20 dic. 2012

BOMBONES DE TURRÓN y MINI CATÀNIES, de bombones CUDIÉ

Llevaba tiempo pensando hacer unos bombones rellenos de turrón, pero queria dejarlos para las fiestas de Navidad.
Unos días antes de la cena familiar, me gusta hacer pruebas, para ver cómo me salen, si están buenos de sabor, si hay que echar más chocolate o menos para el relleno, si salen más líquidos o no.
Mientras iba pensando cómo hacerlos, y buscando el momento, llegó a mi casa una caja con una gama variada de BOMBONES de la marca Cudié. (Son catánies, de chocolate, de café; y bombones de rosas).
No conocía estos bombones, y me han sorprendido mucho.
Por lo que le agradezco a la empresa que me haya enviado esta muestra tan completa para conocerlos, y enamorarme inmediatamente; que fué abrir la caja, ver los paquetes, abrirlos y llegarme el olor... y quedarme prendada. Se notaba la calidad nada más que en el olor.
La alegría fue inmensa, y estuve un rato sacando cajitas, y regocijándome en lo que iba dentro.
Entonces pensé que sería bueno que participaran en mis bombones de Navidad de este año.
Y dió como resultado esto.
 
 Ingredientes para 12 bombones

  • 250 g. de chocolate negro Valor
  • 30 gramos de manteca de cacao,
  • 120 g. de chocolate blanco,
  • 50 g. de nata líquida,
  • un trozo de turrón tipo jijona,
  • 30 g. de mini catànies, de Cudié (almendras marconas caramelizadas  cubiertas de praliné de frutos secos y cacao en polvo).
  • Unas gotas de coñac (opcional)
Preparación:
  1. Derrite 160 g. de chocolate negro al baño maría, un cazo dentro de otro con agua, pero que el culo del cazo no toque el que tiene agua. (Sería dos terceras partes del chocolate), También puedes derretirlo en el microondas, pero a golpe de 10 a 15 segundos cada vez, y con cuidado que no se queme el chocolate.
  2. Echa la manteca de cacao y remueve hasta que se disuelva.
  3. Aparta del fuego, y añade la tercera parte restante del chocolate (90 g.), y remueve.
  4. Ponlo al fuego unos segundos para que se derrita totalmente.
  5. Deja que entibie un poco y baña con el  chocolate los moldes, procurando que cubra bien paredes y fondo.
  6. Dale la vuelta al molde (sobre una bandeja) y elimina el chocolate restante, y con una espátula limpia un poco el molde, que habrá quedado lleno de chocolate.
  7. Mete en el frigorífico una hora.
  8. Relleno:
  9. Calienta la  nata, echa el turrón bien machacado. Si quedan grumos al unirlos, yo le paso un poco la batidora.
  10. Calienta y derrite el chocolate blanco, y une. Y mezcla muy bien, añade las gotitas de licor.
  11. Mezcla con el puñado de  los mini catánies, y rellena los bombones, pero sin llegar al final, deja hueco para tapar con el chocolate restante.
  12. Deja otra vez en el frigorífico. 
  13. Como soy nerviosa, aprovecho ese tiempo para recoger la cocina, quitar los cacharros del chocolate, etc...
  14. Una vez frío el relleno, tapa con el chocolate, y deja en el frigorífico unas 3 ó 4 horas.
  15. Desmolda con cuidado y a disfrutar del sabor y la textura.
  16. Están deliciosos!!!!
Y ahora os presento esta maravilla de bombones.
kAKAWA47, que son bombones de almendra con café, 70% de cacao. KAKAWA21, bombones de avellana con cacao, CATÁNIES, almendra marcona caramelizada recubierta de praliné de frutos secos, y decorada con cacao en polvo (una verdadera delicia),  y los CUDIÉ LOVE EXPERIENCE, bombones de chocolate blanco y negro relleno de pétalos de rosas, ( los más bonitos, elegantes y exquisitos del lote). Y las MINICATÁNIES, su nombre lo dice todo. Son los utilizados en esta receta.
Esta casa de bombones me ha sorprendido gratamente por su elegante y exclusiva presentación.
 

Y aquí la estrella de este regalo.
Los bombones de rosas. Preciosos, con un diseño que enamora, y un olor que enamora más aún.
No quiero gastarlos, para no quedarme sin ellos, pero no voy a aguantar mucho.

Esta empresa familiar con más de 50 años, se caracteriza por su modernidad y elegancia, como hemos comprobado anteriormente.

¡¡¡Muchísimas gracias por tan valioso regalo!

NOTA:
Realmente debo insistir en que el relleno de estos bombones, con los minicatánies, ha sido una experiencia maravillosa. sorprendente. Ahora, eso sí, si lo hacéis alguna vez, no los echéis con el relleno muy caliente, porque se derretían, jajaja.
Aunque me dí cuenta a tiempo, y esperé un poco más.

15 dic. 2012

PAN DE CORTIJO (dulces típicos de Navidad, Cuevas de San Marcos)

En primer lugar, quiero pediros disculpas por haber estado tanto tiempo desaparecida sin publicar.
No es que haya estado sin hacer nada, todo lo contrario. 
Aunque no es excusa, porque ya os echaba de menos, y no veía el momento, pero quizá el detonante de mi inactividad haya sido el cambio de estación. 
Estaba muy contenta de que hubiera llegado el otoño; que si es muy melancólico, que si el otoño trae colores muy bonitos, trae tiempo libre para estar en casa, añoranzas... quizá haya sido demasiado, porque la falta de sol, los días más cortos, la tristeza de la oscuridad temprana, el estrés en algunas situaciones... el caso es que me he venido abajo y me cuesta trabajo hasta andar. Ahora lo peor es volver a coger la misma actividad. 
Sin embargo, durante este tiempo, he disfrutado de viajes gastronómicos interesantes, he realizado recetas nuevas, he asistido a eventos importantísimos, y  no quiero que se queden en el olvido. Poquito a poco, conforme me vaya "desperazando", todo irá saliendo a la luz.
Y ahora empezamos con unos dulces típicos de Navidad, pero de un pequeño y bonito pueblo de Málaga, Cuevas de San Marcos. Situado en la comarca Nororiental de Málaga, en la zona norte de la comarca de Antequera. Cabe destacar que este pueblo ofrece a sus visitantes uno de los paisajes más llamativos de la provincia malagueña, un conjunto de parajes en los que se alternan el monte bajo, pinos, olivos, almendros y encinas, todo ello junto a las aguas del embalse de Iznájar.
Y como muchos pueblos, posee una rica gastronomía, donde cada dulce tiene su encanto especial, y éste, que se prepara en estas fechas,  lo tiene, por su sencillez, por sus ingredientes, por el olor que desprende el horno cuando se está cociendo....

 Ingredientes:  Unas 30 piezas, aproximadametne)

  • 250 gramos de almendras
  • 200 gramos de azúcar,
  • Un huevo,
  • Una cucharadita de canela en polvo.
Preparación:
  1. Muele las almendras de manera uniforme, pero que no queden demasiado finas.
  2. Mezcla con el azùcar y agrega la canela y los huevos batidos. Haz una masa con todos los ingredientes, mezclando.
  3. Coge porciones más o menos del mismo tamaño, y le das forma de pequeñas tortitas. No demasiado grandes, porque en el horno crecen.
  4. Precalienta el horno a 150º y mantenlas durante 30 minutos.
  5. De todas formas, haz una prueba para controlar el tiempo y la temperatura. 

Dulce típico del municipio de Cuevas de San Marcos, pequeño pueblo de la provincia de Málaga, que como ves no tiene demasiados ingredientes, y es muy fácil de elaborar. La almendra es el principal ingredientes, y lo que le da ese sabor característico de las fiestas de Navidad. Aunque se pueden tomar a lo largo de todo el año.

21 oct. 2012

BOMBONES DE CHOCOLATE BLANCO Y COCO CON piña colada

Hoy ha celebrado mi amiga Maite su cumpleaños, y anoche quise prepararle una sorpresa dulce.
Aunque ella es más de chocolate negro, he pensado prepararlos con chocolate blanco, para variar, y porque quería probar esta receta.
Casi siempre que hago una receta nueva, comienzo a echarle un poquito de aquí, otro de allí... ahora unas gotitas de esto... un poco más de aquello para que espese...jajaj, y luego pasa lo que pasa, que no me acuerdo de la receta, y de los ingredientes que le he puesto. Eso me ha pasado varias veces, y tengo fotos de platos buenísimos, que no me acuerdo muy bien cómo se hacían.
Por eso, hoy, antes de nada, paso a daros la receta, y así me sirve de guía para otra ocasión.

 Ingredientes:
  • 250 gramos de chocolate blanco.
  • Una cucharadas de coco rallado,
  • 20 gramos de manteca de cacao, o una cucharadita de mantequilla
             Para el relleno:
  • Ganaché de coco:
  • 120 gramos de chocolate blanco, en pepitas o rallado.
  • 60 gramos de nata líquida,
  • Dos cucharadas de coco rallado,
  • Opcional:
  • Unas gotas de aroma de Piña colada. si no tienes puedes echar ese mismo licor.
  • Y unas gotas de ron. 
  • También puedes hacerlo sólo con las gotas de ron.
 Preparación:
  1. Funde el chocolate (250 gramos) al baño maría, con un poco de manteca de cacao, o la cucharadita de mantequilla. Si lo haces en el microondas, calienta cada diez segundos, con cuidado.
  2. Si quieres atemperarlo, calienta 2/3 partes del chocolate. Añade la tercera parte restante en frío, y remueve. Vuelve a calentar un poco antes de terminar. Remueve muy bien.
  3. Cuando esté fundido, echa en los moldes y remueve hasta que se cubran las paredes y el centro. 
  4. Dale la vuelta al molde y retira lo que sobre de chocolate. Vuelve a dar la vuelta al mode, y mete en el frigorífico.
  5. Mientras prepara el rellleno:
  6. Calienta la nata hasta que esté casi hirviendo, y vierte sobre el chocolate rallado o en pepitas. Remueve muy bien hasta deshacer por completo.
  7. Echa el coco rallado y el sabor y licor. Remueve, y rellena los moldes de bombones sin llegar hasta arriba. Deja enfriar.
  8. Cuando esté frío, calienta de nuevo el chocolate blanco que nos sobró del primer paso, y cierra el bombón.
  9. Deja enfriar al menos dos horas, y saca. Puedes cubrir algunos con coco rallado.


Por cierto: Estos moldes los tenía desde hace mucho tiempo, incluso hay uno de ellos que está deformado. Para mí me resultaban muy pequeños, pero tienen una ventaja, tardas menos en hacerlos, utilizas menos chocolate, y se desmoldan muy bien. 

¡aún sigo encontrando cosas que tenía olvidadas!
jajaaj. ¡qué guay!
  
 

19 oct. 2012

ARROZ CON LANGOSTINOS Brillante Sabroz

De tradición familiar es la costumbre de comer arroz todos los domingos, como la paella. No llega  a ser una auténtica paella, pero se asemeja porque no es caldoso.
Unas veces con pollo, con pollo y costillas de cerdo, con mariscos, con verduras.... pero los domingos o se come arroz o parece que no es domingo.
Mis abuelas, mi madre y ahora yo mantenemos la tradición.
A mediados de semana, también cae algún día un plato de arroz, y es una guerra continua. Yo, que llego tarde del trabajo, me encuentro el arroz hecho casi una papilla. Y mis hijos, que no les gusta el arroz de grano largo que no se pasa, porque dicen que parece plástico, protestando. Así es que, a veces, no lo hago por no ponernos de acuerdo.
Pero esto ha cambiado. Hace unos días llegaron a mi casa unos paquetes de arroz de la marca brillante, y una nueva variedad, el SABROZ.
Quizá fuera lo que estaba esperando hace tiempo, un arroz de grano redondo, pero que no se pasara, y que conservara el sabor.
Y reconozco que tenía mis dudas al principio, pero cuando lo probé cambié de idea. Ya he realizado otras pruebas, como un arroz con hortalizas al curry, y un arroz blanco, de acompañamiento, que fue todo un éxito. Pues en todas las ocasiones han superado la nota media.

 Y ahora, sin más preámbulos, pasamos a la receta que es bien fácil:

Ingredientes:
  • 2 tazas de arroz de grano redondo Brillante SABROZ
  • 5 tazas de caldo de pescado,
  • Una escalonia, o cebolletas,
  • Cuatro o cinco hebras de azafrán,
  • Un vaso pequeño de vino blanco,
  • Tres cucharadas de aceite de oliva virgen extra,
  • 15 langostinos aproximadamente o gambas,
  • Un poco de sal.
Preparación:
  1. Pela y pica las escalonias o la cebolleta.  Rehoga en una sartén con el aceite sin que se doren demasiado.
  2. Cuece los langostinos, pela y reserva.
  3. Una vez que la escalonia esté dorada, añade el arroz y tuéstalo durante unos minutos, vierte el vino blanco y deja que se evapore a fuego medio, removiendo con una cuchara de madera par que no se pegue el arroz.
  4. Calienta el caldo de pescado y echa las hebras de azafrán. Cuece unos minutos.
  5. Este caldo lo cuelas y caliente, lo vas echando al arroz que hay en la sartén, poco a poco.
  6. A media coción echa los langostinos, retira del fuego y tapa unos 5 ó 10 minutos a que repose.
  7. Puedes servirlo en una fuente.
Doy fé que este arroz no se pasó, no se pegó, que estaba sueltecito, y que gustó a todo el mundo. ¡Por fín un arroz "amarillo" que puedo preparar y dejar hasta que venga del trabajo, cerca de las 4, y comérmelo con todo el sabor. ¿no es genial?
Mi hija dice que ya no sabe a plástico, ¡¡¡ufff, menos mal!!!!
y una prueba de que este arroz gusta a todos y a todas en casa, mirad a Lía cómo disfrutaba con el arroz Brillante SABROZ.


Y no os perdáis el anuncio de este arroz, es muy divertido:
VIDEO PROMOCIÓN ARROZ BRILLANTE SABROZ: SUPERA EL MIEDO A COCINAR. (de qué me suena esto???).





Otras alternativas:
Se puede echar gambas en vez de langostinos.
Se puede utilizar un jerez seco, que le da un toque especial.
EL AZAFRÁN:
Tiene propiedades digestivas,  y un gran poder antioxidante que protege a las células de los radicales libres. Es rico en vitamina B1 yB2, que son esenciales para el crecimiento y el metabolismo de las grasas.

20 sept. 2012

PAN CASERO A MANO (sin panificadora ni nada)

Con tantas maestras como tengo a mi alrededor, mis amigas y blogueras del grupo PIPIRRANA, y aún no me había decidido a hacer pan a mano, totalmente a mano.
Mi panificadora es compañera inseparable para estos menesteres, y me da muy buen resultado. Hago unos panes muy, muy ricos, y ¡tan fácil!.-
Pero ayer mi amiga Laurita  publicó otro de sus panes en el blog. Un pan cateto sencillo, y las explicaciones muy claritas. Un paso a paso perfecto para quienes no sabemos mucho de hacer pan a mano, o no queremos saber, porque más fácil, ¡imposible!
Después de leer sus explicaciones, tan claritas, no  me pude resistir, y pensé que sería un buen día para empezar a amasar. No sé si fue un gran día, porque calor hacía para reventar. ¡vaya veranito! Vine de la calle esta tarde-noche, y a la ducha enterita.
Pero no me asustó ponerme "MANOS A LA MASA", nunca mejor dicho.
Como no tengo remedio, introduje dos cambios de nada.

Ingredientes:
  • 850 gramos de harina de fuerza,
  • 150 gramos de harina integral de espelta (aún me quedaba del último pedido de harinas a El Amasadero, mi proveedor de harinas). Por cierto, mañana recojo creo que son 25 kilos de harinas.... sólo para mi casa.
  • 500 gramos de agua a temperatura ambiente (por lo menos aquí en Málaga, y en un día como ayer que hacía calor para dar y regalar). Si hace frío, se puede templar un poco.
  • 85 gramos de cerveza (esto es opcional, me dió por ahí, Yo pensaba que mi maestra, laura, cuando se lo dijera, me iba a decir que era una borracha. Pero ¡no, me dijo que podría haber echado todo el líquido de cerveza, y así sería un PAN DE CERVEZA. Lo tendré en cuenta para otra ocasión, jajajaj.) Si no quieres echarle, pues ponle los 585 gramos de agua. 
  • 20 gramos de sal,
  • 8 gramos de levadura seca de panadería o un cubito de 25 g. de levadura fresca.
  • Un puñado de copos de avena.
 Preparación: (sigo los pasos de la receta de mi amiga Laura):
  1. Pesa todos los ingredientes y disuelve la levadura en el agua. (hasta aquí muy bien)
  2. En un cuenco grande pon la harina y echa poco a poco el agua y ve mezclando hasta que la harina haya absorbido todo el líquido. (al principio es una masa muy pegajosa. Intentaba quitarme masa de una mano, y se me pegaba a la otra. Y volvía a quitarme la masa de la otra mano, y se me volvía a pegar en la primera, jajaj. Un ratito estuvimos mis manos y yo peleándonos con la masa, jaja).
  3. Añade la sal e integra todo. Saca la masa del cuenco y en una superficie enharinada, empieza a  amasar, hasta que quede lisa y elástica. Yo calculo que estuve unos 15 mintuos, según me dijo Laura. Aunque sí es verdad que más o menos se puede saber cuándo está lista.  (Una de las mejores partes de la elaboración del pan. Ahí estaba yo toda ilusionada, amasando, ¡venga dale, venga! Yo me veía ya como una auténtica panadera.... !dale, dale! paraba de vez en cuando, que mis cervicales no andan muy bien, y reconozco que al no estar acostumbrada, me dolían un poco.Pero poca cosa.)
  4. Pinta un cuenco limpio con aceite, que sea grande, y pon en él la masa. Tapa el cuenco con un paño de algodón húmedo y deja así hasta que la masa fermente, una hora y media aprox. Si hace mucha calor y si no, una media hora más tarde. Doblará su volumen.(¡Y tanto que lo dobló!, jajaj. Aquello subió y se hizo una bola grande. Hundía el dedo y se quedaba marcado, ¡qué chuli!, jejejejejje)
  5. Saca la masa y vuvelve a amasar un poco. (Qué chuli, lo más bonito). Echa la semilla elegida. Dale forma redondeada o alargada, según tus gustos. Espolvorea con un poco de harina por encima. (Yo eché un poco de harina en un colador, y espolvoreé. Lo ví una vez en la tele, y me pareció muy profesional. Así mi pan parecería más de pueblo, ¿no?).
  6. Con un cuchillo bien afilado, hazle unos cortes muy rápidos, sin hundir el cuchillo.
  7. Pon papel de horno en la bandeja del mismo y sobre él, la bola de masa. Tapa con un paño húmedo y deja que fermente por segunda vez, hasta que vuelva a doblar el volumen. (Me fui a comprar y cuando volví, había subido espectacularmente. Y hasta olía muy bien).
  8. Precalienta el horno a 240º. Con un spray de agua, pulveriza el horno por dentro unas cuantas veces. Mete la bandeja con el pan y deja unos 10 minutos.
  9. Baja la temperatura a 200º y deja que se haga durante una hora (60 minutos).
  10. Y saca con mucho cuidado. Listo para que se enfríe y poder consumir. Déjalo sobre una rejilla. (¡ay, ay, qué bonito!, no me lo podía creer. ¡MI PANNNNNN!)
  11. Con aceite de oliva virgen extra, coupage (que no me queda más de las otras variedades) de Betica de Aceite, un manjar exquisito, y sano.
¡ay, por favor, animaros a hacerlo quienes aún no se han atrevido a preparar pan en casa! Que yo creía que no sería capaz, que no merecía la pena, que lo dejaría para la gente más joven... pero qué equivocada estaba! ha sido una experiencia maravillosa, única. He disfrutado. Ver cómo leva la masa así, tan mágicamente. Es eso, MAGIA. y luego en el horno, el olorcito que salía por la rendija del horno, ummm.
Creo que no será la última vez, no, no....
Ah, al día siguiente, el pan está mucho más rico.

7 sept. 2012

RAPE A LA MARINERA CON ALMEJAS

Hoy ha sido un día raro.
Toda la mañana para elegir qué hacer de comida, y no se me venía nada a la cabeza.
He mirado mi blog, he mirado un montón de recetas, he preguntado a Laura. ¡nada!
A veces la mente se queda en blanco. Tienes ganas de algo muy rico y especial, pero al mismo tiempo, que no sea muy complicado.
Me fui a la calle, bastante tarde, con una receta en mente que Laura y yo habíamos decidido.
Y al llegar a la pescadería, y ver este pescado sobre la mesa, cambié de idea, y se me encendió la bombillita.
Laura ya había comido, así es que, más tranquila, preparé la comida disfrutando de cada proceso.
Me daba igual comer más tarde, pero queria hacerlo bien. Aprovecharía para tener la cena preparada la cena para la familia!
Le hice una foto al plato, me senté a la mesa y comí yo sola.
jajaja, y en un momento de locura, o de lucidez, jjajaj, me dije,mientras saboreaba un trozo de este rape: ¡qué buena cocinera soy!, jajajaj.
Y ahora, os dejo la receta por si queréis comprobarlo vosotros mismos.

Ingredientes:
  • Un rape troceado,
  • Un cuarto de kilo de almejas,
  • Una cebolla,
  • Un pimiento verde,
  • Dos dientes de ajo,
  • Unas hebras de azafrán,
  • Un vaso grande de caldo de pescado,
  • Una copita de coñac,
  • Una cucharada de harina,
  • Cuatro cucharadas de aceite de oliva virgen extra.  
  • Una cucharada de tomate triturado,
  • Unas hojas de perejil picado y sal.
Preparación:
  1. Sofríe todas las verduras bien picadas, con dos cucharadas de aceite, y añade la harina. 
  2. Remueve muy bien e incorpora el tomate, y deja que se fría también durante cinco minutos, más o menos. Añade el caldo caliente y las hebras de azafrán. Hierve durante diez minutos.
  3. En una sartén echa las otras cucharadas de aceite y fríe los trozos de rape enharinados. Saca y reserva el aceite sobrante.
  4. Cuece las almejas al vapor y reserva también.
  5. Utiliza una cazuela y pon el aceite de haber frito el pescado, las almejas y añade el coñac por encima. Flambea .
  6. Una vez que se apague el fuego, vierte el caldo de las verduras y el perejil picado, y deja cocer unos cinco minutos.
  7. Sirve caliente.

5 sept. 2012

CUPCAKE DE CEREZAS CON COBERTURA DE QUESO Y NATA (rellenos de mermelada de cerezas)


Llevaba tiempo queriendo preparar una cobertura para los cupcakes o magdalenas, como a mí me gusta llamarlos, que no fuera de chocolate y nata, que es lo que he estado haciendo hasta ahora.
Hoy ha llegado el día, y aquí está.
Muy rica, muy suave, ha gustado, pero tengo que ver cómo se puede mantener más firme, que cuando la dejaba un rato, se bajaba... se derretía, ¡vaya! Quizá usando la nata vegetal me dé menos problemas, ¿no? 
De todas formas, el conjunto, buenísimo.

Ingredientes: (me han salido 11 unidades).
  • 150 gramos de harina,
  • Dos huevos,
  • 50 gramos de mantequilla,
  • 80 gramos de azúcar morena,
  • 100 gramos de cerezas trituradas,
  • Una cucharadita de bicarbonato,
  • una cucharadita de levadura,
  • Un yogur natural.
  • mermelada de cerezas
 Para decorar: 
  • 250 gramos de queso para untar,
  • 100 gramos de azúcar glas, (parece ser que el problema de que se baje la cobertura sea éste, que he utilizado poca cantidad de azúcar glas. Mientras no pruebe subiendo la cantidad, mantengo la receta original. En cuanto pruebe, si mejora, la cambio, ¿vale?).
  • Colorante rojo y media cucharadita de mermelada  de  cerezas trituradas,
  • 100 ml. de nata para montar,
  • adornos.
Preparación:
  1. En un bol bate las claras de huevo a punto de nieve y reserva.
  2. En otro bol, bate la mantequilla con el azúcar hasta que la crema esté uniforme y sin grumos.
  3. Añade las cerezas trituradas, el yogur y una de las yemas batidas.
  4. Poco a poco, añade la harina tamizada con el bicarbonato y la levadura.
  5. Después, incorpora las claras montadas pero hazlo con una espátula y con movimientos suaves, desde abajo hacia arriba.
  6. Precalienta el horno a 180º.
  7. Rellena tres cuartas partes de cada molde con la masa y mételos en un molde rígido para que no se salga la masa de los papelillos. 
  8. Una vez que el horno esté caliente, hornea los cupcakes o magdalenas durante 15 minutos, a 180º. 
  9. Comprueba con un palillo que estén bien cocidos,
  10. Deja que se enfríen antes de decorarlos, y mientras puedes ir preparando la cobertura.
  11. Una vez fríos, antes de decorar, quita con un corta-pastas redondo o algo parecido, un trocito del cupcake, y rellena el hueco con mermelada de cerezas.  Cubre con el trozo que has sacado antes y vuelve a colocar.
Preparación de la cobertura:
  1. En un bol echa el queso y el azúcar, añade dos gotas de colorante rojo, y media cucharadita del batido de las cerezas. Quizá con el batido de las cerezas tengas suficiente, coge muy rápidamente un bonito color. Las cerezas eran negras, por eso ese color de la magdalena y la mermelada casi negra.
  2. Bate bien hasta que se mezclen los ingredientes.
  3. En otro bol bate la nata hasta que esté bien montada.  Eso se sabe si al levantar la nata con una cuchara, la que se queda en el bol hace picos. O monta con alguna de estas máquinas para montar.
  4. Mezcla la nata a la masa anterior, con movimientos envolventes y deja en el frigorífico hasta la hora de adornar. Aconsejo dejarlo un buen rato y decorar a la hora de servir.
  5. Echa en una manga  pastelera y decora con la boquilla que más te guste. Y adorna como quieras.
Nota: he dejado la cobertura en el frigorífico un día entero, y hoy he vuelto a decorar otras magdalenas. La cobertura ha quedado mejor.

31 ago. 2012

BOMBONES DE UVAS AL CAVA O CHAMPÁN (Bombones de Nochevieja) y mi recuerdo a las personas afectadas de los incendios de Málaga

He preparado en dos ocasiones estos bombones. La primera vez con un chocolate de cobertura que no era el apropiado. Al sacarlos del molde el bombón se partía y sólo quedaron enteros la mitad. Era un chocolate de marca extranjera, y parece ser que es idóneo para la cobertura de las magdalenas, no para rellenar bombones. ¡Y claro, pasa lo que pasa!
En la segunda ocasión el chocolate dio mejores resultados. Esta vez he utilizado de la marca Valor, 
y aquí la receta, por si os apetece:


Ingredientes: (para unos 18 bombones aproximadamente).
  • Una tableta de chocolate  Valor,
  • 200 gramos de uvas ya peladas y sin huesos,
  • 100 gramos de azúcar,
  • Dos hojas de gelatina,
  • la cuarta parte de un limón,
  • Una cucharadita de cava Freixenet  y una copa más para la gelatina,
 Preparación:
  1. Con las uvas peladas, el azúcar y el limón, prepara una mermelada de uvas, una media hora a fuego medio removiendo sin cesar. Bate un poco para que no tenga tantos grumos.
  2. Echa la cucharadita de cava  y remueve de nuevo.
  3. En la copa echa el cava restante y la gelatina para que hidrate, y cuando esté blanda lo echas en la mermelada. 
  4. Remueve bien y deja enfriar un poco.
  5. Derrite el chocolate (2/3 partes) al baño maría y añade la tercera parte para que baje la temperatura. Remueve bien.
  6. vuelve a calentar unos minutos al baño maría y remueve.
  7. Echa en los moldes y cubre. Quita el chocolate sobrante y deja en el frigorífico.
  8. Cuando esté frío, rellena sin llegar hasta arriba los moldes con la mermelada, y vuelve a meter en el frigorífico.
  9. Deja unas dos horas y cubre con el chocolate restante.
  10. Mete de nuevo en el frigorífico, y cuando ya estén fríos completamente, unas 4 horas, desmolda con cuidado y sirve.
Bombones que preparé con el otro chocolate, donde se ve bien el relleno.

Esta receta quiero dedicarla hoy a  la tierra que me acogió finalmente cuando decidí unirme en matrimonio a la persona de la que me enamoré. A la tierra que vio nacer a mis tres hijos. A la tierra que también se llevó a dos personas muy, muy cercanas a mí, a la tierra donde encontré trabajo y dedico mis horas de ocio y toda mi vida.
A la tierra que está sufriendo actualmente unos incendios devastadores. Una tierra que ya no volverá a ser la misma, porque muchos de sus árboles han desaparecido, muchas zonas destruiídas, muchas de las especies animales se extingurián por no tener su hábitat natural. Mucha gente está sufriendo por la pérdida de sus casas, de sus negocios, incluso de sus vidas.
Hoy  pongo corazones y dulce en mi recuerdo para todas estas personas que están sufriendo, por una u otra causa, para las personas que están trabajando sofocando los incendios y ayudando como bomberos, taxistas, autoridades, voluntarios.... También a todas aquellas personas que envían sus mensajes de apoyo y de ánimo. Málaga está muy triste. ESto es muy triste. 
Coín, Marbella, Alhaurín el Grande, Ojén (que ha sufrido el desalojo de todos sus vecinos y vecinas), Monda, Calahonda.... Espero que se solucione pronto y entonces nos tomemos estos bombones y una copa de cava o de champán para celebrarlo, aunque nunca vuelva a ser igual....
¡Por Málaga y por sus habitantes!

25 ago. 2012

FALSA LASAÑA DE VERDURAS CON PATATAS (Verduras de temporada)

El otro día me trajeron una cesta de verduras frescas del campo, ecológicas.
En la misma venían dos berenjenas, dos calabacines, unos pimientos verdes que olían a pimientos, pimientos rojos, y unos tomates que se comen solos, rojos y con el olor a tomates de verdad.
Se me apeteció hacer algo con todas las verduras, y pensé que una lasaña de verduras estaría bien, pero cambiando la pasta por patatas. Tendría que ponerle otro nombre, pero cómo le llamo. jajaj.
Me quedo con la riquísima lasaña que hice. Es como el pisto, pero sin cebolla, y las verduras en capas.
Ingredientes:
  • Dos patatas,
  • Cuatro tomates maduros,
  • Una berenjena,
  • Un calabacín,
  • Un pimiento verde y uno rojo,
  • Dos dientes de ajo,
  • Una hoja de laurel,
  • Aceite de oliva virgen extra de la variedad picual, en este caso de OleoBetica, que está bien rico para acompañar a estas verduras.
  • Sal y un poco de azúcar.
Preparación:
  1. Primero lava todas las verduras. Las berenejenas las cortas en rodajas finas, le echas sal por encima y las dejas media hora para que reposen y suelten el amargor. Después las lavas y las secas.
  2. En una sartén echas cuatro cucharadas de un buen aceite de oliva virgen extra, como el que hoy estoy utilizando, de OleoBetica, y echas los ajos picados, y luego los tomates pelados y muy picados (mete el tomate en agua caliente unos segundos, quita la piel y las semillas). Ponle un poco de azúcar, sal y la hoja de laurel. Deja que se rehoguen unos 20 minutos.
  3. Pela las patatas y corta en rodajas finas, y los calabacines también.  Y los pimientos también a rodajas finas.
  4. En una sartén ve friendo la verdura. Primero las patatas y luego los calabacines y berenjenas. Finalmente los pimientos. Deja toda la verdura sobre papel absorbente mientras preparas para emplatar.
  5. En un plato coloca la verdura por capas. Primero patatas, luego verdura, un poco de salsa de tomate, otra verdura, otro poco de salsa. Termina con las rodajas de patatas, y la salsa de tomate que te sobre.

Y ¡listo para comer! qué rico está, madre mía.
En agosto hay muy buena verdura y fruta. Aunque los pepinos ya están terminando, tenemos los tomates, berenjenas, calabacines y patatatas  en su mejor momento. Con muchas propiedades y beneficios para la salud, hay que aprovechar estas verduras y comerlas siempre que se pueda.


3 ago. 2012

CÓMO CONSEGUIR EL TÍTULO DE PASTELERA en dos días y el taller infantil de galletas en Torredelcampo (Jaén)

Ando ahora inmersa en fondant, galletas, magdalenas y otras exquisiteces. Siempre aprendiendo, siempre renovando, siempre liada, ¡vamos, que no paro!.
Mi primo David y Loli su mujer, que viven en Torredelcampo, Jaén, vieron lo que hacía con el fondant, y les llamó mucho la atención. Tanto que comentaron que les gustaría que les enseñara lo que sabía. Aproveché entonces unas minivacaciones y viajé hasta Jaén. Un viaje que me vino de maravilla, porque así conocería en persona a Lola Romero, de la Cadena Ser de Jaén, a quien prometí que visitaría en cuanto pudiera, y también vería a mi familia, que me apetecía mucho.
Y regresar de nuevo a Jaén, andar por sus calles, respirar el aire, recordar los lugares donde me crié, los olores y sabores, era algo que me rondaba hacía tiempo; creo que lo necesitaba.
Cargada con un equipo "casi profesional" de todos los artilugios necesarios para trabajar con el fondant, en un bolso que preparé sólo para eso, me dispuse a viajar. Y como me ilusiono con cualquier cosita, iba yo más contenta con mi maleta (necesaria cuando se viaja), mi cámara de fotos (compañera inseparable) y mi "maletín de aficionada". Nuevecito, lo miraba, lo cambiaba de sitio, lo volvía a mirar...jajajaj. Hasta la etiqueta con el precio la tenía aún puesta.
Mi idea era hacer galletas, cupcakes y una tarta.
Y el día 26 mis tíos me llevaron donde estaban mis primos. Un lugar tranquilo, en mitad del campo rodeado de árboles, muchos pájaros, y dos niños pequeños, David y Daniel. Hacía fresquito y no teníamos ni internet, ni cobertura en el móvil. Un plan perfecto para dejar volar la creatividad en un ambiente calmado.
Abrí mi maletín y comenzaron a salir estecas, texturizadores, moldes de galletas, fondant, colorantes, rodillos... La mesa se llenó de cachivaches, jejeje.
Y entonces, llegó una familia que eran amigos de mis primos, con dos niños, Manuel y Álvaro.
¡Bien, vale -me dije- no pasa nada!
Al rato llegó otra familia con otra chiquilla, Maribel.
¡Bien, no pasa nada, seguimos con la idea de hacer galletas!
Y un poco más tarde, un familiar de mis primos, con otra adorable chiquilla, Alejandra.
¡Vale, bien, seis  niños, diez adultos! jajaja. Al principio mi cara era de "chiste". Algo así como:
- ¿qué pasa aquí? ¡cuánta gente! ¡madre mía! ¿ahora qué hago? ¿cómo enseño yo algo que no domino muy bien, pero que parece que sí? jajajja.
Pero Mª Ángeles es muy valiente, y ya no puede echarse atrás.Hay que tirar hacia delante, sea como sea.
Mi chip cambia rápidamente, y me imaginé que era una profesora experimentada en estas lides, que tenía ante mí un taller infantil de galletas, y que mis alumnos y alumnas esperaban impacientes a que les hiciera las galletas de Bob Esponja y unos lindos vestidos, jajajja. Aquí me acordé inmediatamente de mis amigos, Mariló Flores, y de Jose y Pili... y les pedía ¡AUXILIO, mentalmente!. Ahí estaba yo, sola ante el peligro.
Pero lo mejor de todo: las caras. Sorpresa, ya que no esperaban encontrarse con esto. Admiración, porque me veían como alguien que iba a hacer dulces, y  creo que también como un ídolo o algo así!
De hecho hubo varios detalles que se me grabaron y me gustaron mucho.
Los niños de mis primos, son pequeños, pero tienen unas conversaciones muy inteligentes y son muy graciosos.
David de cinco años, rubio, ojos azules, y una cara de pillo que no puede con ella, recibió a sus amigos Manuel y Álvaro, contándoles que yo iba a hacer galletas, magdalenas.... Estaban los cuatro juntos, y los escuchaba hablar sobre mí. Ojos grandes bien abiertos, sonrisas. En un momento que salí al porche, pillé a David que le dijo a Manuel:
- ¡es que Mª Ángeles es pastelera! jajaj.
¡qué bonito! Pastelera, aún lo recuerdo y sonrío.
Y durante la mañana, en una de mis salidas al porche, me encontré con Manuel, un niño moreno, con unos ojos redondos bien grandes y muy negros también, simpaticote, que me dijo: ¡Mª Ángeles, ¿tú puedes hacerme un pastel de chocolate?". jajajaj, es que me parto. ¡claro, si soy pastelera, pues puedo hacerle un pastel de chocolate! jajaj, le dije que hoy no, que haríamos otros dulces con los cuales se divertiría más.
Después de haber elegido las galletas que querían hacer, horneamos, y tras el enfriado correpondiente, a trabajar con el fondant. Os podéis imaginar la tarea. Nadie de la reunión sabía qué era aquello, a qué sabía, cómo se utilizaba, con qué. ¿se comían los rotuladores? y¿el pegamento? ¡qué raro es todo esto, pero qué bonito y divertido!
A la hora de decorar, y tras varias explicaciones, preguntas y respuestas, animé a las madres y padres a que salieran al porche a tomar el sol, y a refrescarse con un tinto de verano,o una cervecita. Llamé al personal de menos edad, y cada uno de ellos decoró su galleta. ¡Cuánto entusiasmo!
En fila, tras las galletas, esperando su turno para recogerla. Por estatura, Maribel, Manuel, Alejandra, David, Álvaro y Daniel.
 Al finalizar, teníamos una bandeja llena de coloridos vestidos, sonrisas y BoB Esponja. No me pude traer más moldes, que si no vendría más cargada. ¡ah, había una Dora Exploradora, que el chiquitín de mi primo es fan incondicional y yo no tenía ni idea! Mi primo se encargó de caracterizarla, y lo hizo muy bien.
Al día siguiente decoramos la tarta (el bizcocho fue lo primero que hicimos) y las minimagdalenas.
Cada cual con su galleta.
La misma noche del jueves, tras la cena, estuvimos en el porche charlando y tomando el fresquito. Me senté en el escalón y Alejandra, Manuel, Álvaro y David me hicieron compañía. Me contaban chistes que ellos mismos inventaban, historias, y hasta recetas. Fue muy, muy divertido.
Alejandra me estuvo dando la receta de la granizada de sandía y de la pizza de Hello Kity. Con ocho años, al igual que Manuel, Alejandra es una encantadora niña rubia, que me contaba muchas cosas, con un acento muy dulce. Me encanta tratar con gente así, que a pesar de su corta edad, te pueden enseñar tanto, y que al mismo tiempo, se emocionan con las pequeñas cosas y le dan valor a lo que realmente importa. Yo creo que me llevo tan bien con los niños y niñas, porque también me emociono con las cosas pequeñas, también disfruto con los detalles más insignificantes, pero los que llegan al corazón, con un chiste que no tiene gracia, pero que cuando ves sus caritas te tienes que reír a la fuerza, porque ponen todo su empeño; con una receta de granizada que se mete al horno (mezcló dos recetas, aunque finalmente rectificó, mientras esbozaba una sonrisa inocente, sanota, sin mayor problema); con el simple hecho de prestarles atención, de mantener una conversación, de escucharles.... Pasé un rato muy, muy agradable con su compañía. Los más pequeños, como Álvaro y David, correteaban a mi alrededor y de vez en cuando, se empujaban, a ver quién me contaba el mejor chiste, o quién lo hacía antes.

Minimagdalenas decoradas
Tarta, bizcocho de vainilla
y relleno de mermelada
de mango


David también me preguntó, muy, muy interesado, si yo era "profesionista de pasteles". Después me dijo Loli que en clase están dando las distintas profesiones. Entonces entendí la pregunta, que tambén me resultó muy simpática.

El viaje a Jaén se completó con una visita a Jabalcuz, a mis tíos Angelita y Paco, Manolo y Ana, y mi tío Miguel. Allí vi a mi prima Africa, otra bloguera cocinera con un excelente blog que comparte con su amiga Loli, MI ALACENA; mi prima Celia, que también es un encanto, y muchos primos pequeños que correteaban por el campo jugando..
Estas galletas las hicimos entre mi tía Angelita y yo. Trabajando en cadena, y con todo medio organizado, se hacen unas galletas en poco tiempo.
Y como colofón de oro, mientras paraba en casa de mi tía Angelita, la hermana de mi madre, he disfrutado de las mejores vistas que puedo tener mientras estoy en Jaén, las de la catedral.
 Frente a su casa hay unos preciosos jardines que dejan ver ese majestuoso edificio. Por las noches antes de irme a dormir, iluminada, frente a mí. No podía dejar de mirar. Me atrae. Y por las mañanas, antes de desayunar, me asomaba de nuevo, con el frescor de la mañana, a contemplarla, más iluminada y con más detalles, entre las ramas de los árboles. ¡Impresionante! Y alguna que otra ardilla que correteaba de un árbol a otro.
Andar por Jaén es lo que más me gusta. Ver las tiendas que aún existen después de tantos años, como donde me compré mi vestido de novia. Que tiene su historia, no creáis. O ver a mi amiga Carmen Rueda, a quien conocí a través del facebook, y a quien ya conozco en persona. Otra encantadora razón para visitar Jaén más a menudo. Nos tomamos un batido helado que me supo a gloria.
Y aquí testimonio gráfico de mis "talleres de galletas y fondant", y de mi visita a Jaén, de donde mievine con mi título de "PASTELERA" osea "PROFESIONISTA DE PASTELES". Todo un honor.

A la Dcha: Pájaros que cría mi primo. Uno de ellos fue campeón del mundo. ¡Me parece que me dijo eso, es que tengo muy mala memoria!


A la izq.: Mis tíos Pepe y Prudencio, jugando al 4 en línea.Yo jugué con mi tía y gané, jajaj, fue divertido también.


Pipirrana al estilo de Jaén que hicieron mis tíos Pepe y Ángelita. ¡qué rica!
Pozo en la casa.
El campo, donde fui a pasear muy temprano buscando ardillas y jabalíes. Se ve que  aún dormían, porque no vi a nadie. Sólo escuchaba  pájaros, de muchas especies.




La noche del jueves terminó contándome mi primo una preciosa y enternecedora historia de una persona que vivió en casa de los abuelos de Loli, en Torredelcampo, durante la guerra, y que murió allí. Nadie supo de su familia, ni su familia qué fue de él. Al cabo de muchos años, dieron con los familiares y hubo un encuentro entre familias muy emotivo. Mientras atendía emocionada yo también, me bebí un "mojito", creo que el segundo en toda mi vida.
La tienda donde compré mi vestido de novia, hace casi 28 años. ¡Sigue igual!
Una tienda en la que nunca hubiera pensado que entraría, y en la que creo que no entraría nunca más. Pero de donde me traje mi vestido de novia. ¡Lo que son las cosas!.
 
  ANÉCDOTA: Además de las anécdotas de lo que viví con los niños y las niñas, ocurrió algo en el viaje.
Cuando llegué a Jaén hacía muchísima calor, aunque ya atardecía. Desde la estación de autobuses hasta la casa de mi tía hay un camino de cuestas, y calles empedradas, y yo iba cargada y cansada. Cogí un taxi, y llevaba una cajita con ocho o diez minimagdalenas decoradas para mi tía. Al salir del taxi, la cajita se quedó dentro. Me dio mucha pena, porque tenía ilusión de que mi tía los probara. Aunque deseé que se hombre hiciera buen uso de los dulces.
Aquí hay parte del motín entregado al taxista.


 RESUMEN DEL VIAJE: 
Unos días intensos y muy bien aprovechados. Una vuelta al pasado, pero en el presente. REencuentro con amistades. Presentaciones. ¡ah, también conocí a una amiga de mi amiga que ha puesto una tienda de repostería en la Pza.de San Idelfonso. Muy bonita. He visto a mi tío Manolo, el hermano de mi madre, que lo han operado hace pocos días, y se alegró mucho de verme. Fui una sorpresa para él. A mi tía Mercedes, Manuel Carlos y Ana. También apareció mi prima Ana Maria. 
Después a mis tios, de la familia de mi padre, que también se alegraron de verme y yo de verlos a ellos y estar con parte de mis primos. Una mención especial a Laura, la hija de mi primo Juan Francisco, que está muy grande, y es una niña encantadora. Me invitó a un crepe con nocilla que había hecho esa misma tarde. Tengo una carta de ella guardada muy bonita. Cuando la conocí, supe que le gustaba mucho leer, y la poesía, y que también escribía. ¡Eso me encantó!
Y los días que pasé en el campo han sido muy especiales, y simpáticos. He disfrutado del fresquito de Jaén, del cielo estrellado por las noches, de la familia, historias interesantes, he aprendido a preparar el jabón de una forma mucho más fácil (de eso se encargó mi tío Prudencio de 87 años), y el contacto con el mundo infantil ha sido genial.
 ¡Y eso es todo por hoy!´

Sed felices, aunque sea con las cosas pequeñas. Eso nos hará grandes.