7 feb. 2010

GULAS Y GAMBAS AL AJILLO

Yo  no sé a qué saben las ANGULAS, pero sí sé que valen muy caras, y que por las pescaderías de Andalucía no se ven, a no ser que se encarguen o se vayan a sitios muy selectos.
Tengo entendido que el precio, actualmente, ronda unos 800 € por kilo. ¡Perdone, pero es que yo ahora no llevo suelto!.
¡Demasiado caro, me parece a mí, por muy buenas que estén! - Que sí, que seguro que son una exquisitez, pero yo me quedo con las gulas, que es un producto español, que lleva por aquí unos 15 años, más o menos. Sustituye a la angula, porque no hay bolsillo que pueda pagarlo, y menos ahora.
Aparecieron en España, en anuncios en TV y Radio, en las Navidades de 1991. Y siempre se comían por Navidad. Karlos Arguiñano las hizo muy populares, preparando muchas recetas con este producto.
Es un alimento poco graso, muy digestivo y con muchas proteínas.
La gula se fabrica a partir del surimi (producto que se hace en Japón, que es un picado de músculo de carne de pescado blanco -Abadejo de Alaska-, con otros ingredientes, como clara de huevo, harina, etc...).
Las gulas tienen una textura muy agradable, y por supuesto, no son tan caras como las angulas, ni mucho menos. Las puedes comprar congeladas y sin congelar, en paquetes, en supermercados. ¡te encantarán!
Como no he probado las angulas (tampoco es que sueñe con ellas), no puedo comparar. Os dejo la receta que más me gusta y que es muy fácil de hacer.
Ingredientes:
  • Un paquete de gulas de 150 gramos,
  • Cien gramos de gambas,
  • Tres dientes de ajo,
  • Seis cucharadas de aceite de oliva,
  • una guindilla o dos (yo le pongo una),
  • media cucharadita de pimentón rojo dulce,
  • una pizca de sal y una ramita de perejil,
Preparación:
  • En una cazuela de barro (a ser posible) o sartencita, o cazuela de otro material, echa el aceite y los ajos en láminas,
  • Deja que se doren un poco, y echa las gambas junto con la guindilla,
  • Cuando las gambas hayan cambiado de color, y se hayan puesto rositas, echa las gulas,
  • Remueve y salpica con el pimentón rojo y mueve de nuevo, para  que el aceite coja el colorcito rojo,
  • Termina con un poco de sal y pica el perejil. Echa por encima,
  • Toma calentitas con un poco de pan, para mojar el caldito que sobre. ¡Que está buenísimo!

1 comentario:

Valdomicer dijo...

Siempre es una alegría encontrarte con una paisana por estos mundos.
Bienvenida.
Paso a enlazarte inmediatamente.
También yo tengo un blog de viajes y recetas, hazme una visita.
Por cierto, mis gambas con gulas al ajillo, son idénticas a las tuyas.
Besos.