30 jun. 2017

JABÓN DE CHOCOLATE CON AOVE Y DE GLICERINA

En verano es mejor no trabajar con el chocolate, porque se nos derrite, seguro.
Pero ¿y si hacemos jabones?
¡Entonces sí!
Este jabón es muy hidratante y nutritivo. Utilizado habitualmente viene muy bien para la piel de las personas que realizan trabajos físicos duros.


PARA EL JABÓN CON AOVE:

Ingredientes:
  • 682 g. de aceite de oliva virgen 
  • 213 g. de agua mineral
  • 85 g. de sosa cáustica
  • 50 g. de manteca de cacao (se puede encontrar fácilmente en tiendas especializadas o en farmacias)
  • Una cucharada sopera de cacao en polvo puro
  • 5 g. de aceite esencial de naranja
  • 10 g de cera de abeja
Preparación:
Importante antes de empezar, pesar las proporciones justas. Si es pequeña cantidad, haz la mitad de la receta.
Puedes utilizar todo tipo de moldes, que sean de plástico, silicona, cartón, madera.
El jabón se calienta por sí solo al mezclar el agua con la sosa, por lo que es conveniente hacerlo en un lugar donde haya aire, y con las medidas de seguridad oportunas.
Utiliza guantes y si lo crees conveniente, una mascarilla o unas gafas.
El lugar, ventilado, o donde haya cerca una ventana.
Si no tienes ventana, ponte debajo de una campana extractora.
Y por supuesto, no hacerlo delante de niños pequeños.
La cera de abeja le da mayor dureza al jabón, y le aporta las propiedades protectoras que contiene.
Preparación:
  1. Pesa el agua que vayas a utilizar y la sosa por separado.
  2. En un bol echa la sosa, y luego el agua, con mucho cuidado y a ser posible, al aire libre. Que no estés cerca de los vapores. Cuando se mezclan el agua y la sosa, al líquido resultante se le llama "lejía".
  3. Aunque esté el agua fría, esta mezcla alcanza altas temperaturas que pueden producir quemaduras importantes.
  4. Comprueba la temperatura de la mezcla, y cuando alcance los 40 a 50 grados, calienta un poco el aceite, la manteca de cacao y la cera de abeja, y cuando esté más o menos a esa temperatura, mezcla ambas preparaciones.
  5. En el bol grande donde están los aceite, echa con cuidado la "lejía" y empieza a mezclar con una cucharada, en círculos en la misma dirección.




  1. Puedes hacerlo a mano, descansando cada 15 minutos unos dos minutos y vuelta a empezar; o con una batidora, con lo que el proceso se reduce considerablemente.
  2. En este caso bate sin levantar la batidora del fondo y luego poco a poco dando vueltas en la misma dirección, hasta que quede como una mahonesa ligera (a esto se le llama traza)
  3.  En este punto echa los aditivos, colorantes, esencias.
  4.  En nuestro caso, el cacao en polvo y las gotas de aceite esencial de naranja
  5. y mezcla un minuto o dos más, que no quede demasiado espeso, si no cuajará de momento y no podremos rellenar bien los moldes.
  6. Rellena, deja donde no le den corrientes de aire ni demasiada luz y deja un día o dos. Cuando haya endurecido un poco, desmolda y espera 30-40 días antes de utilizarlos.
  7. Se completa así la fase de saponificación.






JABÓN DE CHOCOLATE CON BASE DE GLICERINA:
Ingredientes:

  • 250 g de glicerina
  • 30 g de esencia de naranja. También se puede usar esencia de chocolate, con lo que el olor será más similar al chocolate
  • 2 cucharadas de cacao en polvo
  • Una cucharada  de manteca de cacao
  • 15 g de cera de abeja
  • colorante marrón para jabón
Preparación:
  1. Trocea la base de glicerina o jabón de glicerina y derrite en el microondas o al baño maría, sin que llegue a hervir, junto a la manteca de cacao.
  2. Derrite la cera de abeja, tardará un ratito.
  3. Mientras mezcla bien la glicerina, con la manteca de cacao, el cacao en polvo y la esencia de naranja o chocolate. 
  4. Termina añadiendo la cera de abeja derretida y remueve.
  5. Vuelva rápidamente en los moldes utilizados, y vaporiza con alcohol, para evitar que le salgan burbujas. 
  6. Deja enfriar completamente hasta desmoldar.





1 comentario:

Toñi Sánchez R. dijo...

¡¡¡ Arte...puro arte !!! Te admiro...que manos tienes chiquilla. Está para comerselo ¿no has pensado en hacerlo para la venta? Éxito seguro...