28 abr. 2015

TORTILLAS DE MERLUZA Y VERDURAS

En la revista SABER COCINARtve he encontrado recetas muy fáciles y muy sabrosas en la línea de este blog: sencillas, baratas, rápidas y para toda la familia.
Y aquí os dejo la última que he probado.
Ingredientes:
  • 3 huevos
  • 150 g de filetes de merluza, puede ser congelada
  • Un pimiento verde pequeño
  • 3 Champiñones
  • Una cebolla pequeña
  • Una hoja de laurel
  • Una patata mediana
  • Unas ramitos de perejil
  • Sal y aceite de oliva virgen extra.
Preparación :
  1. Pela la patata, trocea y cuece 10-12 m en agua con sal, la cebolla troceada y el laurel.
  2. Saca la patata y el laurel y en el agua cuece la merluza. Escurre y desmenuza.
  3. Limpia el pimiento y trocea en tiras, y los champiñones en láminas.
  4. Saltea unos minutos con una cucharadita de AOVE.
  5. Mezcla todos los ingredientes con los huevos batidos y el perejil picado. Sazona.
  6. Cuaja tortillas en una sartén pequeña con una cucharadita de AOVE. 
  7. Sirve con rebanadas de pan tostado, untadas con tomate rallado o de bote, y un hilo de AOVE. Está realmente bueno.


30 mar. 2015

FIDEOS TOSTADOS CON LANGOSTINOS Y ALIOLI DE PIMIENTO DE PIQUILLO

Hay veces que una va a un sitio a comer, y se enamora de un plato, y no se queda tranquila hasta que no "lo imita".
¡Pues eso me ha pasado a mí, soy bastante caprichosa!
Hace pocos meses, un domingo, , a pesar de que no lo tenía previsto, me fui a comer con mis amigas del grupo Pipirrana, al restaurante MOMA, en Churriana (Málaga). 
Quería dedicar ese día a estudiar, y a limpiar la casa y organizar. Pero ya llevaba varios días sin parar, y mi amiga Laura me convenció que había que descansar, y cambiar de chic. Hacía tiempo que no nos veíamos, y era una buena ocasión.
Angeles fue quien decidió dónde iríamos a comer, y una elección muy acertada.
Nos trataron de maravilla, y todo lo que comimos estaba riquísimo, bien presentado, y bastante cantidad.
Y este plato me gustó especialmente, y hoy he querido imitarlo.
El resultado ha sido muy bueno y os dejo cómo lo hice. Es bastante fácil, y aunque hay muchas recetas, no hay ni que consultarlas, es un poco intuitivo..

Ingredientes:

  • 300 g de fideos medianos
  • 400 g de fumet de pescado
  • 16 langostinos
  • Dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra para tostar los fideos y para dorar las gambas y ajos
  • 2 dientes de ajo y una guindilla (cayena).
  • una cucharada de salsa de soja,
  • una jibia pequeña
  • para el fumet: las cáscaras de los langostinos, un trozo de puerro, un poco de apio, una zanahoria, sal y pimienta, al gusto. 
  • para el alioli de piquillo: Aceite de oliva virgen extra, de la variedad arbequina. También puedes utilizar aceite de girasol o un aceite de oliva suave; .dos dientes de ajo, un poco de sal, un chorreón de zumo de limón y dos pimientos del piquillo, y un huevo.
  • Para decorar, un poco de perejil.
Preparación

  1. Primero prepara el fumet, o caldo de pescado.
  2. En una sartén honda, o cacerola, con unas gotas de aceite, dora las cabezas y aplasta con una espumadera,  para que suelten su jugo.
  3. Añade agua suficiente (como más de medio litro) e incorpora las verduras. Deja cocer mientras preparas los fideos y el ali-oli, unos 20 minutos (retira la espuma conforme vaya saliendo). Salpimenta.
  4. En una sartén aparte, echa una cucharada de aceite de oliva virgen extra, con un ajo troceado sin la parte central, con los langostinos pelados y la jibia a trocitos pequeñitos. Sofríe hasta que los langostinos cambien de color y se vuelvan rositas y cojan ese color tan apetecible. Saca y reserva.
6. En la misma sartén, añade otra cucharada de aceite de oliva virgen extra, y el otro diente de ajo troceado (siempre retira el centro, para que no piquen). 
7. Incorpora una guindilla y los fideos. Empieza a rehogar para que se vayan tostando, removiendo con cuidado que no se quemen. Casi al final, unos diez minutos, riega con una cucharadita de salsa de soja. Eso le da un sabor muy rico y además se ponen más oscuros.
8. Cuando estén en ese punto, añade el caldo de pescado y deja cocer otros diez minutos, hasta que los fideos queden sueltos. Remueve y añade los trocitos de la jibia.
9. Ahora prepara el alioli, como tradicionalmente, 
10. En el vaso de la batidora, pon el huevo, los ajos pelados y sin la parte central, un chorreón de zumo de limón, un poco de sal y aceite que cubra el huevo. Emulsiona. 
Al final le pones los dos pimientos del piquillo y bates de nuevo.
Sirve los fideos calientes cubiertos con la salsa de alioli y los langostinos.


¡Por cierto! Este restaurante al que fuimos fue todo un descubrimiento, y de los buenos.
Además de una atención estupenda, su cocina es casera, pero con toques de diseño, que hacen disfrutar de cada plato, donde los sabores mediterráneos,  y malagueños, destacan con muy buenas presentaciones.
Su cocinero, Víctor Luque, encantador por cierto, nos sorprendió con unas ensaladas muy apetitosas.

29 mar. 2015

TORRIJAS TRADICIONALES FÁCILES A LA NARANJA Y LICOR


.

Mientras escribo esta receta, recuerdo el olor a vino, a canela.  y limón de las torrijas que  hacía mi madre cuando era pequeña.
Los domingos, que era cuando estábamos más tiempo en la cama,  y a mi madre le daba tiempo a preparar desayunos especiales,  nos despertábamos con estos olores y las tres hermanas mayores devorábamos el desayuno que ella nos prepararaba 
En casa gustaban mucho las torrijas,  sobre todo a mi padre,  que era capaz de comerse un plato entero y dejarnos sin probarlas 
Eduardo, no comas más, que las niñas no han comido! -le decía mi madre, asustada viendo cómo iba bajando la cantidad, y el plato se iba quedando vacío.
Aunque sea un dulce tradicional en Semana Santa, yo suelo hacerlas durante todo el año, sobre todo cuando sobra pan.  No a lo mejor tantas veces como quisiera, pero sí cada vez que me sobra pan.. y eso que casi siempre dejo que se ponga duro y lo rallo.
Pero mi madre ha hecho y hace torrijas cuando le sobra pan, en cualquier época del año. Y yo me he quedado con esa costumbre.
Y además, se lo debo a un amigo de mis hijos, a Juan, que cuando empecé con el blog me pidió que publicara las torrijas, y siempre lo he tenido ahí, en el alma. ¡Por fín, aquí están!

En aquel momento ni se me ocurría pensar que yo, unos años después, haría esas torrijas también para desayunar para mis hijos, y además con el mismo cariño y la misma dedicación que mi madre le ponía.
Voy a intentar poner unas cantidades, por si alguien se acerca por aquí, despistado, un domingo cualquiera, a ver cómo se hacen. Y digo lo de voy a intentar, porque yo las hago a ojo. MI madre no me dio una receta, con ingredientes medidos y pesados. Un chorreón de vino en un plato con leche...;  un puñado de azúcar con un poquito de canela...; dos huevos, para según qué cantidades... 

-
Así es que, mientras las hago, calculo y peso para saber más o menos qué cantidades pongo de cada uno de los ingredientes.
Yo también suelo hacerlas con pan de varios días, porque está más asentado, y es una forma de conseguir que no se tire, que se recicle. Aunque yo no suelo tener pan atrasado, porque también lo muelo para tener siempre pan rallado casero.

IngredientesPara cuatro personas:
  • 10 rebanadas de pan de dos o tres días. (una barra más o menos),
  • Dos vasos de leche, (como 400 ml. aprox,.),
  • Un vaso de vino blanco, licor de castaña (este ha sido hoy el utilizado), vino dulce de Málaga..
  • 2 huevos,
  • Una cucharada de zumo de naranja (es una manía, pero mientras las preparo, me tomo un zumo de naranja y aprovecho un chorreón)
  • Cuatro cucharadas de azúcar,
  • Una cucharada de canela molida,
  • Aceite de oliva virgen extra para freír.
  • Un palo de canela.
Preparación:

  1. En un cazo caliento a fuego suave la leche y el vino con una cucharada de azúcar y la corteza de naranja, A veces le añado media ramita de canela, pero eso es opcional. No dejo que hierva, pero sí lo tapo y dejo que se enfríe hasta que esté tibia y se infusione la naranja.
  2. Una vez preparadas las rodajas de pan, y cuando la leche está tibia, saco la cáscara de naranja y voy mojando el pan. Dejo el pan en remojo hasta casi que se me olvida. Eso sí, el pan tiene que ser un pan asentado, si no, hago una papilla. . Después las saco y dejo escurrir  sobre una tabla mientras preparo las demás.
  3. Ya escurridas, bato los huevos en un plato  y los rebajo un poco con una cucharada de zumo de naranja, y en su defecto, con un poco de agua (pero poca),
  4. Con el aceite bien caliente, voy echando el pan y friendo a fuego medio, hasta que estén en el punto que a mí me gustan, ni demasiado crudas, ni demasiado fritas.
  5. Las saco y pongo sobre papel absorbente. 
  6. En otro plato tengo preparado el resto del azúcar con la canela, bien mezclado, y voy rebozando las torrijas. Unas veces, admito, le pongo más canela, otras menos. Ya os digo, no tengo receta fija.
  7. Y ¡listas para tomar! En ocasiones también le he puesto vino dulce, o anís... están riquísimas. 
  8. Es un plato, para mí, de reciclaje, porque además de aprovechar el pan que está duro, puedes cambiar ingredientes según lo que tengas en casa, y cada día es una sorpresa y una torrija distinta.
  9. Estas de aquí abajo están Rellenas de mermelada de fresa.

23 mar. 2015

HAMBURGUESAS DE POLLO, FOIE GRAS Y QUESO

Y eso que a mí no me gustaban las hamburguesas..., y siguen sin hacerme mucha gracia, pero al menos las que se compran en los establecimientos que se dedican a comidas rápidas, o en las carnicerías, o supermercados.
Pues desde que las hago en casa, me van gustando cada vez más. Y es que he utilizado recetas con ingredientes que aportan sabores distintos, y eso sí que me ha gustado.Y ya, si hago el pan en casa, entonces ya es lo más... como dicen los jóvenes.
En este caso salen de una revista que se llama SABER COCINAR Tv.
He adaptado la receta a mi gusto personal, y me han encantado.
Ingredientes para 8  hamburguesas no demasiado grandes:

  • 300 g de pechuga de pollo
  • Un huevo pequeño
  • 30 g de queso curado rallado
  • 40 g de Foie gras
  • 20 g de miga de pan
  • Un poco de leche
  • 20 g de piñones
  • 60 g de rucula
  • Tomate frito
  • Sal y pimienta
  • Opcional: cebollino
  • Pan rallado
  • Aceite de oliva virgen extra
Preparación:
  1. Limpia el pollo, corta la parte de la grasa, y trocea en cuadraditos pequeños.
  2. Deja la miga de pan en remojo con un poco de leche. 
  3. Escurre y mezcla con la carne, el huevo batido, sal y pimienta, y si tienes cebollino, picalo y añádelo también a la mezcla.
  4. Tuesta los piñones en una sartén sin aceite, y agrega a la mezcla junto con el foie gra y el queso rallado. Mezcla de nuevo.
  5. Amasa y da forma circular, tipo hamburguesas. Yo no las hago muy grandes, pero aquí ya juegas con tus gustos y preferencias.
  6. Como la masa se te pegará en las manos, me ayudo con un poco de pan rallado.
  7. Aplasta ligeramente y dora en una sartén con unas gotas de aceite.
  8. Parte los bollitos y Tuesta un.poco en plancha, o sartén.
  9. Pon la carne entre las dos mitades de los bollitos, luego la rúcula y cubre con la salsa de tomate, también tibia. Estará mucho más rica.

Las hamburguesas hechas en casa son muy ricas, y tú puedes elegir el tipo de carne y vegetales.




8 mar. 2015

CUPCAKES DE CHOCOLATE BLANCO

Aunque estos cupcakes están hechos en una máquina de
hornear magdalenas, la preparación es la misma que si van
al horno, quizá los tiempos, pero el resultado es el mismo, unos deliciosos cupcakes o, magdalenas de chocolate blanco, que podéis decorar cómo más os guste.
Os dejo la receta:
Ingredientes:
  • 2 huevos
  • 125 g de mantequilla
  • 220 g de azúcar
  • 125 ml de leche
  • 225 g de harina
  • 2 cucharaditas de levadura
  • Un poquito de sal
  • 50 g de chocolate blanco
Para la cobertura:
  • 200 g de azúcar glacé
  • 200 g de mantequilla
  • 250 g de chocolate blanco
  • 30 ml de leche
Peparación:
Todo a temperatura ambiente, huevos, leche, mantequilla.
  1. Trocea la mantequilla y deja que se ablande a temperatura ambiente.
  2. Precalienta el horno a 180 grados.
  3. Bate la mantequilla con el azúcar hasta que esté cremosa.
  4. Casca los huevos y agrega de uno en uno, batiendo.
  5. Vierte la leche y mezcla.
  6. Incorpora la harina, levadura y sal tamizadas, pero no de una vez, sino en varias veces.
  7. Bate hasta conseguir una masa homogénea.
  8. Pica el chocolate y agrégalo.
  9. Coloca las cápsulas en un molde rígido y llena hasta dos terceras partes y hornea de 20 a 25 minutos.
  10. Espera 5 m a sacarlos del molde y deja enfriar sobre una rejilla.
Cobertura:
  1. Mezcla el azúcar glacé con la mantequilla y la leche.
  2. Funde 200 g de chocolate al baño maría o microondas y deja entibiar. 
  3. Añádelo y bate bien
  4. Rellena una manga pastelera y decora como más te guste. 
  5. Los 50 g de chocolate restante puedes rallarlo y echarlo por encima de la Cobertura. 
Si los haces en una de esas máquinas que hay ahora que hornean magdalenas, solo tienes que encender la máquina y cerrar.
 Dejar 5 minutos, se encenderá el interruptor verde. 
Meter los papelillos y rellenar rápido de la misma forma, dos terceras partes de masa.
Cerrar la máquina y dejar 15 m. 
Apagar y abrir. 

3 mar. 2015

LUBINA CON CREMA DE ZANAHORIAS, ALCACHOFAS Y CHAMPIÑONES SALTEADOS

Hay épocas en la vida en las que todo cuesta más trabajo, por las circunstancias. Las condiciones cambian, y hay que adaptarse con lo que contamos en esos momentos. 
Las actividades y las obligaciones apremian, y el tiempo para menesteres más satisfactorios, escasea. 
Pero hay prioridades que tenemos que atender, y ahora estoy inmersa en una de ellas, y bien gorda. Me juego mi futuro profesional, y como están los tiempos, mejor no jugársela. 
Por eso veréis que mis entradas son más esporádicas, aunque ya lo estuvieran siendo sin un aviso; que mis fotos son regulín regulán (y es que no tengo cámara de fotos, ni luces) y tampoco tengo mucho tiempo para buscar otras mejores. Por no tener, no tengo ni platos variados. ¡Vamos, tampoco es que en mi casa tenga mucho más, pero al menos alguna cosita sí! Es que me han dejado un piso para estudiar y relajarme y concentrarme, por eso. Y publicar desde el móvil, es bien difícil, aunque siempre pueda hacer una escapada al ordenador de mi casa, la de verdad. (cotilleo, cotilleo... estoy redescubriendo el placer de montar merengue a mano -duele sí, pero es diver-; o montar la nata con una batidora de esas muy, pero que muy baratas, y sorprendentemente ha montado muy bien, y he hecho una minitarta, -jejeje-; o un arroz para dos personas que me como yo en dos días....). Enfín, hay que buscar la parte positiva de todo.
Bueno, a lo que iba, que lo de enrollarme sigue igual.
Que yo quería decir que una no tiene tiempo ni cabeza para inventar, ni para experimentar. No como mi amiga Angeles Ballesta (kesito en las redes), que es una gran inventora, una gran cocinera, y merecedora de todos los premios que ha conseguido ya.
Así es que, con dos o tres libros que me llevé a este piso, más lo que una encuentra por el frigorífico, pues que preparo unas comidas bien ricas. Y es que de eso no quiero privarme, aunque esté sola, aunque esté estudiando, siempre hay un tiempo para cocinar y comer y cenar bien. Que quien no alimenta el cuerpo, no alimenta al cerebro. Y ahora lo tengo que alimentar muy bien. 
Y en uno de esos libros de cocina, de la cocina tradicional de la Abuela, apareció esta receta con la Lubina. 
Tenía alcachofas, y todos los ingredientes, y del super de al lado de la casa, me traje los filetes de lubina.
Le añadí los champiñones, que no quería que se pusieran malos, y listo. ¡Delicioso!

Os dejo la receta:
Ingredientes:
  • 4 filetes de lubina (ya sea congelada o fresca)
  • 4 alcachofas (en este caso eran naturales, pero también puedes ponerlas en conserva)
  • 8 champiñones (opcional, en la receta original no venían)
  • 200 ml. de nata líquida,
  • 200 ml. de caldo de pollo (justo estaba preparando un caldito para una sopa)
  • Una cebolla mediana
  • 4 zanahorias de tamaño medio
  • dos cucharadas de Aceite de oliva virgen extra
  • Dos cucharadas de mantequilla
  • Sal y pimienta
Preparación:
  1. En un cazo pon el aceite de oliva virgen extra, y pica la cebolla y la zanahoria en rodajas finas, y deja que se doren unos diez minutos,
  2. Añade el caldo de pollo y la nata líquida, y cuece hasta que la zanahoria esté tierna. 
  3. Salpimenta y bate hasta conseguir una salsa espesa, más parecido a una crema. Si acaso, retira un poco de caldo antes de batir, para que la salsa no quede muy líquida, y añade según se necesite.
  4. En una sartén con un poco de aceite dora las alcachofas ya cocidas y troceadas, unos minutos escasos, a fuego fuerte. O bien naturales o bien de lata.
  5. Y en la misma sartén, dora los champiñones, lavados con agua y limòn y laminados.
  6. En una sartén más grande, con la mantequilla, dora la lubina a fuego medio fuerte, que se haga crujiente, salpimentada a tu gusto. Haz unos cortes antes de saltear, ya que el pescado encoge al contacto con el calor, y se puede abombar los filetes. 
  7. Sobre una cama de la salsa de zanahoria, pon los filetes de lubina, las alcachofas y los champiñones.

Y lo que os decía, como cuesta trabajo escribir y publicar desde el móvil, os dejo el enlace mejor donde vienen todas las propiedades y beneficios para la salud de este pescado:
PROPIEDADES NUTRITIVAS DE LA LUBINA, y otras curiosidades y recetas


27 feb. 2015

COLIFLOR AL AJOARRIERO. Receta tradicional de la Cocina Española

De pequeña no me gustaba mucho, lo reconozco, pero en casa, mi madre, sí que nos ponía la coliflor a menudo para comer, y en preparaciones muy variadas. 
Con la edad he ido apreciando cada vez más su sabor, y ahora sí que disfruto en cada elaboración.
No ocurre lo mismo con mis hijos, que nada más olerla mientras la cuezo, huyen despavoridos.

Una de las recetas más tradicionales de la Cocina Española es de la forma en que la presento hoy.

Ingredientes; para 4 personas:
  • Una coliflor
  • Una cucharada de pimentón dulce ( si es pimentón de la Vera, de mi tierra de nacimiento, entonces ya triunfamos)
  • Una pizca de pimentón picante
  • Tres dientes de ajo
  • Tres cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Un poco de tomillo y otro poco de romero, como media cucharadita de las de café de cada una.
  • Sal
  • Unas hojas de perejil picado
  • Una cucharadita pequeña de.vinagre.
Preparación:
  1. Limpia la coliflor quitando las hojas verdes, y retira también el tallo. A mí me gusta roerlo, así crudo, está muy rico.
  2. Retira en trozos, yo lo hago en ramitos, no demasiado grandes.
  3. Lava y echa en una cazuela cubriendo de agua. Añade sal y cuece durante 15-20 m.
  4. Cuando esté tierna (puedes comprobarlo pinchando con un cuchillo o tenedor) retira del fuego, escurre y reserva en una fuente o plato.
  5. Rehoga en una sartén o cazuela, los ajos fileteados en el aceite de oliva virgen extra, y añade tomillo, y romero. Al final echa el pimentón (los dos tipos) y deja sofreir un minuto escaso.
  6. Retira del fuego y añade el vinagre.
  7. Vierte esta mezcla sobre la coliflor cocida y escurrida, y espolvorea con perejil y un poco de sal.
  8. Sirve.
¡Más fácil, imposible! Tardo más en escribirlo paso a paso que en hacerlo.


La coliflor es un tipo de col, y aunque exhala un olor fuerte al cocerla, destaca por sus importantes beneficios para la salud.
El primero de ellos es su alto contenido en agua, y bajo contenido energético, por lo que está recomendado su uso para dietas de control de peso.
Importante fuente de Vitamina C y Vitamina A, fibra, ácido fólico, potasio, calcio y con propiedades antioxidantes, que ayudan a prevenir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.
Es diurética y depurativa, beneficiosa para aquellas personas que sufren de hipertensión. Ayuda a eliminar líquidos, y sustancias de deshecho.
Por su contenido importante de ácido fólico su consumo resulta muy interesante para las mujeres embarazadas.
¿ahora qué me dices? Hay que comer más coliflor, y además, que hay distintas formas de prepararla, y todas exquisitas.


Más recetas por los blogs amigos con coliflor
COLIFLOR ALIÑADA, por Reme Reina.
y sumo y sigo, porque esto es solo un ejemplo.
Y no te pierdas, en mi blog de COCINA PARA ESTUDIANTES, las CROQUETAS DE COLIFLOR AL AJITO. 

30 ene. 2015

CÓMO SE HACE HALVA DE ZANAHORIA Y TORTILLA DE VERDURAS SIN HUEVO, MI COLABORACIÓN EN EL PROGRAMA ZENDO DE ONDA AZUL MÁLAGA

"El alimento es la vida de todos los seres, y todo el mundo lo busca. 
La piel, la claridad, la buena voz, la larga vida, el entendimiento, la felicidad, la satisfacción, el crecimiento, la fuerza y la inteligencia, todo se fundamenta en el alimento.
De todo lo que es beneficioso para la felicidad mundana y de toda acción que conduzca a la salvación espiritual, se dice que se fundamenta en el alimento". -Charaka

Con esto tan bonito que encontré por internet mientras me documentaba sobre la receta de hoy, me acerco a la cocina de la India. De esto sabe mucho mi amiga y gran cocinera Toñi Sánchez, que con su blog, nos acerca a una cocina apasionante, donde nos muestra su querencia tanto por la cocina malagueña, como por otras cocinas del mundo. De hecho, ella nos comenta que es una apasionada de la India. No dejéis de visitar MI COCINA, la cocina de Toñi. ¡¡No vais a salir de allí!


Mi conocimiento sobre la gastronomía de la India es más bien escasa, y debo de bucear por internet y adentrarme en otros blogs, para sacar toda la información posible y hacer algo parecido a la magia de la cocina hindú. 

Paloma Prada, periodista, y que actualmente conduce y seduce con su precioso programa de radio, ZENDO, todos los lunes, en ONDA AZUL MÁLAGA, me retó para este lunes pasado, con una receta hindú de la cocina ayuvérdica. ¡Toma ya! 

Acepté el reto, entusiasmada, y como resultado, una sencilla y rica tortilla de verduras sin huevo,  y un delicioso dulce Halva de zanahorias. Gran parte del éxito se lo debo a Sil, una argentina que vive en Italia, y que después de ver varias recetas de este dulce, me quedé con su forma de hacerla, y con la harina de garbanzo para hacer que el dulce se pueda comer como si fuera un pastel. ¡Eso me gustó! Ella tiene un maravilloso blog, también con muchas recetas de la cocina internacional, recetas de su tierra, Argentina, que adora, y de quien no se olvida, así como de la cocina italiana, que cada vez domina mejor. Pasad, pasad también por SIMPLEMENTE COCINERA.

TORTILLA DE VERDURAS SIN HUEVO:


Ingredientes
  • 2 patatas,
  • Medio calabacín,
  • Un manojo de acelgas,
  • Sal y jengibre rallado o pimienta
  • 80 g de harina de garbanzo
  • 100 ml de agua
  • Aceite de oliva virgen extra
Preparación:
  1. Pela, lava y corta la patata en trocitos,
  2. En una sartén con aceite, fríe las patatas con un poco de sal unos 5 minutos, a fuego medio alto.
  3. Trocea el calabacín y añádeselo junto a las hojas de las acelgas, y fríe a fuego medio otros 5-8 minutos. El calabacín hará que la tortilla sea más jugosa y suave.
  4. Añade la pimienta o jengibre.
  5. Elimina el aceite que sobre, y disuelve en el agua la harina de garbanzos.
  6. Mezcla todo y haz una masa. Al mezclar el agua con la harina de garbanzo, le proporciona cremosidad y esponjosidad, al mismo tiempo que le aporta un ligero color parecido al que da la mezcla de huevo batido.
  7. Echa unas gotas de aceite en la sartén, y cuando esté caliente, incorpora la mezcla y ve haciendo la tortilla, a fuego medio, hasta que esté dorada. 
Como dice nuestra amiga Toñi en su blog, "Los condimentos y las especias son parte fundamental de la gastronomía de la India, dominada por el azafrán, el comino, el clavo, el cardamomo, el jengibre, el curry o el masala". 

Y con el cardamono, y la magia de las especias en este dulce tan especial, concluimos una cena o un almuerzo entre amigos.
Una buena música, que nos relaje, una bonita conversación, en el suelo, sentados sobre unos cojines, disfrutamos de este dulce... qué mejor ocasión para tomar
HALVA DE ZANAHORIAS. 

Por internet he llegado a conocer que también se le conoce a este postre, como helva, halvav, halawa, y viene del vocable árabe que significa dulce. Se parece mucho a nuestro budin.

Ingredientes:
  • 250 zanahorias ralladas
  • 250 ml. de leche vegetal
  • 40 gramos de pasas 
  • 30 g. de coco rallado
  • Un puñado de pistachos
  • 150 gramos de azúcar glas
  • 30 g. de ghee.(mantequilla clarificada)
  • Una cucharadita de semillas de cardamomo.
  • Un poco de canela.
  • Dos cucharadas de harina de garbanzos y una cucharada de agua.

Preparación:
  1. En una olla pon la zanahoria rallada con el ghee o mantequilla clarificada. Deja cocer unos minutos, sin dejar que se pegue.Yo lo dejo unos diez minutos.
  2. Añade el azúcar y luego la leche con las semillas de cardamomo y un poco de canela.
  3. Vuelve a cocer, a fuego medio bajo, removiendo, otros  15 o 20  minutos.
  4. Echa las pasas, vuelve a remover y aparta.
  5. Pica unos cuantos pistachos pelados, y mézclalos con el dulce, y decora con coco rallado.
  6. Se toma tibio o frío. Yo preferí hacerlo en frío.

¡ah.... otra cosa importante!
Si te sobra este postre, que lo dudo, porque según mi marido dijo que SABÍA A GLORIA, puedes hacer bolitas, y rebozarlas en coco rallado. Están riquísimas.


Y aquí el enlace del programa Zendo de este lunes, una verdadera delicia para los oídos, nunca mejor dicho, porque este día estuvo dedicado al PODER DE LA VOZ Y EL ESPÍRITU, la música como terapia. Paloma transmite serenidad, dulzura y nos adentra en un maravilloso mundo interior, que junto a su invitada, Be Pryce, y los mantras cantados, consiguieron una atmósfera mágica. 






Cardamomo: Esta especia pertenece a la familia del jenjibre. De aroma intenso, a menudo se mastican los granos después de la comida, para facilitar la digestión y refrescar el aliento. El cardamomo es uno de los ingredientes básicos de la garam masala. Se puede utilizar en forma de vainas o de granos machacados o molidos. 

Ghee o ghi: Es la mantequilla clarificada, calentándola y despojándola de toda el agua y de las materias sólidas que puedan encontrarse en ella. El ghi resiste, sin quemarse, temperaturas mucho más elevadas que la mantequilla común y comunica un sabor particular a guisos en los que se emplea.

Harina de garbanzos: Se encuentra en las tiendas de alimentos asiáticos y dietéticos; posee un sabor característico, para el cual no se conoce ningún substituto. Se utiliza en la preparación de ciertos panes y de varios entremeses. Sirve también de base a la preparación de pakoras y los laddus. Si quieres preparar tu propia harina de garbanzos,Ihazlo en un molinillo de café, llenándolo sólo hasta la
mitad. Consérvela en un bote cerrado, o con un robot.



30 dic. 2014

TABLETAS DE CHOCOLATE CASERAS CON FRUTOS SECOS Y FRUTAS. ¡FELIZ 2015!


Quedan muy poquitas horas para que despidamos el año 2014 y demos la bienvenida al 2015. No sé por qué, pero me gusta este número, 2015 suena muy bien. Será porque el 15 me gusta, o porque parece ser, que muy poquito a poco, algo está cambiando para mejor. ¡Bueno, económicamente hablando parece que la crisis ahora no es tan dura! Pero ¡claro! hay mucha gente aún que está sufriendo por este tema, incluso se están quedando sin trabajo mientras yo estoy escribiendo esto.

Y como nunca se sabe, no voy a decirlo muy alto, que todos estamos expuestos a algo así.
Por lo pronto yo lo termino resfriada, y mucho me temo, que con las pocas horas que quedan, empezaré el nuevo también resfriada. Y como he dicho en facebook, mientras sólo sea un resfriado, pues podemos aguantar.
No ha sido un mal año, sobre todo en cuanto a la salud de mis seres queridos. De momento, salvo algunos contratiempos, todos están bien. Y pido para el próximo lo mismo: Salud y trabajo. Lo demás ya lo buscamos nosotros. 
Por lo demás, pues ha habido de todo: grandes momentos vividos en buena compañía, muchas amistades con las que comparto aficiones, y mi familia, a quien tengo muy cerca. En lo personal y laboral, pues ni fú ni fa. He tenido bajones, pero vamos andando, que no es poco.

Y mi deseo para el año nuevo, lo de siempre: Que las guerras terminen de una vez, para siempre, por siempre jamás... La violencia, la envidia, la cobardía, la miseria, la estupidez del ser humano, que se acaben por fin. Es utopía, lo sé... pero ¡sería tan bonito!.
No hay dolor más grande que ver sufrir a una persona, y más si es un niño o una niña. Es lo peor y lo más injusto. Por hambre, por soledad, por maltrato, por enfermedad, por dolor. Ojalá, siempre lo pido, ojalá ningún niño o niña sufra más por ninguna causa. Pido muchas cosas, pero por pedir pues pido que todos tengamos el trabajo que deseamos, o al menos, que nos haga felices con lo que hacemos. Que haya viviendas para todos. Y libertad, sobre todo libertad.

Y para despedir el año, que yo estaría pidiendo aquí dos días y no pararía, para despedir el año en el blog, mi última entrada no podía ser otra que con chocolate.
Tres tabletas de chocolate, cada una distintas, pero todas igual de ricas, jejejeje. ¡Y no lo digo  yo, que conste! jejejej.
FELIZ AÑO 2015. Que vuestros sueños se cumplan, al menos, que tengáis la posibilidad y los medios para que así sea. Besos y achuchones.

TABLETA DE CHOCOLATE NEGRO, CON NARANJA Y JENGIBRE. " REMLÁ"
Inspirada y dedicada a mis amigas blogueras, del grupo @pipirranamlg, sobre todo a Reme Reina, que siempre está con el jengibre haciendo muchas recetas, y mis amigas también son unas expertas, como mi Laurita, que le encanta el helado de limón y jengibre. Así es que esta va por ellas.
Ingredientes:
  • 250 g. de chocolate de cobertura negro (para una tableta de tamaño grande)
  • una cucharadita de ralladura de naranja, y un puñadito para la decoración (aunque también puedes poner naranja confitada en tiras, o sólo la ralladura, o unas gominolas de naranja.....).
  • 15 g. de manteca de cacao.
  • Un poquito de jengibre, rallado de la raíz en el momento de utilizar.
  • Preparación:
Preparación:
  1. Calienta la manteca de cacao a unos 60º, e introduce en ella la ralladura de naranja y el jengibre. Deja infusionar 6 horas.
  2. Derrite el chocolate al baño maría o microondas, y para que no te salga el chocolate blanquecino o con manchas, atempéralo, de la forma que tengas por costumbre, 
  3. Vuelca sobre un molde limpio y seco, y da unos golpes en la mesa para que salga el aire que pueda haber entrado.
  4. Cuando lleve un rato y empiece a enfriar, decora con la ralladura de naranja o lo que hayas elegido.
  5. ¡Y listo, no tiene más!
TABLETA DE CHOCOLATE CON LECHE, MANZANA CRUJIENTE Y CARAMELOS DE VIOLETAS


Ingredientes:
250 g. de chocolate con leche tambén de cobertura.
Un puñado de manzanas 
y unos caramelos de violetas.
15 g de manteca de cacao.
Preparación:
Derrite el chocolate y la manteca de cacao, y atempera en microondas o baño maría, 
Rellena los moldes elegidos para la tableta.
Decora, cuando pase un ratito y empiece a enfriar, con la manzana troceada y los caramelos en trocitos pequeños. Deja enfriar por completo, y desmolda.

Y terminamos con el chocolate blanco.

TABLETA DE CHOCOLATE BLANCO CON PISTACHOS Y BOLITAS DE TRES CHOCOLATES

Ingredientes:
  • 250 g. de chocolate blanco,
  • Un puñado de pistachos pelados y triturados, en varios tamaños, y un poco de bolitas de chocolate y cereales  (se puede cambiar por algo parecido!
  • 15 g de manteca de cacao.

Derrite como los dos anteriores, dos terceras partes del chocolate troceado, luego echa la tercera parte restante, remueve, y deja enfriar hasta que esté casi frío, y vuelve a calentar unos 3-5 segundos. (esta es la forma de atemperar más rápida y fácil. No es profesional, no te asegura un brillo perfecto, pero queda muy bien)
Rellena los moldes, y cuando el chocolate esté casi frio, decora con la manzana troceada  y unos cuantos caramelos de violeta, que me trajo mi Laura de Madrid.
En este caso decoré el molde con un poco de colorante naranja diluido en un poco de manteca de cacao. Se mezcla muy bien, y con el dedo lo paso por algunos huecos,        



23 dic. 2014

CÓMO HACER TURRÓN DE CHOCOLATE BLANCO CON GOLOSINAS y PISTACHOS

Es muy fácil hacer turrones en casa, y éste además, está buenísimo. Aunque las fotos son muy malas, mientras recupero otras mejores, os dejo la receta, que saqué de un libro de POSTRES SIN HORNO, pero que he adaptado  un poco a mis gustos.

Ingredientes:
  • 20 gramos de coco deshidratado
  • 250 gramos de chocolate blanco
  • 80  gramos de nubes, de las grandes
  • 60 gramos de pistachos pelados
  • 60 gramos de frutas confitadas
  • 30 gramos de manteca de cerdo

Preparación:
  1. Engrasa un molde alargado, y forra con papel de horno.
  2. Tuesta en una sartén a fuego medio el coco, removiendo hasta que se dore. Retira y reserva
  3. Trocea el chocolate y derrite, o bien al baño maría, o bien en el microondas. En los dos casos tienes que tener cuidado. Al baño maría, para que no le caigan gotas de vapor o agua, y al microondas, que se te puede quemar. Aquí hazlo a golpes de 15 en 15 segundos, como mucho 20. Que el chocolate blanco es muy delicado.
  4. Derrite al mismo tiempo la manteca de cerdo.
  5. Corta las nbes por la mitad , agrega los pistachos, las frutas confitadas y el coco tostado.
  6. Mezcla todo muy bien y vuelca sobre el molde que hayas elegido.
  7. Da unos golpes sobre la mesa, para eliminar el aire y que no queden huecos.
  8. Deja enfriar alrededor de unas 4 horas, y desmolda.


1 dic. 2014

MERLUZA O PESCADILLA CON PATATAS Y TOMATE AL HORNO

Esta receta que es muy fácil, puedes prepararla con filetes de merluza o pescadilla, o cualquier otro pescado blanco. Está deliciosa y en una hora está lista.

Ingredientes: (para cuatro personas)

  • 600 g de filetes de pescadilla o merluza. En esta ocasión elegí los filetes de merluza
  • 6 patatas no demasiado grandes,
  • 3 tomates rojos,
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de perejil picado, 
  • Media cebolla,
  • Aceite de oliva virgen extra,
  • Sal y pimienta.
Preparación:
  1. Lava las patatas y cuece en agua con sal durante 30 m, o hasta que estén tiernas.
  2. Ecúrrelas, pélalas y parte en rodajas. Reserva.
  3. Lava los tomates y córtalos también en rodajas finas, salpimenta.
  4. Precalienta el horno a 180º.
  5. Pincela una fuente refractaria y dispón las patatas y los tomates en ella, haciendo un círculo, alternando patatas y tomates.
  6. Pela los dientes de ajo y córtalos en lámimas y repártelos por encima.
  7. En una sartén, con unas gotas de aceite, saltea un poco la cebolla y cuando esté dorada, reparte entre los tomates y las patatas.
  8. Espolvorea con el perejil y rocía con un poco de aceite.
  9. Hornéalas durante 10 minutos, y luego gratina unos dos minutos más.
  10. Mientra,s cuece los filetes de pescado en un poco de agua con sal (4-5 minutos), o ponlos a la plancha con unas gotas de aceite de oliva y unas gotas de limón. En esta ocasión esa fue la opción que elegí.
  11. Saca y reparte por encima de las patatas y los tomates
  12. Riega con un hilo de aceite de oliva virgen extra, y reparte el resto del perejil y sirve caliente.

Nota:
LA PATATA: 
las patatas proporcionan al organismo una fuente esencial de combustible y energía, lo que se necesita, incluso, cuando se está a dieta.
las patatas provocan la estimulación inmunológica, gracias a la vitamina C. También poseen
Las patatas as patatas  provocan la  estimulación inmunológica  gracias a la vitamina C, También tienen bastante vitamina B, ácido fólico, potasio, magnesio, hierro....

27 nov. 2014

HAMBURGUESAS DE AGUACATE Y CARNE (Receta con #saboramalaga)

Creo que ya he dicho en varias ocasiones que sigo sorprendiéndome con algunos productos, en este caso de la provincia de Málaga, por sus propiedades y por la cantidad de recetas que podemos hacer con ellos. Y en parte está siendo gracias a la marca @saboramalaga creada por la diputación Provincial de Málaga, que nos está dando la posibilidad de conocer la gastronomía malagueña,durante muchos años y por muchos, desconocida. 
Y en Km0 club Gastronómico han apostado desde el principio por lo mismo: que se conozca la gastronomía de toda la provincia, sus productos, sus elaboraciones, sus productores, etc.
Y fue en km0 Club Gastronómico cuando en enero de este año se organizó una presentación de la empresa Reyes Gutiérrez, Frutas tropicales, y uno de sus productos estrella, el aguacate.
Aprendí muchísimo de esta fruta, la cantidad de propiedades beneficiosas que aporta a la salud, y lo versátil que es en la cocina, a pesar de que parezca lo contrario, y así lo creía yo, pocas cosas hacía con él.
Desde entonces todas las recetas que pruebo son un éxito.
Os dejo con estas hamburguesas que no es la primera vez que preparo, y que gustan mucho, cuya receta he sacado de un libro que se llama LA COCINA DEL AGUACATE.
Ingredientes:
  • 200 g de carne picada de pavo (en esta ocasión)
  • Un aguacate maduro
  • Una cebolla pequeña
  • Una cucharadita de mostaza
  • Una cucharada de tomate natural triturado
  • Una cucharada sopera colmada de miga de pan
  • Una cucharadita de perejil y media de orégano
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
Para la decoración
Lechuga, tomate en rodajas, salsa perring, cebolla tostada, etc..... Al gusto

Preparación:
  1. Haz un puré con la carne del aguacate una vez pelado y quitado la semilla central. (yo lo hice con un tenedor),
  2. Pica la cebolla muy menudita,
  3. Desmiga bien la miga de pan de dos o tres días
  4. Mezcla la carne con la cebolla picada, el puré de aguacate, las migas del pan, la mostaza, el tomate triturado, el perejil picado y el orégano. 
  5. Salpimenta
  6. Deja reposar unos 15 minutos.
  7. Humedece la palma de la mano con unas gotas de aceite, y da forma de hamburguesas a las porciones de masa, a tu gusto. Yo no cojo mucha cantidad, me gustan pequeñitas.
  8. Ponlas en una parrilla o en una sartén a fuego medio bajo precalentado y ve dando vueltas continuamente durante unos 7-10 minutos (depende el grosor), para que se vaya haciendo por dentro y no se queme por fuera.
  9. Cuando esté dorada sirve con un poco de lechuga y rodajas de tomate; o con la cebolla tostada y salsa al gusto. 

Es una forma muy fácil de introducir esta fruta en los más pequeños.
Presentación y cena especial con el aguacate como "invitado" en Km0 Club Gastronómico con mis amigas de @pipirranamalaga

Más datos sobre el aguacate:

24 nov. 2014

CODORNICES CON PÉTALOS DE ROSA (de la película, COMO AGUA PARA CHOCOLATE)

El secreto de una buena cocina, de unos platos bien cocinados, a mi parecer, es que se haga con AMOR.
Cuando comencé a cocinar, lo hice un poco por imperativo de mi madre. Mis hermanas y yo teníamos que cocinar en casa, ella quería que aprendiésemos y primero eran las recetas más fáciles y apetecibles (tortillas, pasta, natillas de sobre) y después las de mayor dificultad. Pero una vez que comencé a hacerlo por decisión propia, poco a poco fui descubriendo el verdadero placer de la cocina, y rescatando el amor que mi madre ponía en todo lo que cocinaba y en todo lo que nos enseñaba. Es ahora cuando en cada uno de mis platos pongo todo ese amor, todo lo que aprendí y aprendo de ella. Con ellos expreso mis sentimientos, y en más de una ocasión, cocino por que lo necesito, por mi estado de ánimo. 
Y en la soledad de mi cocina, llegan con los olores, los sabores de la cocina tradicional. Los recuerdos de personas que ya no están, pero que han dejado un recuerdo de algún plato. Me gusta cocinar los champiñones rellenos, mientras recuerdo a mi tía Reme, y cómo ella me dijo que los hiciera. La tengo cerca mientras los hago. Y a mi tía Manoli, la cocinera del Restaurante La Yuca en Jaén, cómo hacía los flamenquines de ternera rellenos de jamón. Mientras los hago, me veo en su gran cocina, corriendo entre los cacharros, y aprendiendo de sus consejos. Y la veo a ella, siempre con su delantal, muy rubia y muy guapa. A ellas, y a todas las personas en las que pienso mientras cocino, personas que se han ido pronto, les dedico el plato, y mi mejor de las sonrisas. Es curioso que en la cocina, mientras me llegan los olores de las natillas, por ejemplo, me vengan los recuerdos, las imágenes de esas personas que disfrutaban de ellos. 

Pues esta receta está hecha con mucho amor, con el mismo que Tita la preparó en la novela y película COMO AGUA PARA CHOCOLATE; ese amor doloroso, ese amor y pasión que transformó unas rosas rosas en unas rojas al apretarlas junto a su pecho y arañarse con ellas. La sangre las convirtió en unas rosas rojas que utilizó para su receta, la misma que Nacha le susurró al oído, desde el más allá.

Y al igual que Tita corrió al granero a buscar unas codornices, entusiasmada, contenta, así soy yo cuando decido hacer alguna receta; entusiasmada busco los ingredientes, y no espero. Dejo otras tareas y sonriendo voy preparando la receta, ansiosa por ver el resultado. En ocasiones, la búsqueda de los ingredientes para la receta elegida, como fue el caso de ésta, se convierte en toda una aventura, que hace más atractiva la idea de cocinar.

Vamos pues con la receta.

Ingredientes:
  • 4 codornices
  • 4 rosas de color rosa muy perfumadas
  • 4 rosas de color rojo muy perfumadas
  • (pueden ser todas rosas, o todas rojas)
  • Una cucharada de mantequilla,
  • Una cucharada de anís verde en grano
  • Una cucharada de almendras (también puedes ponerle castañas cocidas en vez de las almendras)
  • Una cucharada de miel
  • Un diente de ajo
  • Sal, pimienta y un poco de agua
  • 2 Gotas de agua de rosas
Preparación:
  1. Con mucho cuidado de no pincharte con las espinas, desprende los pétalos de las rosas. Reserva unos pocos para la decoración.
  2. En un mortero machaca los pétalos, con las semillas del anís, las almendras peladas y un poco de sal. También puedes hacerlo en una picadora.
  3. Una vez que está todo picado, añade la miel  y mezcla. Reserva.
  4. En las carnicerías ya tienes las codornices desplumadas y limpias.
  5. Ata las patas con hilo de cocina, como hace Tita en la película, con mucho mimo, para que mantengan la posición mientras se hacen.
  6. En una cazuela echa la mantequilla, y salpimenta las codornices. Dóralas por espacio de unos diez minutos aproximadamente. Cuando veas que están doradas las apartas.
  7. En la misma sartén dora el ajo finamente picado, pero antes quítale la parte central, para que no se repita, y añade el picadillo de rosas.
  8. Introduce las codornices y deja en esta salsa removiendo para que se impregnen bien los sabores. Añade un poco de agua para que no se pegue, tapa y deja cocer a fuego lento unos diez minutos. 
  9. Aparta las codornices, y añade las gotas de esencia de rosas a la salsa, puesto que al cocinar puede perder parte de los olores, remueve y pasa por un colador fino.
  10. Emplata con las codornices (quítales el hilo, que se nos puede olvidar y no quedan bonitas), baña con la salsa por encima y unos cuantos pétalos de rosa
Nota:
como no tenía pitaya roja (se le echa para colorear la salsa) le puse unas gotas de colorante alimenticio rojo que venden en supermercados)

MARIDAJE:
Le va muy bien un vino rosado joven y perfumado, como el Lunares rosado de bodegas Lunares, un  vino con D.O. Sierras de Málaga, de la Serranía de Ronda, hecho con uva merlot 100%, sublime y de un color rosa fucsia, aromático, con toques a vainilla, y notas balsámicas. Tomar no demasiado frío, a unos 18º.


13 nov. 2014

MUFFINS VEGANOS DE CHOCOLATE (SIN LECHE Y SIN HUEVO)


Podríamos estar un buen rato hablando de la diferencia de las magdalenas y los muffins. ¿Por qué se les llama a unos una cosa  y a lo otros otra? Si lo que yo he conocido desde pequeña han sido las magdalenas, y ahora me vienen los muffins, los cupcakes.... ¡Un poco de lío sí que me hago! Magdalenas de toda la vida, aderezadas con fruta, frutos secos.... ¡vamos, digo yo! 
Eso es lo primero que llegué a pensar cuando llegaron a mis manos y oídos estos dulces.

Pero una ya investiga y lee, y pregunta, y aunque aún no lo tengo muy claro, creo que ya voy entendiendo las diferencias. 
Para entenderlo hasta yo, diría que lo muffins no son tan esponjosos como las magdalenas, se le incorpora menos aire a la masa. De igual forma, la cantidad de ingredientes que le ponemos da lugar a unos dulces un poco (sólo un poco), más "pesados" que las magdalenas; la masa es más compacta, y además un poco más húmeda, y a los que incorporamos frutos secos y no tanta levadura ni azúcar. En realidad, según todas las informaciones sacadas de internet, los dulces de este tipo (magdalena, muffins, cupcakes) menos dulces, son los muffins, incluso los podemos  hacer salados.
Y ahora la otra parte:  muffins y además, veganos... ¡ya la hemos liado!
Llevo tiempo escuchando esta palabra, y el watsap de @pipirranamlg, que me tiene loca... que si una tarta vegana, que si una comida vegana.... ¡ea, que ya me está picando la curiosidad! ¡Bueno, el watsap no, mis compis, que no paran de cocinar, y cocinar, y me ponen los dientes largos.
Vegano, qué es,... igual que con la palabra anterior, para entenderlo hasta yo, lo que me dice la wikipedia es que vegano o vegana es la persona que sigue una dieta donde no se incluye ni la leche  ni el huevo. Una palabra extranjera que proviene del inglés y en definitiva se basa en evitar productos de origen animal, no solo no consumiendo todo tipo de carnes y pescados, sino también leche, huevos. Tampoco consumen otras sustancias producidas o derivadas de animales, como la miel. ¡Ya ves tú, con lo sana que es la miel!). Pero así es y hay que respetarlo.

Deseo, desde mi débil conocimiento en estos menesteres, no haya dicho alguna barbaridad, y no os confunda más. Espero vuestras aportaciones al respecto.
Y pasando ya a la receta de estos MUFFINS VEGANOS, deliciosos y sí, esponjosos, jejejee, que además están hechos con cacao, ¡Imaginaros!

Ingredientes. Yo los hice en cápsulas más pequeñas, y me salieron 24.
  • 60 ml. de aceite de girasol,
  • 120 ml. de agua,
  • 60 ml. de café exprés,
  • 2/3 partes de cucharadita de vinagre de manzana o vino blanco (yo los hice con el vino blanco),
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla,
  • 150 g. de harina,
  • 110 g. de azúcar moreno,
  • 15 g de cacao en polvo,
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato,
  • 1/4 de cucharadita de sal,
  • Almendras crudas,
  • un poco de azúcar moreno para espolvorear.
Preparación:
  1. Precalienta el horno a 180º,    con calor arriba y abajo
  2. Mezcla en un bol los líquidos,
  3. Primero el aceite con el café,
  4. Después el agua caliente, vinagre o vino y extracto de vainilla. Remueve ligeramente y reserva.
  5. En otro bol más grande mezcla los ingredientes secos: harina, cacao, azúcar moreno, bicarbonato y sal,
  6. Vierte los líquidos sobre los secos y remueve con una cuchara hasta quedar una masa sin grumos, pero no remuevas demasiado, que no coja mucho aire.
  7. Rellena las cápsulas hasta dos tercios de su capacidad.
  8. Pica las almendras crudas y reparte por encima de la masa, y también le puedes poner azúcar moreno.
  9. Introduce en el horno unos quince minutos. De todas formas, comprueba con un palillo de dientes que salga totalmente seco. Ya sabes, cada horno es un mundo.



  • 9 nov. 2014

    PALOMITAS O ROSETAS DE MAIZ CON BACON Y PIMENTÓN

    A estos granos de maiz, les llamamos en Jaén y Granada, rosetas. 
    Y a mí me traen muchos recuerdos, de tardes de invierno alrededor de una mesa, en Jaén. Un buen plato de aceite de oliva virgen extra, pan, habas crudas y rosetas.
    Mis hermanas y mi madre calentándonos con el brasero, y la mesa camilla.
    Y jugando con las rosetas. Escondíamos tres en las manos, cerrábamos los puños y detrás del cuerpo, en la mano derecha, poníamos, una, dos o tres rosetas.
    ¡A la de una,a la de dos y a la de.... tres...! Sacábamos la mano derecha, y cada una decía un número, que fuera múltiplo de tres, como máximo por las personas que estuviéramos allí.
    Abríamos la mano y contábamos cuántas rosetas tenía cada una y sumábamos. Ganaba quien acertara, claro, o se acercara más al número.
    A veces se unían mis primas y echábamos una tarde muy buena.
    Mojando sopas de pan en el aceite, con las rosetas y las habas frescas peladas, teníamos bastante para una cena. Nos íbamos a la cama bien calentitas, jejeje.

    Y después de vivir 30 años en Málaga, y escuchar palomitas, a mí también se me ha pegado. Pero me pasa una cosa muy curiosa: lo primero que digo es palomitas, pero me quedo un segundo un poco descolocada, porque me parece que estoy hablando de otra cosa. Tardo poco, pero es como si tradujera, sí, sí, palomitas son... ah, rosetas...
    Enfín. Rosetas o palomitas para una tarde de películas, con amigos o familia, fáciles y muy sabrosas.
    Ingredientes:
    • 50 gramos de bacon ahumado frito y muy crujiente
    • Una cucharada de aceite de oliva virgen extra
    • 90 gramos de maiz en grano
    • 60 gramos de mantequilla
    • Media cucharadita de pimentón dulce
    • Un poco de sal y de pimienta
      Preparación:
    1.- Fríe primero el bacon muy crujiente.Para hacerlo más rápido y sin grasa ni manchar nada, utiliza el microondas.
    2.- En un plato pon dos o tres servilletas. Luego las lonchas de bacón, después tapa con otras dos o tres servilletas de papel.
    3.- Mete en el microondas 2-3 minutos, depende los watios de tu microondas. El mío, que es muy potente, ha necesitado menos de dos minutos.Comprueba y retira.
    4.- Tritura con batidora o robot de cocina. Reserva. 
    5.- Funde la mantequilla en un cazo pequeño a fuego medio o en el microondas.
    6.- Prepara las rosetas, con el aceite de oliva virgen extra, y un puñado de granos No eches mucho aceite, las rosetas o palomitas se abren con el calor, no hace falta añadirles mucha grasa, ni las vamos a freir.
    Conviene mover de forma continua la sartén para que los granos no se quemen. En el momento que empiezan a explotar, baja la temperatura y continúa con el movimiento de la sartén hasta que terminen de explotar. 
    7.-  Vierte la mantequilla fundida por encima de la rosetas o palomitas aún calientes.
    8.- Espolvorea con el bacón y pimentón, y remueve para que se mezcle bien. Añade un poco de sal y un poco de pimienta.

    Sirve en seguida. 
    8.- Puedes acompañarlas de queso cheddar por encima, cuando aún estén calientes, para que se derrita.

    Fuente de la receta:
    Del libro ¡Palomitas! de Hannah Miles, de El País Aguilar.
    Nota.
    Las palomitas se obtienen a partir de una variedad especial de maíz que explota y se convierte en palomitas cuando se calienta a elevadas temperaturas.Como alimento, 100 gramos de palomitas aportan una cantidad modesta de calorías (370 Kcal/100 g), por lo que se considera como un aperitivo bueno pero energético y, por ende, de consumo moderado.
    Para que el aporte calórico no sea demasiado grande, es conveniente utilizar poco aceite a la hora de calentarlas, y aliñarlo con la menor grasa posible. Un día es un día, pero es conveniente no abusar, y tomar poca cantidad. . Que la que avisa no es traidora.
    Las palomitas o rosetas que se venden envasadas y listas para preparar en el mismo envase, tienen más cantidad de sal y contienen grasas poco saludables. 
    Lo sano y natural es comer las palomitas hechas en casa a partir de granos sueltos, al natural y en la sartén