30 sept. 2019

JABÓN DE AVENA Y MIEL con base de glicerina

Ya tengo publicado anteriormente, un jabón de avena y miel, pero de la forma tradicional, con AOVE y sosa cáustica.
En esta ocasión, la base será de glicerina, y sale un jabón precioso, con unas propiedades fantásticas para la piel y se hace en nada, que es lo que a mí me gusta, que sea fácil de preparar y rápido de usar.
Un jabón exfoliante y suavizante.
Ingredientes:
  • Jabón de glicerina, un trozo de 200 gramos. La base se puede encontrar en sitios especializados o por internet. O bien comprar una barra de jabón de glicerina.
  • Una cucharada de avena en polvo
  • Una cucharada de miel
  • Una cápsula de vitamina E (en farmacias) o comprar un bote de vitamina E que venden por internet, tiendas especializadas en ese tipo de materiales.

Preparación.
  1. Trocea el jabón en tamaño pequeño. Introduce en un recipiente apto para microondas y funde, en espacios cortos, porque la glicerina no debe hervir.
  2. Una vez fundido, remueve y añade la miel, la avena, la vitamina E y remueve bien hasta mezclar.
  3. Enmolda en los moldes que prefieras. 
  4. Con un bote de espray, que tendrás con alcohol, rocía todos los jabones.
  5. Deja enfriar, y en unas horas tendrás unos jabones preciosos con la forma que tú quieras.
  6. Un bálsamo ideal para tu piel.
  7. Una vez frío, los envuelves en papel film transparente, para que se conserve mejor.
















PROPIEDADES DE ESTE JABÓN:
El jabón de avena ejerce un efecto limpiador sobre la piel, dejándola suave, hidratada y nutrida. Ayuda a calmar las irritaciones de la piel y es altamente eficaz en el tratamiento del acné. Los lípidos de la avena ejercen un efecto limpiador que mantiene la hidratación y la suavidad de la piel. 
Además está enriquecido con miel que aporta propiedades antibióticas y antiinflamatorias. El efecto combinado aporta luminosidad, reactiva la renovación celular y limpia los poros.(Fuente: www.ohjabon.com)
La avena es eficaz desde el acné (eliminando células muertas e impurezas) hasta problemas de irritaciones, gracias a su gran acción calmante. Es sobre todo ideal para pieles sensibles y resecas. Rica en proteínas, mantiene intacta la estructura celular.
Tiene un gran efecto limpiador que ayuda a hidratar y suavizar la piel, a la vez que reduce las inflamaciones.
La miel es calmante, cicatrizante, humectante y nutritiva. Además posee propiedades antibacterianas, lo que ayuda a reducir el acné. Al ser desinfectante, ayuda a restablecer el equilibrio de la piel ante la aparición de pequeñas heridas o infecciones. 
Al ser humectante, atrae y retiene la humedad en la piel, por lo que hace que esta se mantenga joven, suave, luminosa y llena de vitalidad.

Estos dos ingredientes aportan luminosidad, ayudan a limpiar 
los poros y a activar la renovación celular. (fuente: https://eileennatural.wordpress.com)
Jabón de avena y miel tradicional
Todo esto unido a los beneficios del jabón de glicerina, que es un producto natural que se usa como recurso curativo desde hace muchos años.
Es un remedio natural contra el acné, rejuvenecedor, previene todo tipo de granos y espinillas,  y sobre todo, es hidratante. 
Mi otros jabón de avena y miel



23 sept. 2019

HAMBURGUESAS DE POLLO Y AGUACATE CON mango

Con  loncha de queso en vez de queso untado
¡Quién me iba a decir a mí que yo subiría a mi blog recetas de hamburguesas!
¡vamos! Me lo dicen y no me lo creo. Pues sí. Aquí estoy. Aficionándome a las hamburguesas, caseras, eso sí. Y es que hay infinidad de variantes, con infinidad de acompañantes que hacen un plato único y especial.

Ahora.
Yo creo, que lo que más me gusta de las hamburguesas, no es la carne en sí... que sí, que también, que las hago de muchas clases.
Lo que más me gusta son los acompañamientos.
Hoy que si queso, hoy con mahonesa y una verdura, hoy con frutas o frutos secos.
¡Me encanta! jejeej
MIrando allá y acá, vas cogiendo ideas. Y te quedas con lo que te gusta, o con lo que tienes en casa.
En esta ocasión le ponemos un poco de queso de untar, unas láminas de mango pasadas por la plancha, y unos piñones también tostaditos.
Una salsita que ví en un libro que lleva una cucharadita de miel suave, con zumo de naranja.
Y montamos la hamburguesa:
¡Y a disfrutar!
Ingredientes
  • 500 gramos de carne picada de
    pollo
  • una cebolla pequeña picada
  • Un huevo
  • 3 cucharadas de pan rallado
  • Una poquita de pimienta
  • sal
  • un aguacate maduro
  • Un mango maduro
  • una cucharada de miel
  • piñones
  • 4 cucharadas de queso fresco
  • rúcula o lechuga rizada
  • perejil
Preparación:
  1. Mezcla todos los ingredientes de la masa de la
    hamburguesa (la carne picada y la cebolla, el huevo, el pan rallado, y el aguacate troceado muy menudito. 
  2. Salpimenta y añade el perejil picado.
  3. Con las manos humedecidas forma bolas y haz las hamburguesas, a tu gusto.
  4. Pela el mango y lo cortas en láminas. Lo pasas un poquito por la plancha y un poqito de miel, poco o nada. No lo necesita. 
  5. Los panecillos los untas con el queso fresco, tambien  luegopuedes poner una loncha de queso; la hamburgesa, la lechuga o rúcula y el mango. La salsita de naranja y miel, cubriendo. 
  6. Y también le pones los piñones que habrás tostado anteriormente. 
  7. Y finalmente lo tapas con el medio panecillo. 
  8. y hojas de rúcula.
    El mango en tiras


Sin piñones y el mango caramelizado


17 sept. 2019

BACALADILLA AL LIMÓN FRITA O AL HORNO











Si en la pescadería a la que vas todas las semanas, te presentan una mesa repleta de pescados y mariscos, y te hacen esta propuesta....
¿tú qué haces?
Pues comprar bacaladillas y ponerte manos a la obra.
Ingredientes:
  • 6 bacaladillas, según el tamaño, pero estas eran grandes.
  • Unas ramas de perejil
  • un limón
  • 2 dientes de ajo
  • Sal
  • y Aceite de oliva virgen extra
Preparación:
  1. Las bacaladillas abiertas (te las pueden abrir en la pescadería) o bien lo haces en casa, quitando espinas centrales y laterales, cabeza y tripas. 
  2. Les pones un poquito de sal a cada una, 
  3. Picas los ajos muy menuditos, y el perejil, y lo repartes por los filetes de las bacaladillas.
  4. Y terminas cubriendo con el zumo del limón, o dos, si son pequeños.
  5. Las dejas que reposen un poco, en maceración una media hora, para que los sabores del ajo y el limón, penetren bien en el pescado.
  6. Mientras preparas una sartén grande y calientas el AOVe, y cuando esté caliente, pasas las bacaladillas por harina y fríes.
  7. Dejas escurrir sobre papel absorbente. y ¡listo! NO tiene más.
  8. Puedes acompañar con unas patatas a lo pobre, o con una
    ensalada, o arroz cocido. También con unos espárragos a la plancha o champiñones salteados.
  • También puedes hacerlas al horno, para personas que no puedan tomar fritos.
  • En vez de pasarlas por harina y freirlas, pones el horno a 200 grados, durante diez minutos.
  • En una fuente de cristal honda, pones los filetes con sal, con el ajo picadito y el limón, y una cucharada de aceite de oliva virgen extra por encima.
  • Dejas hacer durante 10 o 15 minutos, depende cómo sean los filetes.
  • Antes de servir, espolvorea con el perejil picado. 

Bacaladilla:
Más conocida como "Micromesistius poutassou"..., que no, que es broma.
Es la bacaladilla, un diminutivo aplicado a la palabra castellana bacalao, que se cree de origen gascón procedente del latín caput, "cabeza", y posiblemente por ser de menor dimensión que el bacalao.
El nombre bacaladilla, significa "Pez marino de fondo".
Se encuentra en muchos puertos pesqueros, y se le conoce también por:
Lirio, maira, Maresca, armaira, perlita, Pijotilla, pescadilla, pilomé.
Un pescado blanco de agua salada. Asciende por la noche para alimentarse de pequeños crustáceos, peces pequeños y cefalópodos.
Parece ser que es un pez muy agresivo, que no solo mata lo que necesita para comer, sino que todo lo que pilla a su paso lo destroza.
 La carne es buena, exquisita de sabor, pero es blanda, hay que tener cuidado al manipularla.
Beneficios para la salud:

  • Tiene bajo contenido en grasas
  • Alto contenido en vitaminas, sobre todo las de grupo B, que ayudan al cuerpo a obtener energía de la comida que consumimos, y a formar los glóbulos rojos. Buenas para el sistema nervioso, para la memoria, para el corazón y cerebro, por ejemplo. Resumiendo, beneficiosas para la circulación sanguínea y para prevenir el envejecimiento celular.
  • También tiene hierro que ayuda a prevenir la anemia, potasio que es uno de los minerales más importantes para nuestra salud y magnesio, entre otros.
  • Alto contenido en proteínas y ácidos grasos Omega3, que ayudan a reducir el colesterol, y se recomienda en la dieta de deportistas o personas con problemas de sobrepeso.
  • Ayuda a fortalecer huesos y dientes, por su contenido en calcio y fósforo.



13 sept. 2019

TARTAR DE SALCHICHÓN DE MÁLAGA CON CALABAZA Y MAHONESA DE MANGO

Ingredientes:
  • 200 g. de carne de salchichón de Málaga
  • 50 g. de calabaza
  • Mahonesa de mango
  • 30 g. de cebolla
  • sal y pimienta. 
  • Perejil o cilantro
  • Medio aguacate maduro.

Preparación:
  1. Pica muy menudito el salchichón de Málaga, que es tierno.
  2. Trocea la calabaza y asa en una sartén con unas gotas de aceite de oliva virgen extra. Yo Le pongo un poco de agua al principio, para que la calabaza se vaya poniendo tierna. Después subo el fuego.
  3. Aparta.
  4. Haz una mahonesa sin ajo, y al final le pones un trozo de mango maduro, y termina de batir.
  5. Aliña con una cucharada de mahonesa de mango, la calabaza que habrás salpimentado anteriormente, y un poco de perejil
  6. Pica muy menudillo un trocito de cebolla. Mezcla.
  7. Introduce en un molde
  8. Decora con cuadraditos de aguacate, la mahonesa, y un poco de perejil.
  9. Está muy rico.  

3 sept. 2019

JABÓN DE HIGO CON ACEITES ESENCIALES

Hacer jabones.
Otra de mis grandes aficciones.
Es como hacer pasteles, o bombones. Leer, buscar, pensar, elegir, y mezclar. Echar en moldes, y salen unos jabones preciosísimos.
A mí me encantan.
Los miro, recién hechos. Los vuelvo a mirar cada día, los huelo, los tapo. Y espero sus treinta días si son con sosa, deseando ver el resultado final. Cuando tengo varios, los cuento, los alineo, les hago fotos, los toco (más bien, acaricio), los envuelvo, los vuelvo a mirar, jejeje. Hasta que por una u otra razón, les digo adiós.
A veces me cuesta, pero para eso están, para que alguien más que yo los use, los disfrute.
Desde que mis abuelos hacían el jabón, luego mis padres, en el campo, cuando les llevábamos el aceite usado, en vez de tirarlo. Después mi padre me dio la receta, y comencé a hacerlo. Que si un poquito de miel, que si unas flores secas, que si semillas... Y poco a poco vas creando jabones con formas y aromas distintos, y con distintas propiedades y usos. Internet y las publicaciones sobre el tema, ayudan.
Uno de los mayores descubrimientos ha sido este jabón, que encontré por internet de Marcela Burgos.
Desde que lo hice por primera vez, cada año en el tiempo de los higos, tengo que hacerlo por fuerza. ¡me encanta! Y en este molde, que es el que más me gusta para este jabón. 
Os dejo la receta, que con algunos leves cambios, nos enseñó Marcela.
Ingredientes, para 4 jabones de.....
  • 304 gramos de aceite de usado, pero que no esté demasiado sucio. Yo utilizo un aceite que solo se ha usado en dos ocasiones, o también un aceite sin usar, un aceite de oliva, por ejemplo, que sale más barato. Aunque con 300 gramos, para unos 6 jabones que te saldrán, no es demasiado caro.
  • 113 gramos de agua destilada
  • 44 gramos de sosa cáustica
  • 3 higos maduros
  • 35 gramos de aceite de almendras dulces, o también puedes utilizar de  caléndula, que según Marcela, aporta los nutrientes que pueda perder el aceite reciclado.
  • 5 gramos de aceite esencial de petigrain o lavanda,
  • 3 gramos de cera de abeja, (opcional)
  • De 3 a 5 gramos de esencia de higo.
Preparación:

  1. En primer lugar, utiliza las medidas de seguridad adecuadas. Guantes, y gafas si son necesarias.  Trabajar en un sitio donde haya ventilación, junto a una ventana, si no puedes hacerlo en el exterior. Y procura que no haya peques correteando alrededor o algún animalito.
  2. Pesa todos los ingredientes por separado.
  3. En un cuenco echa el agua destilada y luego agrega la sosa con cuidado y remueve sin batir hasta disolver la sosa. 
  4. Deja en un sitio con ventilación, en el lavadero, terraza o junto a una ventana.
  5. Calienta el aceite de oliva después de colarlo. Aparta un poco en un vaso y calienta con la cera de abeja, y añade al aceite.  Después deja que enfríe, aceite y sosa hasta obtener la misma temperatura, unos 30º. Aproximadamente, lo importante es eso, que tengan la misma temperatura. Yo lo hago a ojo, probando con la punta del dedo meñique.
  6. Pela los higos y hazlos puré con un tenedor.
  7. Cuando estén a la misma temperatura echa el agua y sosa al aceite y empieza  a remover.
  8. Puedes ayudarte con una batidora, suavemente. 
  9. Cuando esté casi cuajado, como un suave puré, añade los aceites de almendras, los aceites esenciales, la esencia y  bate unos segundos más hasta mezclar. Que no espese mucho, porque la cera de abeja espesa la mezcla.
  10. Finalmente añade el puré de los higos. 
  11. Vuelca en los moldes y deja unas 24 horas hasta desmoldar.
  12. No usar hasta pasados 30 días, que es cuando el efecto nocivo de la sosa, desaparece. Se termina el proceso de saponificación.
  13. Cuando enfría, y con el paso de los días, se va volviendo más blanco. 
  14. como lleva las semillas de los higos, es un jabón exfoliante con muy buen olor. 

Usos.
Para manos y cuerpo,
Propiedades: Tiene muchas vitaminas, y es hidratante, antiinflamatoria y calmante..
Antienvejecimiento y muy nutritivo.
Hay varias recetas de higo por las redes, pero  para mí, esta es la más fácil y la que creo que me gusta más. Yo al menos, que la he probado, me encanta.
Aquí la receta original del blog Jabones y cosmética natural