3 nov. 2015

CROQUETAS PARA DIETAS ANTICANDIDIASIS, DE POLLO CON HIERBABUENA

Si no lo dices, ni se notará que estas croquetas están hechas con otro tipo de harina y que tampoco llevan leche. 

Están muy ricas y las pueden comer aquellas personas intolerantes al trigo y las harinas refinadas.
De todas formas aconsejo que se consulte con los profesionales por si hay alguna duda.


Ingredientes para 12 croquetas grandes.
  • Un vaso de agua de arroz (cuece dos vasos de agua y 3 puñados de arroz) El líquido resultante es el que se utiliza para  hacer la bechamel). La medida es de 200 ml, o 16 cucharadas soperas.
  • 2 cucharadas colmadas de harina integral de espelta
  • 4 cucharadas de pollo troceado , o bien de sobras de un puchero, o pechuga a la plancha.
  • Un poco de sal
  • 4 hojas de hierbabuena fresca (opcional)
  • Nuez moscada. Pimienta (opcional).
Para rebozar:
  • 1 huevo batido
  • Pan rallado del pan de espelta
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Media cebolla pequeña
 Preparación:
  1. Ralla el pan duro y reserva
  2. En una sartén echa el aceite y la cebolla picada. Dora.
  3. Una vez que la cebolla esté dorada (transparente) echa la harina y mueve un poco para que vaya perdiendo el sabor a harina. Vuelca el agua de arroz y remueve bien hasta que no haya grumos y salpimenta.
  4. Añade los trocitos de pollo y la hierbabuena picada, y empieza a remover, y remover, hasta que la masa se despegue de las paredes de la sartén.  Tomará un color más dorado.
  5. Aparta sobre una fuente y deja enfriar, de 4 a 6 horas. 
  6. Una vez la masa esté fría, coge porciones con una cuchara y forma la croqueta. Pasa por huevo batido, y por el pan rallado.
  7. Fríe en abundante aceite bien caliente hasta que estén dorados.


1 comentario:

Toñi Sánchez R. dijo...

No hace mucho me enteré de que una prima mia no podía comer una serie de ingredientes...con más de cuarenta años, intolerante a un sinfin de productos.
Recetas como ésta, que se ven super deliciosas....son muy necesarias. No hay que dejar de disfrutar de la cocina, de la buena gastronomía por tener alguna enfermedad...siempre hay soluciones.
Te han quedado genial.....
Enhorabuena por ésta generosa iniciativa...
Besos.