27 de dic. de 2011

SOPA DE CHOCOLATE BLANCO CON FRUTA y un poema (POSTRE PARA NOCHEBUENA o NAVIDAD)





Ingredientes:
  • 500 gramos de nata para cocinar,
  • Fruta variada (1 kiwi, 12 cerezas, 6 fresas, un plátano, media manzana, etc...).Mejor fruta de colores fuertes, para que se produzca el contraste de color, pero sirve cualquier otra fruta. Al gusto.
  • Una vaina de vainilla,
  • 250 gramos de chocolate blanco,
  • 160 gramos de yogur natural.

Preparación:
  1. En un cazo pon la nata y la vaina de vainilla (abierta por la mitad) y calienta unos minutos sin parar de remover con una cuchara de madera.
  2. Deja reposar un poco y parte el chocolate blanco. Echa y remueve bien, hasta que se derrita completamente el chocolate. Si no se derrite del todo, calienta unos segundos en el microondas o al fuego.
  3. Deja enfriar y añade el yogur natural. Remueve hasta mezclar completamente.
  4. Deja en el frigorífico una o dos horas.
  5. Sirve el chocolate blanco , bien frio, n cuencos, o en platos hondos.
  6. Decora con la fruta limpia y cortada.

Dificultad: Mínima
tiempo: 30 minutos
Raciones: De 4 a 6



POEMA DE Emilia Reynaldo
CHOCOLATE BLANCO

Sostengo
Amo al más Hermoso
al que llega en sueños
amo a ése que nunca me besó
el que no me conoce
el que llueve
y no tiene decadencia
ni podre.
Amo al que llamo y no llega
Grito
Que todos los demás cuyos brazos me consolaron
sean expulsados lejos de aquí
y alimenten el fuego donde se cocina su alimento
y se calientan sus manos.

Fuente de la receta: Thermomix

24 de dic. de 2011

¡¡¡FELIZ NAVIDAD!!! ¡¡FELICES FIESTAS!!!

En estos días de deseos compartidos, de abrazos apretados, de sonrisas y felicitaciones...
En estos días en que todos nos queremos un poquito más, aunque sea por cumplir.
En estos días en que andamos como locos pensando cómo vamos a decorar la casa; qué vamos a preparar de cena, dónde vamos a celebrar la despedida del año, qué traje vamos a ponernos, qué regalos vamos a ofrecer...
Yo quiero en estos días que mi deseo llegue a todas partes.
Con la luz del amanecer, a kilómetros de mi casa, todo se ve distinto.
La luz de la mañana me obliga a pensar en todas las personas que no tienen casa para adornar, en quienes no tienen ni para comer día a día, ni ropa para abrigarse, ni una sonrisa para regalar, porque la vida se las ha borrado.
Mi deseo es para todas las personas que sufren: dolor, paro, hambre, guerras, muertes, soledad, añoranza, desprecio....
 Que la LUZ DE LA MAÑANA, LA LUZ DE LA ESPERANZA les dé fuerzas para seguir adelante,  que esta misma luz ilumine los corazones de quienes tienen la llave para conseguir que esos deseos se cumplan.
No deseo nada más.
Que esta noche que celebramos en compañía de amigos, familiares... sea una Noche de Paz (como dice la canción), una Noche de Amor y Esperanza. Por un mundo mejor.

18 de dic. de 2011

MAGDALENAS DE CHOCOLATE, CHOCOLATE

Pensaba publicar otra receta. Tengo muchas pendientes, pero siempre hay alguna que se cuela.
Y eso ha pasado hoy. 

Hace unos días mi hijo Manuel fue a comprar a la panadería/pastelería que hay frente a mi casa, y vino con dos magdalenas de chocolate.
- Pero Manuel, ¿para qué compras magdalenas, si ahí tienes magdalenas, y bizcocho?
- Mamá, es que yo quiero de estas magdalenas. 

Me las enseñó y las ví muy "negras".
En otras ocasiones las había hecho con pepitas de chocolate, o con chocolate derretido por encima... pero nunca así.
Y hoy me ha dado por hacérselas. Tenía ganas de probar, y antes de que se me olvide cómo las hice, tengo que poner la receta, que me conozco...
Lo más sorprendente ha sido el olor a chocolate que salía del horno, e impregnaba toda la cocina. No podía retirarme del horno, pegando la nariz a la rajilla de donde salía el olor. ¡¡¡ummmm!!!, aspiraba hasta llenarme de chocolate....
Y lo mejor de todo es que Manuel ha dado el visto bueno.
¡Otra prueba superada!

Ingredientes:
  • 150 gramos de chocolate puro,
  • 90 gramos de mantequilla,
  • 250 gramos de harina,
  • Tres cucharadas soperas de cacao en polvo,
  • 10 gramos de levadura,
  • Una cucharadita de bicarbonato,
  • 180 gramos de azúcar,
  • 160 ml. de leche,
  • Dos huevos,
  • Dos cucharaditas de azúcar avainillado,
  • Una pizca de sal.
Preparación:
  1. Funde el chocolate junto con la mantequilla al baño maría. Pon primero el chocolate, y luego echa la mantequilla. También puedes hacerlo en el microondas, pero hazlo de 20 en 20 segundos, y removiendo, si no, se te puede quemar,
  2. Mezcla la harina, el cacao, la levadura, el bicarbonato y la sal. Tamiza,
  3. Bate los huevos con las dos clases de azúcar, hasta que esté espumoso,
  4. Mezcla con cuidado la masa de chocolate y mantequilla, y la de huevos con azúcar.
  5. Echa la harina y remueve bien, terminando con la leche.
  6. Deja la masa en el frigorífico durante unas horas. Lo suyo es dejarla toda la noche, pero si tienes prisa por hacerlas, como yo, puedes preparar la masa por la mañana, ponerle film transparente por encima, y hornearlas por la tarde.
  7. Rellena los papelillos para las magdalenas. Mételos antes en un molde rígido para que la masa no se salga y queden más bonitas.
  8. Precalienta el horno a 200º durante 10 minutos.
  9. Mete las magdalenas en el horno y baja la temperatura a 180º. Deja durante 20 minutos. Comprueba con un palillo que estén hechas por dentro, si no, mete de nuevo 5 minutos más.
  10. Saca del horno y deja enfriar sobre una rejilla, si no se las comen antes.
Antes de meterlas en el horno puedes echarle azúcar glas. Y después, una vez que las has sacado, también puedes derretir un poco de chocolate y echárselo por encima.
¡Que disfrutes!


   












7 de dic. de 2011

TURRÓN DE DOS CHOCOLATES MARMOLEADO Y ÁRBOL DE NAVIDAD (Silikomart)

Quienes ya me conocéis a través de mi blog y del facebook, o en persona, en las distancias más cortas, sabéis que últimamente estoy disfrutando mucho con el chocolate. ¡A ver, que sí, que me conocéis, que sabéis que hablo de chocolate dulce, de ése que le gusta tanto a los niños y niñas, ése que comerlo es "casi un pecado", porque a veces se come a escondidas. De ése que en ocasiones es un premio, y otras se convierte en un castigo.
El chocolate del que se han escrito libros, y libros, y se  han hecho películas, y se utiliza como regalo en ocasiones especiales...
Pues trabajar con él, derretirlo, volverlo a solidificar, hacer formas con él, conseguir sabores distintos, mezclar ingredientes, olerlo... Eso es lo que me gusta. Disfruto con él. Me relajo con él.
Y rebuscando entre mis muebles de cocina, cajones y algún que otro escondite que no recordaba, he ido sacando todos los moldes de los que dispongo para hacer piruletas y bombones. Son más de 55. 
Y de los que estoy más orgullosa (y no es por hacerle publicidad) es de los de silicona de la marca Silikomart. ¡Si es que tengo un montón! ¡Quedan tan bonitos los bombones con estos moldes y salen tan perfectos!
La última adquisición la encontré en mi tienda favorita, La casita dulce de las flores, y fue un flechazo entre ambos. ¡Un molde para hacer turrones! ¡Cuánto tiempo llevaba esperando algo así! 
Y fue llegar a casa, y hacer un turrón. No me pude aguantar. Aquí lo tenéis por si queréis verlo, mi TURRÓN BORRACHO.
Ahora os dejo con otro turrón, del que ya he hecho en tres ocasiones. La primera vez de muestra, y las otras dos, mejorando.
 Ingredientes:
  • 200 gramos de chocolate blanco,
  • 200 gramos de chocolate negro o con leche,
  • 50 gramos de manteca de cerdo,
  • 60 gramos de almendras picadas, no molidas,
  • 2 bizcotelas o bizcochos de soletilla,
  • Unas gotas de brandy (opcional).
Preparación:
1.- Corta en trocitos muy pequeños el chocolate.
2.- Derrite 120 gramos de chocolate blanco al baño maría, y cuando esté casi derretido, echa el chocolate restante, y fuera del fuego remueve.
 Derretir el chocolate en dos veces, es para atemperarlo.
Es una forma muy casera de hacerlo. Lo suyo es atemperarlo buscando las temperaturas correctas, pero para hacerlo más fácil, ésta es una forma rápida y que da buenos resultados.
El chocolate queda con brillo después de desmoldarlo.


3.- Vuelve a poner en el fuego, y deja unos segundos,  hasta que esté derretido del todo.
4.- Con el chocolate oscuro no hace falta hacerlo, ya que va debajo y no se verá.
5.- Añade 30 gramos de las almendras troceadas y un bizcocho de soletilla desmenuzado.
6.- Derrite una cucharadita de chocolate con leche o negro, y echa en el preparado anterior.
 Remueve muy ligeramente, para que se produzca el efecto marmoleado o jaspeado.
7.- Vuelca sobre un molde. Si no tienes molde especial, puedes preparar uno en casa con un tetrabrick, cortado por la mitad, y forrado con papel de horno, o con film transparente, o con una fiambrera.
8.- Deja enfriar una hora aproximadamente.
9.- Mientras derrite el chocolate negro y agrega la manteca de cerdo.
10.- Cuando esté derretido, los 30 g. de almendras y el bizcocho, remueve. Y finalmente, una cucharadita de chocolate blanco para conseguir el mismo efecto marmoleado.
11.- Deja que enfríe un poco y vuelca sobre el chocolate blanco. Deja reposar de 2 a 3 horas, y ya estará listo para desmoldar y disfrutar de él. Si quieres, puedes echarle al chocolate negro unas gotas de brandy, o ron. Le da un sabor distinto. 

 Y ahora una sorpresita.
La casa SILIKOMART, viendo que tenía muchos de sus moldes, y que me gustaban tanto, me propuso un reto: hacer una de sus creaciones, que yo no conocía, y que desde que la ví, me encantó.
Preparar un árbol de Navidad con uno de sus últimos y más espectaculares moldes.
En cuanto me hicieron esta propuesta, yo me volví loca. Sí, porque me gustan los retos. 
Y nada mas recibir el paquete, a pesar de estar medio dormida, cansada de un día ajetreado de trabajo, abrí la caja con nerviosismo, compré el chocolate que me faltaba y me metí en la cocina a  preparar un "bombón especial".
Mi gata también se volvió un poco loca, y mientras olisqueaba todos los papeles, cartones, tiras de plástico, etc... correteaba alrededor de la caja, hasta que al quedarse vacía se metió dentro. La caja venía desde Italia ni más ni menos. Lía era feliz dentro de ella, asomando la cabeza entre una de las tapas de cartón...
¿qué os parece? ¿A que es ideal?
Y todavía me queda otro molde que estrenar, pero ése tengo que dejarlo para otro día con más tiempo, y más paciencia. Pero cuando lo utilice, va a ser una "¡bomba!".
¡gracias Silikomart por hacer estos moldes tan bonitos! Gracias por dejar que por un instante, por una insignificancia como ésta (comparándola con la vida misma) seamos un poquito más felices. Gracias también, porque con vuestros moldes, podemos preparar regalos y hacer felices a otras personas.
Ya tengo a mi cuñado preparándome soportes de madera, para poder hacer muchos arbolitos y regalarlos. Me estoy imaginando las caritas de los niños y niñas en la cena de Nochebuena, que este año va a reunir a una familia muy numerosa.
Acercaros a ver la página de silikomart, una empresa joven y dinámica, con unos productos muy buenos.
Os sorprenderá todo lo que tiene, al igual que me sorprendí yo misma de la cantidad de moldes y utensilios de cocina de los que disponen, y de muy buena calidad, que tengo algunos desde hace años y están como nuevos.

Y eso es todo por hoy.

4 de dic. de 2011

POLLO CAMPURRIANO, cocina regional española

De vez en cuando me gusta pasearme por la gastronomía regional española, y ver cómo se cocina en otros lugares.
La tierra, el mar, el clima, la historia, tienen mucho que decir en cada región, y de ahí salen recetas que perdurarán en el tiempo, porque tienen raíces.
En Cantabria se cocina los productos que da la tierra y el mar, y tradicionalmente de una forma simple. Es una cocina casera, con platos deliciosos.
El aceite de oliva no se conoció hasta el siglo XIII.
Éste es uno de esos platos caseros con mucho sabor, y así lo hago yo:

Ingredientes:
  • Un pollo y medio,
  • 200 gramos de arroz,
  • 100 gramos de tocino entreverado,
  • 2 pimientos rojos,
  • Una cebolla grande,
  • 100 gramos de cebollitas,
  • 100 gramos de manteca de cerdo, (se puede sustituir por aceite de oliva, aunque yo hoy he querido hacerlo como originalmente se hacía en Cantabria, para conservar sus raíces),
  • Un vaso de vino blanco, (250 ml.),
  • Media cucharada de harina,
  • Media cucharada de pimento,
  • Caldo,
  • Una hoja de laurel y sal. Una ramita de perejil.
Preparación:
  1. Limpia y trocea el pollo. Salpimenta.
  2. En una cacerola ancha pon el pollo con el tocino cortado a trocitos y una cucharada de manteca. Dóralo por todas partes.
  3. Cuando el pollo lo veas dorado, agrega la mitad de la cebolla picada y la hoja de laurel, y cuando la cebolla esté transparente, riega con el vino y deja que cueza, hasta que se reduzca a la mitad.
  4. En este momento echa la harina y espesa un poco. Cubre con un vaso de caldo. Si lo tienes hecho  mejor, si no, un poco de agua caliente. Echa un poquito de pimentón, para que dé color al guiso.
  5. Añade las cebollitas y deja hervir con la cacerola tapada hasta que el pollo esté tierno.
  6. En una olla aparte, sofríe la cebolla restante picadita con los pimientos rojos a tiras. 
  7. Cuando estén ambos tiernos, echa el pimentón y después el arroz, y cubre con agua caliente (mejor caldo si tienes preparado). La proporción es una medida de arroz, dos de caldo. 
  8. Deja cocer unos 15 minutos, hasta que veas que el arroz no está duro por dentro y sirve el pollo acompañado por el arroz.
  9. Espolvorea el pollo con perejil picado.
Plato único.
Para cuatro personas.
Duración: Una hora más o menos.
Elaboración: Fácil
Precio: económico.

Otros platos tradicionales de Cantabria:
La gastronomía cántabra es una de las más sabrosas de la geografía española, y entre otros platos podemos destacar el COCIDO MONTAÑÉS, con berza y alubias; el SORROPOTÚN, cuyo ingrediente principal es el bonito del Norte; pescados como las Anchoas de Santoña, rape, lubina, merluza, langostinos....RABAS (calamares a la romana), etc. La pesca ha sido durante siglos el principal sustento de la gente de Cantabria.
De la tierra también se nutre la gastronomía de Cantabria, dedicándose durante años a la ganadería. 
Como ejemplo está la Vaca Tudanca, raza autóctona durante siglos. La carne es de una calidad excelente:  vaca, ciervo, jabalí....

Y de los postres no nos podemos olvidar, los SOBAOS, La quesada, el hojaldre y los quesos.
Y todo ello regalo con el ORUJO DE POTES, un extraordinario aguardiente que se viene elaborando desde tiempos inmemoriables.


Sorropotún, Merluza a la sidra, mejillones santanderinos, Sardinas a la marinera, Rape a la Cantabria,
Y en cuanto a recetas ganaderas podemos destacar  Conejo a la montañesa con setas, Solomillo de ternera,

P.D. Tengo que agradecer a Esther, que tiene un blog de cositas de la vida y de cocina -como ella misma dice-, el detalle de enviarme unos regalitos. Llegaron en su momento, porque el mantelito que venía en la caja es el que está en la foto, y ha mejorado mucho. ¡Gracias Esther! También le acompañaban algunas cositas más, como dos tazas de Navidad, dos platos de Navidad chulísimos, y algunos detalles más.

1 de dic. de 2011

GALLETAS "PRÍNCIPE" PARA EL CUMPLEAÑOS DE BEGOÑA (Las recetas de Marichu y las mías)


Hoy es el cumpleaños de Begoña, del blog Recetas de Marichu y las mías.
Y aquí estoy para felicitarla de una forma un poco especial.
Cuando Ana, una de sus hermanas, nos dijo que quería darle una sorpresa en este día, no lo dudé ni un momento. Me gustan los retos. Me gustan las aventuras. Me gusta cambiar la rutina del trabajo, la casa, las compras, la comida.... Me gusta sentir que estoy viva por estos pequeños detalles.
Y comienzo a sentir un cosquilleo para ver qué puedo hacer. Empiezo pensando en preparar una receta de su blog, como otros blogueros y blogueras han hecho. Pero me encuentro con los problemas de siempre: no tengo tiempo, no tengo paciencia, no tengo espacio... y sé que si me meto, lo haría fatal, y para salirme un churro mejor me estoy quieta.
Y pensé en hacer un video de sus recetas, de su vida, de sus gustos, de sus flores... de su música.
Compartimos gustos musicales (como comprobé en una reunión en su casa este verano pasado) y eso me gustó muchísimo. Veo que la música es un pilar importante en su vida, como buena bilbaína que es. Viví dos años en Bilbao, y tienen una cultura musical impresionante. Desde pequeños en todos los colegios, se imparte música y se tocan instrumentos musicales. Y hay muchos niños y niñas que cantan en coros. Estuve dos años y fue una de las experiencias más maravillosas y que más echo de menos en mi vida.
Las corales se extienden por toda la geografía, y en todas las fiestas suele haber un regalo musical de altura.
Así es que dentro de mis límites horarios, de trabajo, de relajación, pude hacer este pequeño detalle para ella. Con todo mi cariño, con toda mi humildad, la felicito en el día de su cumpleaños.
En primer lugar he hecho unas galletas tipo "príncipe" rellenas de chocolate, que las tiene ella en su blog.
No me he atrevido con la cantidad de dulces y salados tan buenos que tiene, porque hay que tener paciencia, y arte. ¡¡Es una artista!. Con las galletas sí, aunque he tenido un "pequeño contratiempo".
Se hacen con harina de repostería, y cuando mis hijos fueron a comprarla, sólo encontraron "bizcochona".
Eché mano a la harina y me encontré con la sorpresa, pero tenía tantas ganas de hacer las galletas, que la utilicé  a sabiendas que la masa se abombaría un poco.
De todas formas estaban muy ricas.
Por Begoña, para que pase un buen día con su familia y amistades.
Por la tarde me tomaré unas galletitas a tu salud, junto a una tacita de té.


Begoña, te he cogido la receta sin pedirte permiso, era una sorpresa.
La receta original está aquí: GALLETAS PRÍNCIPE:
Ingredientes :
  • 250 grs de Harina
  • 150 grs de Mantequilla
  • 80 grs de Azúcar
  • 20 grs de Almendra en polvo
  • 1 cucharada de Azúcar Vainillado
  • 1 Yema de Huevo
  • 1 pizca de Sal
  • 200 grs de Chocolate Negro
  • 2 cucharadas de Nata
 Preparación:
  1. En un bol echa la harina de REPOSTERÍA, tamizada; la almendra en polvo, los dos tipos de azúcares, la sal y la mantequilla cortada en dados pequeños.
  2. Comienza a trabajar la mezcla pero con cuidado que no se caliente mucho la mantequilla. Begoña dice que con la punta de los dedos. Eso es importante para que la masa salga como tiene que salir.
  3. Añade la yema de huevo. Mezcla y forma una bola.
  4. Cubre con un film transparente y deja reposar al aire, unos 30 minutos.
  5. Estira la masa con un rodillo, hasta dejarla más o menos de un grosos de 0,3 cm. 
  6. Corta las galletas con un cortapastas redondo acanalado. 
  7. Ve poniendo las galletas en una fuente de horno forrada con papel de cocina.
  8. Precalienta el horno a 180º durante 10 minutos.
  9. MIentras deja la bandeja con las galletas en el frigorífico para que se enfríen.
  10. Decora con un palillo haciéndole agujeritos.
  11. Hornea durante 10 ó 12 minutos, hasta que estén bien doradas.
  12. Sácalas del horno y deja enfriar sobre una rejilla.
  13. Derretimos el chocolate junto con la nata al baño maría. 
  14. Con la ayuda de una cucharilla extiende el chocolate en el centro de cada galleta, con cuidado de que no rebose. 
  15. Deja enfriar un poco y pon otra galleta encima, presionando un poco .
  16. Deja enfriar por completo.
MI familia me ha agradecido que felicite a Begoña de esta manera.
Y ahora, otro pequeño regalo. 
No es gran cosa, no soy muy buena en esto de montar videos. Espero que te guste.