23 sept. 2014

ROCAS DE CHOCOLATE CON PATATAS FRITAS (chips) Y ACEITE DE OLIVA VIRGEN EXTRA

Hace ya dos años que asistí a unos talleres de chocolate en Granada, en el Aula Bycheff


En aquella ocasión, abril de 2012, era David Pallàs quien nos enseñó a trabajar y disfrutar con el chocolate. 
Una de las estrellas de ese taller fueron las rocas de chocolate, con almendra, con anacardos y con patatas chips. 
Desde entonces, en mi casa se han hecho varias veces, y ahora, aprovechando mi viaje a Jaén, y mi asistencia al I Congreso de Gastronomía y Cultura Digital, #DegustaJaén, me traje los ingredientes perfectos para prepararlas y disfrutarlas de nuevo.

Ingredientes, para unas 20 rocas de un tamaño no demasiado grandes:
  • 250 gramos de cobertura de chocolate negra, con un 70-72%
  • 150 gramos de patatas fritas tipo chips, en este caso de Santo Reino, de Jaén.
  • 15 gramos (como máximo) de Aceite de Oliva Virgen Extra, en este caso, un aceite de la variedad picual, DO Sierra Mágina
  • Un poco de Sal Maddon
Preparación:
  1. Tritura bien las patatas fritas, con las manos, sin miedo; en una bolsa y aplástándolas, entre dos hojas de papel de horno y pasando un rodillo..., como quieras.
  2. Derrite dos terceras partes del chocolate y calienta al baño maría o en el microondas hasta alcanzar los 40º,  (Si no tienes termómetro, derrite el chocolate en intervalos de 10-15 segundos, y remueve. Cuando veas que está casi derretido, pero aún queda algún trocito, habrá alcanzado casi la temperatura.)
  3. Después mezcla la tercera parte y remueve muy bien, hasta que se temple a 30º, y añade el aceite de oliva tibio. Mezcla bien.(Si no tienes termómetro, remueve muy bien, hasta que el chocolate, al pasarlo por los labios, esté tibio, casi frío.)
  4. Vuelca sobre las patatas y remueve.
  5. Prepara una bandeja con papel de horno y con una cuchara para helados, o con dos cucharitas, ve formando rocas de un tamaño no demasiado grande.
  6. Corona con un poco de sal maddon por encima, y deja enfriar. Si hace mucha calor, mete en el frigorífico unos diez minutos.



17 sept. 2014

SALTEADO DE VERDURAS Y LANGOSTINOS

En verano son la mejor opción: las verduras, y si son de temporada, aún más.
En una reunión de blogueras y amigas, que se repite cada verano, cuando Pilar Lechuza visita el sur, Ana Ruiz nos trajo el mejor de los regalos: unos pimientos de Dalías, recién cogidos de la mata, esa misma mañana.
En el momento que entro en la cocina, quiero hacerlo todo: mermeladas, asarlos, salsas... 
He encontrado por internet una opción de las que me gustan: fáciles, rápidas y sabrosas. Y lo mejor es que tenía todos los ingredientes.
Por si os interesa, os dejo la receta:
Ingredientes:
  • Un pimiento rojo,
  • Un pimiento amarillo (en este caso, ambos, pimientos de Dalía),
  • Un puerro,
  • Un calabacín mediano,
  • Un brócoli,
  • Dos cucharadas de salsa de soja,
  • Sal,
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1/2 kilo de langostinos o gambas grandes

Preparación:
  1. Lava la verdura.
  2. Corta los pimientos en juliana,
  3. el puerro en aros,
  4. el calabacín, a medio quitar la piel, en cuadrados 
  5. y el brócoli, en ramitos.
  6. Saltea con el aceite de oliva durante tres minutos a fuego medo-alto,
  7. Echa la salsa de soja  y saltea otros 3-5 minutos.
  8. Los langostinos, los pelas y  sinq uitar la cola, pasa por la sartén con unas gotas de aceite de oliva, un minuto por cada lado.
  9. Mezcla verdura y langostinos.

Como aconseja la autora de la receta, Tere, de LAS RECETAS DE TERE, le va muy bien acompañarlo con arroz cocido. O simplemente así, para una cena es más ligero.

8 sept. 2014

ENSALADA DE POLLO CON MANGO Y PALMITO

EL MANGO.
Las frutas son necesarias,
además de muy sabrosas,
te regalan el sabor 
y sus dotes milagrosas.
Espero que tu mamá,
te hable del mango, y tú,
sepas los beneficios,
que éste, ofrece a la salud.
                                            (Poema de Mayda Alejandra Villalta, escritora cubana-americana)
En algunos lugares la llaman la fruta de los dioses. 
Grandes, carnosos y firmes, de colores que van del amarillo al verde, del rosa al rojo.
Dulces, muy dulces en su madurez, pero con ese toque cítrico que sorprende y que equilibra.
la mejor manera de disfrutar del mango es al natural, eligiendo piezas que desprendan buen olor, que sean flexibles al tacto pero no se hundan con la presión, y que no tengan manchas negras ni estén muy arrugados.
Hoy una ensalada que está deliciosa y tiene todo el sabor de Málaga, por esos mangos criados en la Axarquía malagueña.
Ingredientes: Para cuatro personas
  • Dos pechugas de pollo
  • Un mango grande
  • Una bolsa de rúcula y canónigos
  • Una lata d epalmito
  • 2 tomates para ensalada (de pera)
  • Tallos de cebollino
  • Sal
  • pimienta
  • Aceite de oliva virgen extra, 4 cucharadas.
Para el aliño:
  • 5 cucharadas de mahonesa 
  • Una cucharada de brandy
  • Una cucharada de ketchup
  • Una cucharada de alcaparras (opcional)
Preparación:
  1. Limpia y corta las pechugas de pollo en dados pequeños, salpimenta y saltea en una sartén con el aceite durante unos minutos, hasta que estén dorados.
  2. Pela el mango y parte en dados regulares.
  3. Escurre los palmitos y corta en rodajas.
  4. lava los tomates y pártelos en rodajas, y luego por la mitad.
  5. Pica el cebollino.
  6. Prepara el aliño:
  7. Mezcla la mahonesa con el brandy, el ketchup y las alcaparras muy picadas.
  8. Lava y limpia la rúcula y canónigos y ponlos sobre una fuente.
  9. Agrega el mango, los palmitos, los tomates y el pollo.
  10. Espolvorea con el cebollino y riega con el aliño.
EL MANGO:

El mango no sólo es una de las más deliciosas frutas tropicales, sino que también es antioxidante y anticancerígeno.
Beneficioso para el cabello, la vista y los huesos,  por su contenido en vitamina A.
En La India se le atribuyen propiedades sagradas y mágicas y es el símbolo de la fertilidad y el amor. Se le llama la fruta del corazón porque ayuda a mantener nuestro sistema cardíaco saludable, tiene mucha fibra y fructosa, por lo que es laxante.
Es bueno también para los nervios, puesto que contiene bastante triptófano un aminoácido con propiedades relajantes. Junto con la vitamina B ayudará a mantenernos más tranquilos. En un antidepresivo natural.
Comer mango nos hará sentirnos más felices, porque a partir del triptófano,  se produce la hormona "serotonina" un neurotransmisor conocido como la hormona de la felicidad.
 Y como hay tanto, os dejo este enlace: PROPIEDADES ALIMENTARIAS DEL MANGO