15 oct. 2015

GALLETAS CLÁSICAS DE CANELA Y MANTEQUILLA FÁCILES

Unas ricas galletas apetecen en cualquier momento, y metidas en un bote de cristal con tapadera hermética, o en una lata, duran crujientes mucho tiempo. Lo único es que no tendrás ocasión de tenerlas muchos días guardadas, porque están muy ricas y son ideales a cualquier hora. 

Ingredientes:

  • 100 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 100 g de azúcar
  • 1 huevo L
  • 2 cucharaditas de canela en polvo 
  • 250 g de harina de repostería
  • 6 g de levadura de repostería , tipo royal o similar.
Para cubrir las galletas

  • 4 cucharadas de azúcar normal
  • 2 cucharadas de canela en polvo
Preparación:
  1.  Precalienta el horno a 180º, calor arriba y abajo

  2. Pon la mantequilla y el azúcar en un cuenco y bate con ayuda de una máquina de varillas durante 5 minutos. O también puedes hacerlo con varillas manuales, hasta que quede bien mezcladas.
  3. Añade el huevo entero y bate durante otros 2 minutos.
  4. Tamiza la harina, la canela y la levadura e incorpora, mezclando hasta formar una masa homogénea.
  5. Haz una bola, y envuelve en film transparente. Deja en el frigorífico 1 hora.
  6. Pon la masa entre dos láminas de papel de horno y pasa un rodillo. El grosor sería menos de 1/2 cmt., para que nos queden finas y crujientes. También puedes dejarlas más gruesas, eso ya a gusto del consumidor o consumidora.
  7. Corta la masa con un cortador a tu gusto y mete la bandeja 5 minutos en el congelador. Si no cabe, métela en el frigorífico 15 minutos.
  8. Cubre las galletas con un poco de azúcar y canela y hornea durante 13 minutos aproximadamente. Yo mezclo ambas y la mezcla la pongo en un colador pequeño y espolvoreo sobre la masa, y así quedan más uniformemente cubiertas y sin grumos. 
  9. Deja enfriar en una rejilla.
  10. Para estirar la masa más fácilmente es mejor que esté muy fría. Y si estiras la masa entre dos láminas de papel de horno, te resultará más fácil porque así no se pega al rodillo. Otra forma es enharinando una superficie lisa donde ponemos la masa, y espolvoreando por encima de la masa y el rodillo. Así no se pega nada.


Nota: Yo hacía estas galletas hace muchos años, -bueno, éstas no, otras parecidas- y las hacía un poco a ojo. tenía los ingredientes más o menos calculados. Pero como Susana de webos fritos tiene una receta que creo que se le parece, y pone muy bien los ingredientes, pues la he sacado de ahí. ¡Gracias Susana, porque yo ya no me acordaba!

3 comentarios:

Esther Outón dijo...

Que ricas estas galletas María Angeles!! Te han quedado fabulosas, y muy otoñales, estas se comen de dos en dos, fabulosas...Bess

Toñi Sánchez R. dijo...

¡¡ Ya que no puedo probar las preparadas por ti....viendo tus galletas me animas a hornear !! Qué ricaaaaassss....
Besitos y buen fin de semana.

Mi próximo objetivo…será dulce. dijo...

Mmmmm!! Sólo pensar el olorcito que inundará la casa mientras se están honrando, dan ganas de sacar todos los ingredientes y comenzar a prepararlas.
Me encantan las galletas, quedan apuntadas :)
Un saludo
Sonia