30 ene. 2017

CREMA DE ESPÁRRAGOS BLANCOS

A veces en la cocina, cuando no sabes qué preparar, sólo hay que mirar bien en el frigorífico o tu alacena, y pensar qué podemos hacer con los ingredientes que tenemos.

Ese fue el caso de la noche pasada, que no sabía qué preparar de cena. Me encontré abierto un bote con espárragos blancos que habían sobrado de una receta anterior, y pensé que sería buena idea, con el frío que hacía, preparar una suave crema. En otras ocasiones recurro a la tortilla de espárragos, que también está muy rica. Pero ya os digo, el frío que hacía no era para una tortilla.
Y así fue como surgió esta receta que hoy os presento, sencilla, deliciosa, y muy rápida, que eso siempre viene muy bien.


Ingredientes para 2 personas:
  • 200 g. de espárragos de lata
  • 60 g de cebolla
  • 30 g de puerro
  • 100 ml de caldo de los espárragos
  • 200 ml. de agua
  • 100 ml de leche desnatada
  • 150 g de patata
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra variedad arbequina. Puedes utilizar cualquier variedad de aceite de oliva, pero ésta aporta a los platos matices y aromas equilibrados e intensos, pero al mismo tiempo suaves.
  • sal y nuez moscada
  • pimentón picante para decoración (opcional, por supuesto)
  • A esta crema también puedes añadirle un poco de nata o quesitos, aunque aumenta su poder calórico, pero suaviza mucho.
Preparación:
  1. En una cacerola echa el aceite, la cebolla troceada y cuando esté transparente añade los espárragos troceados (reservando algunas puntas para la decoración)
  2. Deja hacer unos 5 minutos y añade el caldo de la lata y el agua o caldo de verduras, y la patata también troceada menuda.
  3. Deja cocer hasta que la patata esté tierna.
  4. Añade finalmente la leche, un poco de sal y pimienta o nuez moscada. Yo prefiero no echarle pimienta, así la pueden tomar tranquilamente los niños y niñas de la casa, o personas mayores. Y si utilizas la nuez moscada en la crema, tampoco abuses. 
  5. Reduce a una crema suave y rectifica de sal.
  6. Decora con las puntas de los espárragos salteados unos segundos en la sartén y termina añadiendo un poco de pimentón picante (para mayores) y ralla nuez moscada.
  7. Para los más pequeños de la casa, puedes decorar con unos picatostes. 

ALGO MÁS SOBRE LOS ESPÁRRAGOS:
Para que los espárragos sean blancos, se protegen de la luz, cubriéndolos con la tierra hasta que se corten. Si les da el sol, salen verdes.
Es de textura y sabor más suave que el verde, aunque con menos nutrientes.
Pero sí conservan todas estas propiedades:

Propiedades

  • Tienen propiedades rejuvenecedoras, gracias al ácido fólico, que contribuye a la creación de células nuevas y junto con el hierro, a la formación de glóbulos rojos. Por lo que es recomendable tomarlo durante el embarazo.
  • También intervienen en la creación del aminoácido Metionina, necesario para la buena salud del cabello, piel y uñas.
  • Los espárragos son una fuente de betacarotenos o provitamina A, constituyendo un potente depurativo anticancerígeno.
  • Los espárragos contienen muchos minerales y vitaminas, por lo que resultan muy adecuados para primavera dado que limpian el organismo y evitarán la aparición de debilidad.
  • Son adecuados para la retención de líquidos. Esta capacidad diurética los hace indicados para personas con hipertensión.
  • Los espárragos tienen un 90% de agua, son bajos en calorías y aportan mucha fibra. Por ello son muy aconsejables para las dietas de adelgazamiento.
  • Comer espárragos favorece el sueño y ayuda a combatir el insomnio, y mejor tomar un revuelto de espárragos que una pastilla para dormir.
  • Son buena fuente de Hierro, Magnesio, Potasio, favoreciendo nuestro sistema inmunitario, aconsejable para las personas que tengan anemia, y ayudan al buen funcionamiento de nuestros intestinos, músculos y nervios
  • Se puede decir que los espárragos, tanto verdes como blancos, es la forma más natural de eliminar toxinas. 
APUNTES CULINARIOS:
El líquido de haber cocido los espárragos se puede utilizar para hacer sopas de verdura, ya que posee muchos nutrientes y un sabor agradable. 
Los espárragos se pueden comer crudos, hervidos, fritos, cocidos al vapor, en tortilla,  en revueltos, en ensaladas, en cremas...


Fuentes de información:
EN BUENAS MANOS

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Mi hijo probó esa mierda le dio asco y la poto yo le dije que exagerado eres cabron lo probé yo y me entro cagalera

Mª Ángeles Sánchez dijo...

ay, hija mía o hijo mío, porque con el mensaje en Anónimo no sé a quién me dirijo.
¿Pues qué quieres que te diga? Para gusto, los colores. Y si a tu hijo le hablas así, y le dices esa palabra mal sonante, dice mucho de tí. Lo siento.
Pero de todas formas, mira, si es verdad que entra cagalera, para las personas con estreñimiento le va a venir muy bien.
Y la próxima vez, dí quién eres, no estaría mal.