2 jun. 2010

TORTILLA DE LECHUGA; y un poema: EN EL PLATO, LA LECHUGA

Deformación profesional.
Quizá sea por eso, o porque mi madre nos enseñó que no había que tirar la comida, ya que después de la guerra se "pasaron muchas hambres".
El caso es que procuro no tirar nada que pueda reciclar.
Y éste es el caso:
Las hojas verdes que rodean a la lechuga, las primeras hojas, que siempre están más lacias  y más feíllas para comer, pues yo las guardo en una bolsa, y como procuramos comer lechuga todos los días, en poco tiempo tengo bastantes para utilizarlas en otra comida. Además, estas hojas que están más verdes, son las que tienen más propiedades.
Una crema de lechuga, en una sopa de verduras, a tiritas en una ensaladilla rusa, o lo que anoche hice de cena:  esta tortilla de lechuga.

Ingredientes:
  • Cuatro huevos,
  • 6 hojas verdes de lechuga,
  • dos dientes de ajo,
  • una pizca de sal,
  • dos cucharadas de aceite de oliva,
  • dos cucharadas de agua.
Preparación:
  • En una sartén echa la cucharada de aceite de oliva,
  • pela y corta los ajos en láminas y echa en la sartén, dora,
  • Lava muy bien las hojas de la lechuga, y corta en tiritas finas,
  • echa en la sartén y rehoga, añade un poco de agua, y sigue rehogando hasta que se evapore el agua,
  • Bate en un cuenco los huevos, añade la sal y la lechuga con los ajos,
  • Echa de nuevo aceite en la sartén, y cuando esté caliente, vierte el preparado y cuaja la tortilla.

Según http://www.botanical-online.com/index.html la lechuga viene muy bien para curar o prevenir enfermedades como la obesidad, la hipertensión arterial, los edemas, el dolor de riñón, la insuficiencia renal, etc., porque estimula la eliminación de la orina. También presenta propiedades carminativas, liberando al estómago de las flatulencias; mejora la circulación y disminuye el colesterol, y además tiene un efecto tranquilizante. Y esto es muy importante para muchas personas  que conozco, entre ellas yo, CALMA LOS NERVIOS, CONTROLA LAS PALPITACIONES Y AYUDA A DORMIR MEJOR POR LAS NOCHES, EVITANDO EL INSOMNIO.
Tiene gran cantidad de hierro, combatiendo y previniendo la fatiga, el cansancio y la anemia. Fortalece las vías respiratorias, por lo que se recomienda también comer en estados gripales.
Aporta muy pocas calorías, por lo que es recomendable en dietas de adelgazamiento y para prevenir la obesidad.  Tiene calcio y fósforo, y selenio, un antioxidante, recomendable como preventivo de ciertos tipos de cánceres, y del envejecimiento precoz. También posee Vitamina C y vitamina A. Por todo ello es recomendable consumir a diario.
Es conveniente comerla fresca para aprovechar todas sus propiedades alimentarias y medicinales.
Todo esto hace que se considere a la lechuga como un milagro de la naturaleza.
Os ofrezco un poema de Juan Cervera Sanchis, EN EL PLATO LA LECHUGA.
LA LECHUGA
La lechuga en el plato verdecía
verde de frescos verdes hortelanos.
Verdecía la lechuga sus tempranos
verdes de substanciosa hortelanía.
Le rendía la lechuga pleitesía,
con humildes fervores franciscanos,
al agua de la noria y sus lozanos
cangilones cargados de poesía.
Vinagre, sal y aceite, en ensalada
comunión de frescura, acariciante
del labio, de la lengua y la saliva.
La lechuga en el plato, enamorada,
y con sabor a huerta enamorante,
maravillosamente hambrienta y viva. 

RECOMENDACIÓN DE HOY:
Estando a punto de cumplirse 31 años desde que decidieron que viniera a Málaga, y mi primer viaje a esta ciudad, si queréis leed lo que sentía en ese momento.NO QUIERO IRME A MÁLAGA

11 comentarios:

LA COCINERA DE BETULO dijo...

Hoy he hecho la mermelada de nísperos, tal como me recomendaste sin canela ni vainilla. Muy buena.
La tortilla de lechuga tendré que probar, pues la lechuga solo la he comido cruda.
Tu blog no se me actualiza automáticamente.
Besos.

Mª Ángeles Sánchez dijo...

Hola, cocinera de Bétulo.
Pues me alegro que te haya salido bien la mermelada de nísperos. ¿has visto qué buena está? La tortilla también está muy rica, y si la lechuga no se cuece mucho, cuando comes está crujiente. A mí me gusta dejarla así, un poquito crujiente.
Lo del blog, bueno, a qué te refieres? Es verdad que lleva unos días un poco lento, y a veces no se actualiza de momento, tarda un poco, pero otras veces no. ¡No sé qué pasa! Me tiene un poco harta todos estos problemillas.
Gracias.

Afri & Loli dijo...

Acabas de sorprenderme !!! ya que siempre la tomamos por separado la verdad que es una idea muy buena,ya tengo otra pendiente.
loli

Mª Ángeles Sánchez dijo...

Hola Loli.
Pues sí que es buena idea. ya verás como también te sorprende.
que no están los tiempos para desaprovechar estos tesoros.

Andrew dijo...

Hi.
Esto se ve muy rico, tortilla a la lechuga, intentare prepararlo, ojala me salga jejeje, muy interesante tu blog y muy bueno.
Saludos.

CAN JOAN I SARA dijo...

Hola : Esta tortilla de lechuga, me trae recuerdos.
Pues al principio de casados, la había hecho algunas veces.
Luego.....simplemente se olvidó
Ahora, gracias a tu receta, volveremos a recuperarla.
Un beso grande.
Sara

locasita dijo...

Es muy semejante a una tortilla de espinacas, pero con lechuga... yo de toda la vida he usado las hojas verdes de la lechuga para el puré, o para el caldo, si no tengo nada verde que echarle (ni apio ni repollo, por ejemplo). La verdad es que le da una cremosidad requetebuena a los platos. Un 10!!! por sencilla, por rica, por aprovechamiento y por todo lo demás!!! Besos, guapa!!!

ANRAFERA dijo...

Excelente y curiosa receta. Jamás había oido hablar de una tortilla con lechuga. Tomo nota. Gracias

Blo dijo...

Desde que vi a mi suegra preparar un riquìsimo risotto con envidia y otras lechugas que tenìa en el frigo, yo tampoco tiro esas hojas feìtas de las lechugas que uso para ensaladas. Las lavo, corto en tiritas, dejo secar y luego las congelo en bolsas, no sabes como me han sacado de apuros cuando no queda nada en el frio y un risotto al vuelo es la ùnica opciòn para el almuerzo.
Saludos.

Amanda dijo...

Muy curiosa receta. En la vida había oido está tortilla.
Todo estupendo.
Besotes.

laviana ( Fely) dijo...

tu crees que si pongo la lechuga me comerán la tortilla...(son tan raritos...)pero tiene que estar muy rica, les diré que es la cebolla...jjje. La mermelada de nísperos la hice el año pasado y ya no me queda será cuestión de volver hacerla...jjje.
bexunos wapa.