2 feb. 2009

CAZUELA DE ALCACHOFAS Y PIMIENTOS

¿Por qué comer alcachofas? Las abuelas saben que son buenas para el estreñimiento, para la diabetes, para perder peso... Y si las casamos con unos pimientos asados, esa mezcla de sabores hará a esta cazuela un plato exquisito.Ingredientes:
  • Ocho alcachofas,
  • media cebolla,
  • dos dientes de ajo,
  • un pimiento rojo,
  • dos cucharadas de aceite de oliva,
  • medio litro de caldo,
  • sal y un poco de limón,
  • una cucharada de perejil picado.
Preparación:
  • Limpia y corta por la mitad las alcachofas, riega con un poco de limón para que no se pongan negras. Cuece en una olla con una cuchrada de azúcar, durante 20 minutos. Saca y reserva,
  • Asa el pimiento rojo al horno durante unos 4o minutos (pon dos o tres más, y aprovecha para hacer una ensalada de pimientos),
  • En una sartén, echa el aceite, pica la cebolla y los ajos menuditos,
  • Rehoga unos minutos hasta que la cebolla esté transparente, sin que se ponga marrón,
  • Añade las alcachofas y el pimiento a tiras, una vez limpio y quitada la piel y las semillas,
  • Riega con el caldo y deja cocer unos 15 minutos, hasta que la salsa haya disminuido,
  • Sirve calientes con perejil picado por encima.

Las alcachofas son buenas para el estreñimiento, por la fibra que contienen. Diuréticas, con lo cual son beneficiosas para la retención de líquidos, para la cistitis. Ideales para las personas que padecen de diabetes. Tienen mucha agua, así como hidratos de carbono; minerales como el sodio, potasio, y vitaminas, entre ellas, vitamina C. Utilizadas a menudo para las dietas de adelgazamiento.

No hay comentarios: