14 dic. 2010

GUISO DE PATATAS CON SETAS

Una fría mañana del mes de diciembre. Son las 5 de la mañana. El sol no ha salido aún. Las luces de las casas se están encendiendo. Un grupo de hombres y mujeres, provistos de cestas, bastón y navaja,  y con ropa de abrigo quedan en la plaza. Buenas botas de campo, para poder andar por el monte. Se reparten en los coches. Canciones, chistes y otras ocurrencias van llenando el espacio, calentando el cuerpo. Una parada en el bar de carretera, para tomar un buen café calentito y una rebanada de pan con aceite de oliva, del bueno.
LLegan al lugar. Se adjudican la zona. Este grupo por la parte de arriba. Éste otro por el lateral derecho, el otro por el lateral izquierdo. La tarea: buscar setas. Es el mejor momento. Hace poco que ha llovido. La tierra está húmeda. El terreno está listo. El otoño es la mejor época para coger setas. Las lluvias de otoño hacen renacer las setas. Hay bastantes tipos de setas, algunas comestibles, como las setas de cardo. Otras no tanto. Hay que tener cuidado. Pero la mayoría de estas personas las conocen, de otros años, o han asistido a jornadas donde se les ha informado bien. El sol comienza a salir. Las cestas se van llenando,poco a poco. No se deben utilizar bolsas de plástico, porque las setas no transpiran y se deterioran rápidamentán. Están prohibidas. En cestas de mimbre, para que así puedan caer las esporas, y volver a nacer más adelante. Y eso lo saben bien, por eso las buscan con cuidado, y las introducen en esas cestas grandes de miembre. Hay que andar mucho. Hay que saltar vallas. Se encuentran con vacas. Muchas vacas. Y cerdos. Algunos salían para ver qué ocurría.  Y pasaban cerca. Divierte. Hay que seguir buscand. Se agacha. Hay que rebuscar bien, y utilizar la navaja  para no arrancar la seta. Pero no siempre. Si no están seguros, las dejan allí, que al monte todo le viene bien.
- ¡Aquí hay una...!, ¡Corre!, por la derecha! ¡qué chuli! ¡No, no, esa no, con lo bonita que es!
- Corta el tronco con cuidado. ¡ey, que me ha pasado un cerdito...
Se debe respetar el entorno natural. Lo dijeron en las jornadas.
La lección bien aprendida. Se sigue caminando. Se disfruta del paisaje. Del agua. De las hojas de los árboles, de todos los colores. Los colores del otoño. 
Las fuerzas comienzan a flaquear. Almuerzo en el campo. Un buen bocadillo. Y después, se revisa la cosecha. Se limpian un poco las setas, allí mismo. El viento sopla. Hace frío.  
Vuelven a casa, con las cestas llenas. La voz cansada. Las piernas y  la cintura doloridas. El ánimo vivo. Ha sido una jornada maravillosa, en contacto con la naturaleza. Hoy dormirán mucho mejor.

A esto le llaman TURISMO MICOLÓGICO, cada vez más extendido. Cada vez más popular.
La Sierra de las Nieves es uno de los mejores lugares para coger setas en Andalucía. Estas fotos no son mías. ¡Ojalá! He tenido que sacarlas de internet. Corresponden a Andrés Aguayo Maldonado. Y éste es su espacio, donde encontrarás muchas más fotos (¡preciosas!, por cierto) e información.
SETAS DE RONDA
Por gentileza de mi compañera y amiga Gracia, una de esas personas que madrugó más que el día, han llegado a mis manos unas setas recién cogidas.
Y para no perder esos sabores tradicionales, los de siempre, fáciles y con un resultado excelente, las preparé de esta forma, la que hacía mi madre, cuando mi abuelo, Juan Antonio, nos traía níscalos. Él los traía de la Sierra de  Segura, en Jaén.
Y cuando traía níscalos, teníamos "níscalos hasta en la sopa". Y nunca mejor dicho: níscalos en salsa, tortilla de níscalos, níscalos guisados con patatas, sopa de níscalos, níscalos a la plancha, níscalos fritos, arroz con níscalos..., y un sinfín de recetas que mi madre se sacaba de no sé dónde, que a ella le venían muy bien, pero que a nosotras nos cansaba. Y ahora, ¡si los pillara! ¡qué daría yo por unos buenos níscalos! Cogidos con amor, como lo hacía mi abuelo, para nosotras, para su hija, para sus nietas.
Aquí os dejo mi receta:

Ingredientes:
  • Cuatro patatas medianas,
  • Un litro de caldo de verduras (puedes prepararlo antes o echar agua y una pastilla de concentrado),
  • 300 gramos de setas,
  • Una cebolla grande,
  • Dos tomates rojos, o una lata de tomate triturado,
  • Dos dientes de ajo,
  • Una cucharadita de pimentón, mitad dulce, mitad picante,
  • Una cucharadita de tomillo,
  • Una rama de perejil,
  • Tres cucharadas de aceite de oliva extra virgen,
  • Sal y pimienta.
Preparación:
  • Pela la cebolla y pícala,
  • Rehoga en una cacerola honda con el aceite diez m inutos, hasta que esté transparente,
  • Pela los ajos y pícalos,
  • Añade los ajos, el tomillo y los tomates pelados y rallados, o el tomate triturado,
  • Rehoga de nuevo unos 15 minutos, aproximadamente, removiendo para que no se pegue,
  • Pela y trocea las patatas, en trozos regulares,
  • Limpia bien las setas quitando la parte terrosa. Seca con un paño húmedo y trocea,
  • Incorpora las patatas y las setas a la cazuela. Rehoga cinco minutos y añade el pimentón.
  • Salpimenta, echa el vino y el caldo caliente.
  • Cuece durante 20 mintuos, hasta que las patatas estén tiernas.
  • Deja que repose unos minutos.
  • Puedes echarle perejil por encima.
Opcional: Unas costillas de cerdo. En este caso, échalas antes que las patatas y las setas, unos diez minutos antes.

Propiedades de las setas comestibles.
Han sido uno de los alimentos más antiguos. Setas, raíces, frutos y hierbas. Los romanos tenian un amplio conocimiento de las setas. En tiempos de crisis, la recolección de setas aseguraba una buena parte de la alimentación durante la época de invierno.
Cada vez más se van conociendo las propiedades beneficiosas que tienen las setas comestibles, como propiedades antiinflamatorias,  que puede servir para la lucha contra algunas enfermedades.
EStudios recientes indican que las setas y hongos son buenos para prevenir y ayudar a la curación de algunos tumores. Se estimulan los glóbulos blancos, y eso produce más resistencia para las infecciones y los tratamientos médicos.
En oriente se han utilizado desde hace mucho tiempo (maitake, shiitake, reishi...). En occidente ya se están introduciendo también.
A lo largo de la historia también se han utilizado en ceremonias o rituales mágicos.
¡CUIDADO CON LAS MÁS BONITAS!

16 comentarios:

LA COCINERA DE BETULO dijo...

Una bonita historia para un guiso delicioso.
Besos.

Tito dijo...

Hola MªAngelessss!!!! me da la impresión no sé porqué que hace un montón de tiempo que no paso por tu cocina! que raro! no sé! sea por lo que sea te pido disculpas por ello! pero ya te digo que no se que ha pasado!

Te ha quedado un guiso estupendísimo y con el mismo colorcillo que el mío!!!! estos platos son una gozada de buenos!!! me encantan!!!!


que tengas una fantástica semana y mis disculpas otra vez!

;-)

cristina dijo...

un guiso estuoendo con esas setitas naturales muackkk

María José dijo...

¡Este guiso me d la impresion de que tiene un magnifico aroma a setas,monte y a muchisimo cariño...!
¡Que ricooooo!
Un saludito
M. Jose (en el horno de mi abuela)

eu dijo...

Que genial, mira que yo soy adicta a las setas y las mezclo con cualquier cosa pero con patatas no las he guisado, lo probaré

Carlos Egea García dijo...

Me encantan estos guisos caseros que, además, son aptos para vegetarianos.
Gracias, Mª Ángeles.
Bs.
Carlos, de Vegetal... y tal.
http://vegetalytal.blogspot.com

Espe dijo...

muy chula la entrada..y la receta,claro

Afri & Loli dijo...

Ahora que ya empiezan a bajar las temperarutas que mejor que un guiso para comer

beso
loli

J. dijo...

Que guisito mas buenooooo! En fin Mª Angeles, que siempre cocinas cosas tan ricas... (menos el pescado claro, que ya sabes que no me gusta). Bueno, un besote y espero que estes preparando ya las proximas fiestillas... ;) Yo estoy tratanto de convencer en casa para poder hacer el foi de Julia Child... A ver si hay suerte. ;) Un saludo guapa!

mabelmdq dijo...

Que rico ! Y hermoso relato, te transporta y vives el momento. Besos

vincent dijo...

Hola,

Su blog ha captado nuestra atención por la calidad de sus recetas.

Agradeceríamos que lo registre en Ptitchef.com para poder indexarlo.

Ptitchef es un directorio que referencia los mejores sitios web de
cocina. Cientos de blogs ya se han inscrito y disfrutan de Ptitchef
para darse a conocer.

Para suscribirse a Ptitchef vaya a
http://es.petitchef.com/?obj=front&action=site_ajout_form o en
http://es.petitchef.com y haga clic en "Anade tu blog " en la barra la
parte superior.

Atentamente,

Vincent

Nati dijo...

Este tipo de guisos me encantan, además ahora con el frío entran de maravilla jajaja. Un besazo.

Isabel - Frabisa dijo...

Qué gusto haber llegado hasta aquí, se respira calidez de hogar, debe de ser por el aroma de tu guiso.

un besito

locasita dijo...

Qué bonito debe ser ir a por setas. Yo nunca he ido, y me gustaría! porque me fascina todo lo que crece en el campo, y me gusta "mangarle" cosas a la naturaleza.... jeje. Qué le voy a hacer!!
Tu guiso tiene muuuuuuuuy buena pinta, a disfrutarlo, que el frío que hace bien lo merece!
Besos!!

Silvia dijo...

Me encanta la receta de hoy. Además de tener un aspecto inmejorable y más que apetecible, la presentación la hace más bonita y tentadora. Enhorabuena por cocinar como lo haces y por compartirlo.

Besos.

aracne dijo...

Qué bueno, Mª Ángeles! Ya no sé si me gustan más tus recetas o tus textos. Felicidades por ambas cosas...