19 abr. 2009

GALLETAS DE ALMENDRA

Hoy ha venido mi tío Paco para ver el video de la última actuación de Laura. Ha ganado el 3er. Premio de "Operación Bukaros". Como ya dije anteriormente, le ha permitido poder cantar en un escenario, y ante un público. Y semana tras semana, mientras ha ido pasando fases, ha ido sorprendiendo con su actuación.
Un tercer premio que nos ha llenado de alegría, por la gran actuación que tuvo. Nos hizo disfrutar. Para celebrarlo y acompañar al café, hice estas deliciosas galletas de almendra.
Ingredientes:
  • Doscientos cincuenta gramos de harina,
  • Cien gramos de almendras molidas,
  • Ciento veinte gramos de azúcar,
  • Cincuenta mililitros de aceite de oliva (medio vaso)
  • un trozo de piel de naranja y otro de limón,
  • Medio vasito de anís,
  • un vaso pequeño de zumo de naranja,
  • medio sobre de levadura,
  • almendras para adornar, picadas, pero no demasiado.
Preparación:
  • Fríe el aceite con las dos cáscaras (naranja y limón). Saca y reserva para que se temple un poco.
  • En una superficie lisa pon la harina, junto con la levadura. Pon también el azúcar.
  • Haz un hueco, y añade el aceite y ve removiendo y amasando poquito a poco; añade después el zumo, el anís y las almendras molidas. Amasa bien, hasta conseguir un masa que puedas manejar sin que se pegue a las manos. Si es así, añade un poco más de harina.
  • Extiende la masa, y da forma a las galletas. Adorna con las almendras picadas, y si quieres, un poco de azúcar.
  • Precalienta el horno a 170º,
  • Mete en el horno, y deja de 15 a 20 minutos, hasta que estén doradas.
La almendra, conocida como la reina de las rosas, de la familia de los rosáceos y del género Prunus, constituye una de las fuentes de alimentación más antiguas del mundo, ya mencionada en la Biblia 2,000 años antes de Cristo. Este fruto seco es una de las pocas fuentes de proteínas vegetales que contiene arginina, un aminoácido esencial para los niños. Posee una cantidad notable de fibra soluble (10%). Es ideal para estimular los movimientos intestinales y para conferir sensación de saciedad. Considerada "remedio de todos los males", la aspirina es el medicamento más popular, extendido y aceptado. La alternativa natural a este producto consiste en comer un puñado de almendras, aunque sus efectos sean más lentos. Por su alto valor calórico y proteínico, las almendras ayudan a la regeneración del sistema nervioso y son un buen antiséptico intestinal.
En resumen, las almendras representan nutrición y salud con sabor

No hay comentarios: