13/11/2014

MUFFINS VEGANOS DE CHOCOLATE (SIN LECHE Y SIN HUEVO)


Podríamos estar un buen rato hablando de la diferencia de las magdalenas y los muffins. ¿Por qué se les llama a unos una cosa  y a lo otros otra? Si lo que yo he conocido desde pequeña han sido las magdalenas, y ahora me vienen los muffins, los cupcakes.... ¡Un poco de lío sí que me hago! Magdalenas de toda la vida, aderezadas con fruta, frutos secos.... ¡vamos, digo yo! 
Eso es lo primero que llegué a pensar cuando llegaron a mis manos y oídos estos dulces.

Pero una ya investiga y lee, y pregunta, y aunque aún no lo tengo muy claro, creo que ya voy entendiendo las diferencias. 
Para entenderlo hasta yo, diría que lo muffins no son tan esponjosos como las magdalenas, se le incorpora menos aire a la masa. De igual forma, la cantidad de ingredientes que le ponemos da lugar a unos dulces un poco (sólo un poco), más "pesados" que las magdalenas; la masa es más compacta, y además un poco más húmeda, y a los que incorporamos frutos secos y no tanta levadura ni azúcar. En realidad, según todas las informaciones sacadas de internet, los dulces de este tipo (magdalena, muffins, cupcakes) menos dulces, son los muffins, incluso los podemos  hacer salados.
Y ahora la otra parte:  muffins y además, veganos... ¡ya la hemos liado!
Llevo tiempo escuchando esta palabra, y el watsap de @pipirranamlg, que me tiene loca... que si una tarta vegana, que si una comida vegana.... ¡ea, que ya me está picando la curiosidad! ¡Bueno, el watsap no, mis compis, que no paran de cocinar, y cocinar, y me ponen los dientes largos.
Vegano, qué es,... igual que con la palabra anterior, para entenderlo hasta yo, lo que me dice la wikipedia es que vegano o vegana es la persona que sigue una dieta donde no se incluye ni la leche  ni el huevo. Una palabra extranjera que proviene del inglés y en definitiva se basa en evitar productos de origen animal, no solo no consumiendo todo tipo de carnes y pescados, sino también leche, huevos. Tampoco consumen otras sustancias producidas o derivadas de animales, como la miel. ¡Ya ves tú, con lo sana que es la miel!). Pero así es y hay que respetarlo.

Deseo, desde mi débil conocimiento en estos menesteres, no haya dicho alguna barbaridad, y no os confunda más. Espero vuestras aportaciones al respecto.
Y pasando ya a la receta de estos MUFFINS VEGANOS, deliciosos y sí, esponjosos, jejejee, que además están hechos con cacao, ¡Imaginaros!

Ingredientes. Yo los hice en cápsulas más pequeñas, y me salieron 24.
  • 60 ml. de aceite de girasol,
  • 120 ml. de agua,
  • 60 ml. de café exprés,
  • 2/3 partes de cucharadita de vinagre de manzana o vino blanco (yo los hice con el vino blanco),
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla,
  • 150 g. de harina,
  • 110 g. de azúcar moreno,
  • 15 g de cacao en polvo,
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato,
  • 1/4 de cucharadita de sal,
  • Almendras crudas,
  • un poco de azúcar moreno para espolvorear.
Preparación:
  1. Precalienta el horno a 180º,    con calor arriba y abajo
  2. Mezcla en un bol los líquidos,
  3. Primero el aceite con el café,
  4. Después el agua caliente, vinagre o vino y extracto de vainilla. Remueve ligeramente y reserva.
  5. En otro bol más grande mezcla los ingredientes secos: harina, cacao, azúcar moreno, bicarbonato y sal,
  6. Vierte los líquidos sobre los secos y remueve con una cuchara hasta quedar una masa sin grumos, pero no remuevas demasiado, que no coja mucho aire.
  7. Rellena las cápsulas hasta dos tercios de su capacidad.
  8. Pica las almendras crudas y reparte por encima de la masa, y también le puedes poner azúcar moreno.
  9. Introduce en el horno unos quince minutos. De todas formas, comprueba con un palillo de dientes que salga totalmente seco. Ya sabes, cada horno es un mundo.

  • 9/11/2014

    PALOMITAS O ROSETAS DE MAIZ CON BACON Y PIMENTÓN

    A estos granos de maiz, les llamamos en Jaén y Granada, rosetas. 
    Y a mí me traen muchos recuerdos, de tardes de invierno alrededor de una mesa, en Jaén. Un buen plato de aceite de oliva virgen extra, pan, habas crudas y rosetas.
    Mis hermanas y mi madre calentándonos con el brasero, y la mesa camilla.
    Y jugando con las rosetas. Escondíamos tres en las manos, cerrábamos los puños y detrás del cuerpo, en la mano derecha, poníamos, una, dos o tres rosetas.
    ¡A la de una,a la de dos y a la de.... tres...! Sacábamos la mano derecha, y cada una decía un número, que fuera múltiplo de tres, como máximo por las personas que estuviéramos allí.
    Abríamos la mano y contábamos cuántas rosetas tenía cada una y sumábamos. Ganaba quien acertara, claro, o se acercara más al número.
    A veces se unían mis primas y echábamos una tarde muy buena.
    Mojando sopas de pan en el aceite, con las rosetas y las habas frescas peladas, teníamos bastante para una cena. Nos íbamos a la cama bien calentitas, jejeje.

    Y después de vivir 30 años en Málaga, y escuchar palomitas, a mí también se me ha pegado. Pero me pasa una cosa muy curiosa: lo primero que digo es palomitas, pero me quedo un segundo un poco descolocada, porque me parece que estoy hablando de otra cosa. Tardo poco, pero es como si tradujera, sí, sí, palomitas son... ah, rosetas...
    Enfín. Rosetas o palomitas para una tarde de películas, con amigos o familia, fáciles y muy sabrosas.
    Ingredientes:
    • 50 gramos de bacon ahumado frito y muy crujiente
    • Una cucharada de aceite de oliva virgen extra
    • 90 gramos de maiz en grano
    • 60 gramos de mantequilla
    • Media cucharadita de pimentón dulce
    • Un poco de sal y de pimienta
    Preparación:
    1.- Fríe primero el bacon muy crujiente.Para hacerlo más rápido y sin grasa ni manchar nada, utiliza el microondas.
    2.- En un plato pon dos o tres servilletas. Luego las lonchas de bacón, después tapa con otras dos o tres servilletas de papel.
    3.- Mete en el microondas 2-3 minutos, depende los watios de tu microondas. El mío, que es muy potente, ha necesitado menos de dos minutos.Comprueba y retira.
    4.- Tritura con batidora o robot de cocina. Reserva. 
    5.- Funde la mantequilla en un cazo pequeño a fuego medio o en el microondas.
    6.- Prepara las rosetas, con el aceite de oliva virgen extra, y un puñado de granos No eches mucho aceite, las rosetas o palomitas se abren con el calor, no hace falta añadirles mucha grasa, ni las vamos a freir.
    Conviene mover de forma continua la sartén para que los granos no se quemen. En el momento que empiezan a explotar, baja la temperatura y continúa con el movimiento de la sartén hasta que terminen de explotar. 
    7.-  Vierte la mantequilla fundida por encima de la rosetas o palomitas aún calientes.
    8.- Espolvorea con el bacón y pimentón, y remueve para que se mezcle bien. Añade un poco de sal y un poco de pimienta.

    Sirve en seguida. 
    8.- Puedes acompañarlas de queso cheddar por encima, cuando aún estén calientes, para que se derrita.

    Fuente de la receta:
    Del libro ¡Palomitas! de Hannah Miles, de El País Aguilar.
    Nota.
    Las palomitas se obtienen a partir de una variedad especial de maíz que explota y se convierte en palomitas cuando se calienta a elevadas temperaturas.Como alimento, 100 gramos de palomitas aportan una cantidad modesta de calorías (370 Kcal/100 g), por lo que se considera como un aperitivo bueno pero energético y, por ende, de consumo moderado.
    Para que el aporte calórico no sea demasiado grande, es conveniente utilizar poco aceite a la hora de calentarlas, y aliñarlo con la menor grasa posible. Un día es un día, pero es conveniente no abusar, y tomar poca cantidad. . Que la que avisa no es traidora.
    Las palomitas o rosetas que se venden envasadas y listas para preparar en el mismo envase, tienen más cantidad de sal y contienen grasas poco saludables. 
    Lo sano y natural es comer las palomitas hechas en casa a partir de granos sueltos, al natural y en la sartén

    22/10/2014

    DULCES DE MANGO HELADO en tres versiones (SIN THERMOMIX Y CON ELLA)

    Cuando hace unos años vi una portada de la revista cocinar con TMX, con una foto de un postre de mango, me dije que eso tendría que hacerlo en cuanto tuviera oportunidad. 
    Da igual el tiempo que pase, si algo quieres, al final lo haces.
    ¡Y lo hice! Como todo lo que hago por primera vez, pienso que tengo que repetirlo, que no me conformo con el resultado y quiero hacerlo mejor.
    Pero de momento, y para que no vuelva a pasar mucho tiempo, y después (¡que me conozco!) que se me olvide cómo lo he hecho o no encuentre la receta, pues aquí está. La receta ha sido modificada y esta vez no he utilizado la thermomix, la pobre mía está mayor, y no está para muchos trotes. Pero si tienes thermomix, y funciona, te dejo también cómo hacerla con ella.

    Ingredientes:
    500 gramos de mango
    100 g de miel de flores
    300 g de azúcar
    9 hojas de gelatina

    Para la mousse:
    200 g de chocolate blanco
    20 g de mantequilla pomada
    Dos cucharadas de leche
    300 g de nata montada
    Una cucharadita de semillas de amapola y fideos de colores
    3 claras a punto de nieve
    3 hojas de gelatina

    PREPARACIÓN:
    Para la gelatina.
    Pon en remojo las hojas de gelatina en agua fría.
    Tritura el mango y pasa por el chino (en thermomix, 1 m., V. progresiva), Vierte de nuevo en el vao.
    En un cazo cuece la carne del mango con el azúcar, y la miel, removiendo de vez en cuando para que no se pegue y se mezclen bien. (Con Thermomix hierve la pulpa del mango a temperatura varoma, velocidad 1. Cuando rompa a hervir añade el azúcar y miel, y deja a la mima velocidad y temperatura hasta que vuelva a hervir. Programa 2 m, a la misma velocidad y temperatura.)
    Escurre la gelatina y añádela. Remueve y vuelca sobre un molde rectangular de no más de 3 mm de alto.
    Deja enfriar (Con thermomix. Unos minutos ante de terminar, añade la gelatina escurrida.)

    Para la mousse:
    • Pon en remojo en agua fría la gelatina.
    • Derrite el chocolate al baño maría o microondas con la mantequilla unos minutos. (Si lo haces con thermomix, 5 m, 60º, V.1). 
    • Calienta la leche y disuelve en ella la gelatina, que con cuidado y sin parar de remover, mezclas con el chocolate casi frío. Luego con una espátula mezcla con la clara montada, y después con la nata también montada . (Con thermomix 10 seg. V.1, sin temperatura). Deja templar.
    • Mezcla con las semillas de amapola y fideos de colores..
    • Mete en el frigorífico.
    Saca la gelatina de mango que teníamos enfriando, extiende sobre papel de horno y film transparente, y sobre ella pon una capa de mousse de chocolate, y enrolla a modo de brazo de gitano.
    Envuelve en papel film transparente y guarda en el congelador hasta que se congele, después corta a tu gusto.

    Otra versión, que gusta mucho, es preparando una base de galletas con mantequilla, un poco de vainilla y nueces. Aquí puedes utilizar la base que más te guste.
    Ponemos una capa fina de mousse y rellenamos en el centro con mermelada de mango, 100% natural. Me gusta tener un tarrito siempre para mis postres.
    TErminamos de cubrir con más mousse de chocolate, y encima ponemos la gelatina de mango, dejamos en el congelador y partimos en porciones.
    La solemos tomar casi descongelado.



    Y si lo queremos preparar en tarta, hacemos una base de galletas, con galletas oreo, un poco de crema de vainilla. Ponemos la mousse de chocolate y mango, y cubrimos con una cobertura de gelatina de mango. ¡Ya tenemos nuestra tarta!


    23/9/2014

    ROCAS DE CHOCOLATE CON PATATAS FRITAS (chips) Y ACEITE DE OLIVA VIRGEN EXTRA

    Hace ya dos años que asistí a unos talleres de chocolate en Granada, en el Aula Bycheff

    En aquella ocasión, abril de 2012, era David Pallàs quien nos enseñó a trabajar y disfrutar con el chocolate. 
    Una de las estrellas de ese taller fueron las rocas de chocolate, con almendra, con anacardos y con patatas chips. 
    Desde entonces, en mi casa se han hecho varias veces, y ahora, aprovechando mi viaje a Jaén, y mi asistencia al I Congreso de Gastronomía y Cultura Digital, #DegustaJaén, me traje los ingredientes perfectos para prepararlas y disfrutarlas de nuevo.

    Ingredientes, para unas 20 rocas de un tamaño no demasiado grandes:
    • 250 gramos de cobertura de chocolate negra, con un 70-72%
    • 150 gramos de patatas fritas tipo chips, en este caso de Santo Reino, de Jaén.
    • 15 gramos (como máximo) de Aceite de Oliva Virgen Extra, en este caso, un aceite de la variedad picual, DO Sierra Mágina
    • Un poco de Sal Maddon
    Preparación:
    1. Tritura bien las patatas fritas, con las manos, sin miedo; en una bolsa y aplástándolas, entre dos hojas de papel de horno y pasando un rodillo..., como quieras.
    2. Derrite dos terceras partes del chocolate y calienta al baño maría o en el microondas hasta alcanzar los 40º,  (Si no tienes termómetro, derrite el chocolate en intervalos de 10-15 segundos, y remueve. Cuando veas que está casi derretido, pero aún queda algún trocito, habrá alcanzado casi la temperatura.)
    3. Después mezcla la tercera parte y remueve muy bien, hasta que se temple a 30º, y añade el aceite de oliva tibio. Mezcla bien.(Si no tienes termómetro, remueve muy bien, hasta que el chocolate, al pasarlo por los labios, esté tibio, casi frío.)
    4. Vuelca sobre las patatas y remueve.
    5. Prepara una bandeja con papel de horno y con una cuchara para helados, o con dos cucharitas, ve formando rocas de un tamaño no demasiado grande.
    6. Corona con un poco de sal maddon por encima, y deja enfriar. Si hace mucha calor, mete en el frigorífico unos diez minutos.

    1. video


    17/9/2014

    SALTEADO DE VERDURAS Y LANGOSTINOS

    En verano son la mejor opción: las verduras, y si son de temporada, aún más.
    En una reunión de blogueras y amigas, que se repite cada verano, cuando Pilar Lechuza visita el sur, Ana Ruiz nos trajo el mejor de los regalos: unos pimientos de Dalías, recién cogidos de la mata, esa misma mañana.
    En el momento que entro en la cocina, quiero hacerlo todo: mermeladas, asarlos, salsas... 
    He encontrado por internet una opción de las que me gustan: fáciles, rápidas y sabrosas. Y lo mejor es que tenía todos los ingredientes.
    Por si os interesa, os dejo la receta:
    Ingredientes:
    • Un pimiento rojo,
    • Un pimiento amarillo (en este caso, ambos, pimientos de Dalía),
    • Un puerro,
    • Un calabacín mediano,
    • Un brócoli,
    • Dos cucharadas de salsa de soja,
    • Sal,
    • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
    • 1/2 kilo de langostinos o gambas grandes

    Preparación:
    1. Lava la verdura.
    2. Corta los pimientos en juliana,
    3. el puerro en aros,
    4. el calabacín, a medio quitar la piel, en cuadrados 
    5. y el brócoli, en ramitos.
    6. Saltea con el aceite de oliva durante tres minutos a fuego medo-alto,
    7. Echa la salsa de soja  y saltea otros 3-5 minutos.
    8. Los langostinos, los pelas y  sinq uitar la cola, pasa por la sartén con unas gotas de aceite de oliva, un minuto por cada lado.
    9. Mezcla verdura y langostinos.

    Como aconseja la autora de la receta, Tere, de LAS RECETAS DE TERE, le va muy bien acompañarlo con arroz cocido. O simplemente así, para una cena es más ligero.

    8/9/2014

    ENSALADA DE POLLO CON MANGO Y PALMITO



    EL MANGO.
    Las frutas son necesarias,
    además de muy sabrosas,
    te regalan el sabor 
    y sus dotes milagrosas.
    Espero que tu mamá,
    te hable del mango, y tú,
    sepas los beneficios,
    que éste, ofrece a la salud.
                                                (Poema de Mayda Alejandra Villalta, escritora cubana-americana)

    En algunos lugares la llaman la fruta de los dioses. 
    Grandes, carnosos y firmes, de colores que van del amarillo al verde, del rosa al rojo.
    Dulces, muy dulces en su madurez, pero con ese toque cítrico que sorprende y que equilibra.
    la mejor manera de disfrutar del mango es al natural, eligiendo piezas que desprendan buen olor, que sean flexibles al tacto pero no se hundan con la presión, y que no tengan manchas negras ni estén muy arrugados.
    Hoy una ensalada que está deliciosa y tiene todo el sabor de Málaga, por esos mangos criados en la Axarquía malagueña.
    Ingredientes: Para cuatro personas
    • Dos pechugas de pollo
    • Un mango grande
    • Una bolsa de rúcula y canónigos
    • Una lata d epalmito
    • 2 tomates para ensalada (de pera)
    • Tallos de cebollino
    • Sal
    • pimienta
    • Aceite de oliva virgen extra, 4 cucharadas.
    Para el aliño:
    • 5 cucharadas de mahonesa 
    • Una cucharada de brandy
    • Una cucharada de ketchup
    • Una cucharada de alcaparras (opcional)
    Preparación:
    1. Limpia y corta las pechugas de pollo en dados pequeños, salpimenta y saltea en una sartén con el aceite durante unos minutos, hasta que estén dorados.
    2. Pela el mango y parte en dados regulares.
    3. Escurre los palmitos y corta en rodajas.
    4. lava los tomates y pártelos en rodajas, y luego por la mitad.
    5. Pica el cebollino.
    6. Prepara el aliño:
    7. Mezcla la mahonesa con el brandy, el ketchup y las alcaparras muy picadas.
    8. Lava y limpia la rúcula y canónigos y ponlos sobre una fuente.
    9. Agrega el mango, los palmitos, los tomates y el pollo.
    10. Espolvorea con el cebollino y riega con el aliño.

    EL MANGO:

    El mango no sólo es una de las más deliciosas frutas tropicales, sino que también es antioxidante y anticancerígeno.
    Beneficioso para el cabello, la vista y los huesos,  por su contenido en vitamina A.
    En La India se le atribuyen propiedades sagradas y mágicas y es el símbolo de la fertilidad y el amor. Se le llama la fruta del corazón porque ayuda a mantener nuestro sistema cardíaco saludable, tiene mucha fibra y fructosa, por lo que es laxante.
    Es bueno también para los nervios, puesto que contiene bastante triptófano un aminoácido con propiedades relajantes. Junto con la vitamina B ayudará a mantenernos más tranquilos. En un antidepresivo natural.
    Comer mango nos hará sentirnos más felices, porque a partir del triptófano,  se produce la hormona "serotonina" un neurotransmisor conocido como la hormona de la felicidad.
     Y como hay tanto, os dejo este enlace: PROPIEDADES ALIMENTARIAS DEL MANGO

    29/8/2014

    CALABAZA FRITA, el sabor tradicional de la cocina de la Axarquía


    A quienes nos gusta la cocina, meternos entre fogones, haga frío o calor, nos encanta hacer platos modernos, texturas diferentes, probar sabores nuevos y mezclar colores.

    Pero a quienes nos gusta cocinar también disfrutamos con los sabores tradicionales, los de nuestras familias, porque en ellos hay sabiduría, hay recuerdos, hay cariños...
    No me he criado en Málaga, y hay muchos platos, y formas de preparar otros, que no conocía hasta que no llegué aquí, incluso algunos de ellos estoy descubriendo ahora.
    Estoy aprendiendo mucho de mis amigas blogueras del grupo #pipirranamlg y de tantas personas que transmiten sus conocimientos por las redes.
    Y como encima tengo un montón de libros,  también de cocina, hay que dar salida a todas esas recetas que he ido atesorando durante años. Y del libro  LA COCINA DE LA AXARQUÍA y sus fiestas, de Pablo Castro, ha salido esta receta de Calabaza frita. 
    Rica, sencilla, barata, y con un sabor tradicional que sorprende. ¿qué más se puede pedir?
    Ingredientes:
    • 300 g. de calabaza pelada (mejor la alargada)
    • 70 g de pan duro (mejor cateto). Nota: Aunque en el libro pone 100 g. a mí me gusta con menos pan
    • 3 dientes de ajo,
    • Una cucharada sopera de vinagre (en el libro pone dos, pero para empezar me resultaba demasiado vinagre, tenía que ir probando poco a poco). De momento, me quedo con esta medida. 
    • 3 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra
    • Una cucharadita de orégano
    • Una cucharadita de perejil
    • Sal

    Preparación:
    1. Pela la calabaza y trocea. Reserva.
    2. Machaca en un mortero los ajos con el pan tostado y mojado en el vinagre.
    3. Añade el orégano y el perejil picados y la sal, bien hasta que se convierta en una masa.
    4. Saltea la calabaza a fuego fuerte en el aceite  y cuando empiece a dorarse, baja el fuego y añade el majao.
    5. Cuece durante unos diez minutos removiendo de vez en cuando para que no se pegue.
    ¡Ya está, no tiene más! Genial, me encantan estos platos que se hacen en nada y son tan resultones.
    Se puede hacer y se hace, con morcilla, con longaniza, con huevo..... Aquí os dejo otra versión más moderna que hice hace un tiempo para un concurso:







    Y aqui la misma receta tradicional de algunas de mis amigas:
    Reme Calabaza frita con majaillo de pan y cateto y ajo




    Leoletta Calabaza frita con morcilla y Canillas de Aceituno. 



    Olimpia Calabaza frita familiar, con longaniza
    Durante las fiestas de la uva moscatel, que se celebra a primeros de agosto en Iznate, al caer la tarde se realiza una ruta gastronómica impresionante
    Lo que empezó siendo degustaciones de algunos platos típicos, se ha convertido en una gran feria gastronómica.
    Cada barrio o plaza prepara dos o tres platos típicos, que se sirven a los visitantes en stands adornados para la ocasión y servidos por jóvenes del pueblo, amenizados con músicas de pandas de verdiales.
    Todos los vecinos y vecinas colaboran para ofrecer lo mejor de su gastronomía, que incluye caldo de puchero, pisto, asadura frita, gazpacho colorao, tortilla de patatas, entre otros.

    Uno de los que más gusta es el de calabaza frita, un sabor muy andaluz y malagueño que sorprende.



    26/8/2014

    TARTA MOUSSE DE CHOCOLATE BLANCO Y PIÑA


    ¡Se me acumula el trabajo!!!!

    Tengo muchas recetas que compartir, sobre todo de tartas, helados, polos, semiesferas de chocolate, pastelitos de gelatina, brioches... jajajajaja.
    ¿y cuál pongo?
    Vamos a empezar por la que más me están pidiendo, esta deliciosa tarta que parezca que está muy dulce, pero que no, que es deliciosa.... Suave y fresca al mismo tiempo.
    Perdonad que las fotos no sean tan buenas como la tarta se merece, están hechas con el móvil... pero hacer la tarta, comidas, recoger la casa, la cocina, etc.. y etc.... no me deja tiempo para muchas florituras con la cámara.
    La tarta se la ví a Juanan, del blog Cuuking! y me enamoré de ella nada más verla. Como sólo necesitaba dos ingredientes más, no tardé mucho en hacerla, y no me ha defraudado.
    Parece muy complicada cuando estás leyendo los pasos que hay que realizar, pero os aseguro que es una de las tartas que hacen honor al nombre del blog, fácil y sencilla, sólo un poco de paciencia y unas horas para que se cuaje bien, y tendrás una tarta sorprendente.
    Y sin más preámbulos:

    INGREDIENTES Para un molde de 19/20 cm (8-10 personas)

    Para la mousse de chocolate blanco

    • 300 gr de chocolate blanco
    • 50 ml de leche
    • 300 ml de nata para para montar (más de un 35% de MG)
    • 8 gr de gelatina (5 láminas de gelatina del Mercadona)

    Para el relleno de piña

    • un bote pequeño de piña en su jugo 
    • 50 gr de azúcar
    • Media hoja de gelatina 

    Para la cobertura de piña

    • Un bote pequeño de piña en su jugo 
    • 3 gr de gelatina (2 laminas de gelatina del Mercadona) ( si el bote no es muy pequeño, échale una hoja de gelatina más)

    Para la base de galleta

    • 300 g de  galletas María
    • 120 gr de mantequilla

    PREPARACIÓN
    1. Forra un molde desmontable con papel de horno.
    2. Machaca las galletas y amasa con la mantequilla reblandecida. Si quieres, y ves que está muy espesa, añade una cucharadita de leche.
    3. Forma una pasta y cubre la base del molde y alisa bien. 
    4. Enfría durante media hora en el frigorífico.

    Prepara el relleno y la mousse:
    1. Separa un poco del jugo de la piña y reserva.
    2. Tritura la piña con la otra parte del jugo y el azúcar.en la batidora.
    3. Pon el puré en un cazo y deja reducir a fuego lento. Tiene que estar como una mermelada bien espesita. En frío tomará más cuerpo. 
    4. Añádele en este punto el otro jugo reservado, con la gelatina hidratada (después de 5 minutos en agua fría). Deja enfriar
    5. Trocea el chocolate y deshazlo al baño maría junto con la leche. Ten cuidado que no coja mucha temperatura, que si no se te quema. Debe quedar una crema homogénea. 
    6. Añade la gelatina previamente hidratada en agua fría y deja templar la crema.
    7. Monta muy bien la nata, hasta que al darle la vuelta no se caiga. Ya sabes que la nata tiene que estar bien fría.
    8. Una vez la nata montada y el chocolate templado (no frío, si no se endurece demasiado), lo mezclas. Primero añade un par de cucharadas de esta nata al chocolate, mezcla.
    9. Luego ve añadiendo poco a poco la crema de chocolate a la nata con movimientos envolventes. Esto hay que hacerlo con cuidado para que la mousse quede con buena textura.
    10. Rellena el molde reservado con la mitad de la mousse.
    11. Cubre con el relleno de piña, pero dejando unos centímetros en la parte más exterior. ( a mí me salió un poco más líquido el relleno, y llegó hasta los filos, con lo que luego, al cortarla, las dos capas estaban algo separadas y los bordes no quedaron sellados). Por eso hay que hacer bien la mermelada, y si le añadimos media hoja de gelatina, quedará mejor.
    12. Puedes poner la mermelada en una manga pastelera para repartirla mejor o usar una cuchara. 
    13. Cubre con el resto de la mousse, alisa la superficie y deja cuajar en la nevera durante unas 2 ó 3 horas.
    Prepara la cobertura: 


    1. Tritura la piña con su jugo y lo pones a hervir.
    2. Cuando hierva aparta del fuego y añade las hojas de gelatina previamente hidratadas.
    3. Deja templar hasta que esté casi fría, pero que aún esté líquida.
    4. Cubre la tarta y alisa, dejando otras dos horas para que cuaje bien.
    5. Desmolda y sirve decorando como más te guste.


    Yo la hice en dos moldes más pequeños, y una de ellas la cubrí con la cobertura de chocolate brillante o espejo, si pinchas en el enlace viene la receta de las Semiesferas de mousse de limón, donde utilicé dicha cobertura.
    La otra la puedes decorar a tu gusto.

    11/8/2014

    ALBÓNDIGAS DE POLLO Y ARROZ, CON CHAMPIÑONES

    Unas albóndigas muy sencillas y muy sabrosas.
    En casa han gustado mucho, y cuando esto ocurre, estamos de enhorabuena. ¡Hay que poner la receta para que no se nos olvide, y así hacerla en otra ocasión, que los buenos platos hay que repetirlos!

    Ingredientes para 4 personas:

    • Una pechuga de pollo,
    • 100 g. de champiñones
    • 60 g de arroz
    • Una zanahoria
    • Medio pimiento rojo
    • Una lata de pimientos rojos asados (o pimientos asados en casa)
    • Dos huevos
    • 100 g. de harina
    • una cebolla
    • Dos dientes de ajo
    • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
    • Aceite para freir
    • Sal y media cucharadita de romero

    Preparación:

    1. Quita la piel a la pechuga. Cuece con sal durante unos 15 minutos (troceada) y pícala. Reserva
    2. Hierve el arroz en un cazo con sal, durante unos 15 minutos. Escurre y aplasta. (yo lo hice en un mortero)
    3. En un cuenco hondo bate los huevos, añade la pasta de arroz, el pollo picado, los ajos picados, la sal y el romero.
    4. Forma una masa y haz las bolas. Pasa por harina y fríe en abundante aceite bien caliente, hasta que estén doradas.
    5. En una sartén con muy poco aceite, saltea los champiñones laminados y bañados anteriormente en agua con limón. Unos minutos, remueve y aparta.
    6. Incorpora el resto del aceite, hasta las tres cucharadas. Pela la zanahoria, y lava el pimiento. Trocea muy fino, el pimiento en juliana y la zanahoria en rodajas.
    7. Pica la cebolla y sofríe en el aceite, junto con el pimiento y la zanahoria, a fuego medio-bajo.
    8. Cuando estén dorados, echa una cucharadita de harina y un poco de agua, para ligar la masa. Salpimenta a tu gusto y pasa por el pasapuré, hasta conseguir una salsa espesa.
    9. Sirve las albóndigas, baña con la salsa ( que habrás calentado dos minutos junto con los pimientos asados) y acompaña con los champiñones.
    10. Opcional: Acompaña con unas patatas fritas cortadas a cuadraditos.



    Receta sacada de una de las miles de revistas que tengo de cocina, creo que se llama TOP CHEF.





    6/8/2014

    SOPA DE TOMATE CON ALMEJAS tradicional y exquisita

    Cuando empiezas a cocinar un plato, y tu cocina empieza a oler como hacía tiempo que no lo hacía (valga la redundancia) es cuando te das cuenta lo importante que es utilizar ingredientes de calidad, sobre todo, aprovechando su temporada.
    Y éste es el caso de esta receta tradicional, popular de la cocina mediterránea, de la cocina andaluza, en este caso, de la cocina malagueña, porque los productos son de tierras malagueñas.
    El ingrediente estrella es el tomate huevo de toro, una variedad que en Málaga está ahora en su mejor momento, y aprovechando las jornadas y presentaciones a las que he asistido, hoy he querido saborearlo como lo hacía de pequeña, cuando mi madre nos hacía esa sopa de tomate a la que le añadía el pan que tan poco nos gustaba. Ahora es cuando disfruto de esos sabores que recuerdan a tiempos pasados.
    Ingredientes:
    • Un tomate huevo de toro (en este caso) de casi 850 g. Si no encuentras estos tomates, que se caracterizan por ser tomates de gran tamaño, de color rosa-rojizo en su estado de madurez, carnosos, y muy olorosos, puedes utilizar otros tomates que sean del terreno, y que sean de temporada.
    • 1/4 de almejas,
    • Un pimiento pequeño,
    • 1/2 cebolla,
    • 2 dientes de ajo,
    • 4 rebanadas de pan cateto asentado,
    • Unas ramitas de hierbabuena,
    • Una hoja de laurel,
    • Un par de clavos,
    • Media cucharadita de pimentón,
    • Aceite de oliva virgen extra,
    • sal
    • Caldo de pescado (si no tienes, utiliza agua)
    • Pimienta (opcional, pero poquita)
    Preparación:
    1. Lava las almejas con agua fría y deja en un recipiente con agua y un puñado de sal para que suelten la arena, una media hora.
    2. En una sartén con 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, sofríe la cebolla, ajos y pimientos (todo muy picadito) .
    3. Cuando el sofrito esté dorado, añade el tomate pelado y troceado menudillo
    4. Deja unos diez minutos, a fuego medio-bajo y aparta del fuego. Añade el pimentón y remueve.
    5. En una cacerola pon el caldo (250 ml. ) de pescado y cuando empiece a hervir agrega el sofrito, la hoja de laurel, el clavo y la pimienta (si le añades).
    6. Deja cocer unos 20 minutos.
    7. Incorpora las almejas y cuece hasta que se abran, sazona, y echa las hojas de hierbabuena, las rodajas de pan y un chorreoncito de aceite de oliva en crudo.
    8. Sirve.

    9. Hay muchísimas recetas de sopa de tomate, muchísimas formas de hacerla en una misma familia, y en momentos distintos.
    10. la de hoy la he sacado del libro LA ESENCIA DE LA AXARQUÍA en 50 bocados, de Fernando Rueda García.
    Nota.
    En algunos sitios que he encontrado por internet (ya sabéis que me gusta buscar información) este tomate está catalogado como el MEJOR TOMATE DEL MUNDO,  por su aporte en vitamina C, sus importantes propiedades antioxidantes, por su tamaño, exquisitez, y las numerosas vitaminas que posee.
    Debo reconocer que este tomate HUELE A TOMATE, de los de antes.... y eso ya te da idea de que lo que se cocine con él, va a saber a GLORIA.

    3/8/2014

    EQUIPO GANADOR DEL GAZPACHO PASSION 2014 #pipirranamlg CÁRTAMA (MÁLAGA)

    Hoy, 3 de agosto de 2014, se ha celebrado el Concurso #gazpachopassion 2014, organizado por el Grupo de Desarrollo Rural Valle del Guadalhorce.

    SE trataba de preparar un GAZPACHO TRADICIONAL, con productos del terreno, y ha tenido lugar durante la celebración del Mercado Local de Productos Ecológicos, ubicado en  el Parque de los Naranjos, en Estación de Cártama (Málaga), y que se organiza todos los primeros domingos de cada mes.

    A dicho concurso se podían presentar tanto profesionales como aficionados a la cocina, y éste ha sido el caso de nuestro equipo, compuesto por tres personas, Reme Reina, Angeles (kesito) y una servidora.

    La jornada comienza bien temprano, y según las bases, traemos de casa el material necesario para su elaboración, disponiendo de 30 minutos para la adquisición de los ingredientes. Para ello contamos con un vale por 10€ que la organización pone a nuestra disposición para gastar en el propio Mercado Local. 
    El jurado, compuesto por el público y profesionales de la restauración, han valorado el mejor gazpacho basándose, no sólo en su sabor, sino también en criterios como el color, el olor o la textura.

    El pistoletazo de salida y vamos en busca del mejor ingrediente: elegimos unos tomates de pera, carnosos, rojos, y olorosos. Después vendrá el pimiento tierno, crujiente, con ese aroma penetrante que embriaga, el ajo, la cebolla, una rebanada de pan asentado humedecido en agua, y un cachito de pepino  del terreno. La sal que no falte, que le da sabor, y un chorreoncito de vinagre, lo justo.
    Preparadas, cuchillo en mano, y unas ganas locas de participar, de divertirnos, de compartir.
    La Ilusión, que ponemos en la preparación de nuestro gazpacho, como ingrediente principal.
    Los jugos del tomate,  la frescura de los productos, el buen aceite, de oliva virgen extra, por supuesto,  y una acertada elección en la cantidad de

    ingredientes, equilibrio justo para saborear el mejor gazpacho. Un toque de frío con cubitos de hielo, una picada de verduras, y a esperar el veredicto.

    Los nervios justos asoman divertidos, mientras el jurado va probando cada uno de los gazpachos participantes.




    El gazpacho tiene muy buena acogida entre el público que va degustando mientras el jurado delibera. La picada de hielo junto a las verduras picaditas, aporta frescura que se agradece en este día de calor




    Y el ganador es.....¡tachán, tachán....! El Nº 3... ¡nuestro equipo!. La alegría y emoción nos invade y nos abrazamos llenas de satisfacción por haber compartido esta experiencia tan divertida y enriquecedora. 

    Reme, Ángeles y yo, junto a la Diputada Provincial de Málaga, responsable de #SaboraMalaga, Leonor García Agua-Juli, siempre apoyando con entusiasmo.
    ¡¡Gracias a los productores por el buen trabajo que realizan para que lleguen a nuestras mesas productos de calidad, que harán que nuestros platos tengan los mejores sabores. Gracias a Toñi y María Trujillo, por hacer que iniciativas así sean posibles, deseando que tengan continuidad y consigan mucho más éxito. Gracias a la Diputación de Málaga, por la creación de la marca Sabor A Málaga, que tanto está luchando por dar a conocer la gastronomía malagueña  y sus excelentes productos. Gracias, cómo no, a mis amigas Ángeles y Reme, que sin ellas, no habríamos ganado, en especial a Ángeles, que a última  hora se apuntó y nos eligió como ayudantes.!! ¡Ay, qué bien lo hemos pasado!!
    Que no se me olvide destacar, que la jornada ha transcurrido en un ambiente muy agradable, con unos participantes muy divertidos y un nivel muy alto. El público muy agradecido, y los productores muy amables.
    Y el premio  ha sido UNA CESTA DE ALIMENTOS GUADALHORCE ECOLÓGICO