarle jabón  y frotar y frotar hasta quitarle las manchas. Ya la daba por perdida. Pero eché agua calentita en un barreño, un poquito de detergente para lavadora, un taponcito de lejía, y dejé ahí la camisa unos minutos. Terminé lavándola en la lavadora, y está perfecta. ¡¡¡uffff, qué susto!!!!

Estas son mis cicatrices de guerra.

Pero me lo tomé a broma y disfruté de la parte positiva, como siempre. Aquí os dejo la receta que yo hice.

Ingredientes:
  • 300 ml de Agua destilada,
  • 50 gramos de Pétalos de rosa,
  • Alcohol de friegas (96º),
  • Esencia de rosas.

Preparación:
  • Primero separa los pétalos de los tallos,
  • Pon agua a cocer, y cuando rompa a hervir, echa los pétalos al agua,
  • Baja el fuego y deja cocer unos cinco minutos,
  • Tapa y deja que se macere durante 6 horas,
  • Cuela y ya tienes AGUA DE ROSAS (que te sirve como tónico natural para la cara y el cuerpo),
  • Una vez frío, saca 100 ml. de agua de rosas, y le añades otros 100 ml. de alcohol, y dos gotas de esencia de rosas, para intensificar su aroma,
  • Echa en botes de cristal,
  • Puedes echarlo en un vaporizador y utilizarlo también como ambientador.

Nota:
Utiliza las flores recién cortadas, a ser posible, y flores olorosas. Lo mejor es que estén criadas sin pesticidas ni otros productos.
Antiguamente se hacían así la colonia, de una forma sencilla. Lo que no sé, es cómo solucionaban el problema de las manchas...
La rosa tiene muchas propiedades beneficiosas para nuestra salud, tanto física como psíquica.
Su olor y las propiedades químicas ayudan a calmar y a darnos alegría.
PERO, TEN CUIDADO CON LAS MANCHAS

13 comentarios:

Afri & Loli dijo...

MªAngeles, me parece estupenda la idea de hacer este perfume, o colonia, el caso es que me encanta, entre mis perfumes preferidos esta el "agua de rosas" de Adolfo Dominguez, pero en general me gusta el olor a rosas, tanto para perfume, como para ambientador, me ha encantado esta entrada, tanto por su sencillez como por su originalidad.

Y en cuanto al detalle de las manchas me he reido un montón, es graciosisimo, menos mal que salieron.

Un beso.
Africa

locasita dijo...

Mª Ángeles, qué aventura!!! jajaja. Mira, no me vayas a llamar marrana, pero lo del cambio de color rosa a azul también lo he descubierto en mi casa. Estamos de obras, y la casa está polvorienta y guarri. El otro día cuando fui a tirar la basura goteó un líquido rosa de la bolsa (sería de unas fresas que acababa de arreglar) así que le dije a Alberto, que en ese momento tenía la fregona en la mano, que limpiase el caminito desde la cocina a la puerta de la calle, donde habría goteado. Él lo limpió, pero de esa manera que lo hacen los hombres, así como con los ojos cerrados, así que quedaron un par de gotas al lado del cubo de basura... y al día siguiente, cuando me di cuenta... las gotas estaban AZULES!!! qué cosa más extraña, verdad? jejejeje
Besitos!!!

Sofía (mas que platos) dijo...

Ma Angeles, me recordaste al prota del libro el perfume, niña, cuando empieces a matar gente para capturar su aroma me avisas, jeje. Un beso guapa

cocinar con miedo dijo...

Jejeje...brillabas cual "lamparilla con patas"..siendo la más dulce y brillante luz que desprendías la de tus ojos...con toda la ilusión de las cosas hechas y todas aquellas que quedan por hacer.
¡Ah, por cierto, cuando comiences a "robar" los perfumes sacas otra receta para no dejar huella....

Laurita dijo...

Yo la he olido y tengo un botecito, somos conejillos de Indias una de la otra, menos mal que me avisó antes de echármela porque si no me hubiera puesto perdida también.

Huele fenomenal como olía en el campo cuando las cogimos.

Y tonta, no pienses más en el ojo de Pedro que está perfectamente!

Mª Carmen dijo...

hACE Unos días qe n me paso por tu blog, y descubro que has hecho cosmética. ¡Me encanta, y además natural! Esta colonia tiene que ser una delcia, y teniendo cuidado de no mancharte, pues no hay problema.
Tambien me ha gustado mucho el champu. Lo voy a probar.

Cuinera dijo...

Vaya historia! menos mal que lo de tu amigo se quedo en nada... sí que es verdad que los ojitos son muy delicados... y tu camiseta aysss, menos mal que pudiste solucionarlo, pero olvidando estas cosillas... menudas colonias más majas te han quedado! me imagino el olor... y sin productos químicos... Una delicia!

Besitos

Quo dijo...

Sabes, de pequeñas hacíamos aromas de rosas, pero los hacíamos tan mal que a los dos días olían fatal jajaja... encima mi abuela se mosqueaba porque le dejabámos los rosales peladitos... que tiempos... me gusta la idea, me gusta mucho y para ambientar la casa debe ser espectacular.
Un beso

Mª Ángeles dijo...

Afrika: Uno de mis perfúmenes favoritos también es "Agua de Rosas" de Adolfo Domínguez. Ahora mismo tengo un bote lleno. Y la aventura, tal cual está ahí, así fue.
Locasita: A mí también me ha pasado lo mismo. Eso es cosas de la química, de las reacciones.
Sofía: jajajaj, sí, te avisaré, a ver qué perfume me sale.
cocinar con miedo: Y tú que veas todas esas cosas que me quedan por hacer.

Mª Ángeles dijo...

¡¡¡Son tus perjúmenes mujer.... los que me....!!!1
¡vaya metedura de pata! que al escribir, ha salido solo. ´¿en qué estaría pensando a estas horas de la madrugada? Pues eso, uno de mis "perfumes" favoritos, y borrad la otra palabreja.

Amanda dijo...

Dicen que de los grandes errores salen grandes perfumes. eehhh??? era así? ;-D Ahhh...seguro que huele a rosas!! Me encanta!!
Besotes guapa.

Elena dijo...

hola preciosa me encanta esta entrada tuya,,que maravilla de color tiene ,,esto hay que probarlo,por cierto en mis seguidores tengo otra entrada igual a la tuya con las mismas fotos eres tu??? es que el blog no coincide con los tuyos,

un beso

Elena dijo...

anda que estres con tanto blog,jja es broma todos tienen su encanto,,,pero el que yo te digo es este

http://cocinerase.blogspot.com/

que veo que es de muchas chicas

lo dicho me gustan todos voy a dar una vuelta a verlos mejor un abrazo.