17 feb. 2020

PAPAS A LA MALAGUEÑA

Un guiso muy fácil de preparar, muy sencillo, pero muy sabroso.
Y sobre todo, un plato económico.
Se hace en muchas otras partes de España, aquí la particularidad, lo que lo hace más malagueño, es el uso de las aceitunas de Málaga, aceitunas aloreña en este caso, la primera aceituna de mesa con Denominación de Origen de ESpaña, creo que hay otra más reciente en Mallorca.

Ingredientes para cuatro personas:

  • 2 huevos cocidos
  • Un kilo de patatas o dos patatas por persona de tamaño medio
  • Una cebolla
  • dos dientes de ajo
  • Una rama de apio blanco
  • Tres tomates maduros
  • Unas ramitas de perejil
  • Un puñado de aceitunas aloreñas en este caso, Bravo. 
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Un poco de sal

Preparación:
  1. Cuece los huevos en agua con sal durante diez minutos desde el momento que empieza el agua a hervir.
  2. Saca, mete en agua fría y pela cuando estén fríos. Reserva.
  3. En una cacerola, echa el aceite, la cebolla picada, el apio y el ajo machacado. Saltea a fuego medio. 
  4. Cuando esté dorado, añade el tomate picado sin piel ni pepitas, y las patatas. 
  5. También le pones las aceitunas. Algunas con huevos y la mayoría sin hueso.
  6. Rehoga unos minutos  y añade agua o caldo hasta cubrir las patatas y un poco más, y deja cocer a fuego medio hasta que las patatas estén tiernas, unos 40 minutos aproximadamente. 
  7. Salpimenta al gusto.
  8. Yo tengo preparado caldo caliente, por si se quedan sin caldo y aún no están tiernas, le voy añadiendo.
  9. Y antes de servir, le echas el perejil y los huevos duros picados.

La receta la tenía hace muchos años, unas fichas que regalaba el Diario Sur de Málaga.
Yo coleccioné algunas, y esta concretamente la he tenido dando vueltas por mi casa... a ver si un día la hago, a ver si un día la hago... hasta que 20 años después, la hice, jejeje. Nunca es tarde si la dicha es buena, dicen.



PAN CON SEMILLAS DE AMAPOLA, SÉSAMO Y COMINO

Hacer pan en casa no resulta tan complicado, no hace falta ponerse con las masas madres (aunque mejora mucho en todos los sentidos), pero con un buen amasado y unas horas de fermentación, se pueden hacer unos panes muy ricos.
Explico cómo hice estos panes de 180 g a 250 g, o se puede hacer uno más grande con toda la masa.
Ingredientes:
  • 350 g de harina de fuerza
  • 150 g de harina de espelta integral
  • O los 500 g de harina de fuerza 
  • 310 ml de agua
  • 20 g de levadura fresca prensada o también, 150 g de masa madre fresca, o 10 gramos de levadura de panadería deshidratada
  • 8 g de sal
  • 15 gramos de AOVE (aceite de oliva virgen extra)
  • 30 g de semillas de amapola
  • 30 g de semillas de sésamo
  • 5 g de comino en grano
Preparación:
  1. Yo caliento el agua un poco y le echo la levadura fresca.
  2. Mezclo los ingredientes. Primero la harina con la sal y el Aceite y después añado el agua con la levadura.
  3. Amaso a mano o en máquina.
  4. Tanto en un caso como en otro, las semillas las añades al final, aunque aparto unas pocas para añadirlas por encima, antes de hornear.
  5. Amaso a mano durante diez minutos, con las palmas de las manos hasta que la masa esté elástica y se despegue de los dedos, y al final del amasado, incorporo las semillas (menos las de la decoración).
  6. Si es a máquina, pues igual, pongo todos los ingredientes, y amaso primero unos tres minutos a velocidad lenta, y después unos 7 minutos a velocidad más rápida. Y lo mismo, al final incorporo las semillas un minuto más amasando, para que se mezclen bien con la masa.
  7. La masa echa una bola la dejo en el mismo bol donde he amasado, o en otro enharinado y hondo, y lo tapo con un paño húmedo. Reservo en un lugar templado, a ser posible, hasta que doble su volumen.  SEgún el día que haga, tardará más o menos en subir. 
  8. Luego lo saco del bol y amaso  suavemente con cuidado durante un minuto.
  9. Hago la forma del pan y dejo levar en una bandeja del horno con papel sulfurizado, tapado con un paño húmedo, hasta que vuelva a doblar el volumen.
  10. Puede ser un pan entero, o dividir la masa en cuatro u ocho piezas, a tu gusto.
  11. Entonces precaliento el horno a 230 grados, calor arriba y abajo, durante 10 minutos.
  12. Con una brocha de cocina, humedezco el pan, le hago unos cortes y le pongo las otras semillas reservadas, o un poco de harina tamizada.
  13. Meto en el horno en la bandeja de abajo durante diez minutos, después bajo a 210-200 grados y lo subo a la bandeja de en medio, y ahí lo dejo hornear durante 30 a 40 minutos.
  14. Dejo enfriar sobre una rejilla, y listo para comer. Puedes congelar.
  15. Nota. para que tenga más corteza el pan, el horno debe tener humedad. Puedes espolvorear con un bote de agua con espray, o poner en el horno, abajo, un cacharrito de cristal con agua.



Y aquí cómo cruje el pan recién hecho.