23 oct. 2009

ESPINACAS ESPARRAGÁS O ESPARRAGADAS

Esta receta la conozco por mi familia, por mi madre concretamente. Era uno de los platos que más se ponían en nuestra mesa. Más tarde me dí cuenta que en Jaén era un plato muy popular, que se comía normalmente en cazuelas de barro, con los típicos picatostes, y ese sabor tan especial que le da el aceite de oliva de Jaén.
Una de las primeras recetas que apunté en mi libreta de Recetas, en el año 1983.
Os la dedico, con mucho cariño, y sé que mi familia de Jaén, cuando la lea, seguro que ´dirá que le falta algún ingrediente, o le sobra algo.. Es que hace mucho tiempo, y han pasado muchos años.

"Espinacas, muchas metes, pocas sacas"
Refrán popular, referido a que las espinacas, cuando  se cocinan, reducen.


Ingredientes:

  • Un kilo de espinacas o un paquete congeladas,
  • dos rebanadas de pan de dos días,
  • tres dientes de ajo,
  • medio vaso de aceite de oliva extra virgen,
  • un vaso de agua,
  • tres huevos,
  • una cucharadita de pimentón dulce,
  • sal y una cucharada de vinagre.
  • Una cucharadita de cominos

Preparación:
  • Cuece las espinacas, si son naturales (bien lavadas) en agua con un poco de sal.. Si son congeladas, deja a temperatura ambiente,
  • En una sartén con el aceite de oliva, fríe las rebanadas de pan con los ajos.  Aparta y machaca en el mortero con el pimentón y la sal, Y los cominos.
  • Pon las espinacas en la sartén con un poco más de aceite al fuego durante unos diez minutos,
  • Añade lo machacado con medio vaso de agua y un chorreoncito de vinagre,
  • Deja hervir unos minutos, hasta que haga "chup, chup",
  • Bate los huevos, con un poquito de sal, añade y da unas vueltas, hasta que los huevos batidos cuajen.
  • Esta misma receta se hace con espárragos verdes cortados a trocitos, de la misma forma y con los mismos ingredientes. También con las acelgas, e incluso con las tagarninas. Ésto último también recuerdo que se comía mucho en mi casa.

Las espinacas son una verdura muy recomendable para dietas de adelgazamiento, por su bajo valor energético, ayudan a hacer bien la digestión y a combatir el estreñimiento, por la gran cantidad de fibra. Buenas para la vista, ya que contienen vitamina A.
Tienen sustancias de poder antioxidante, y también favorece la eliminación de líquidos.

4 comentarios:

tnt dijo...

Buscando esta receta ha aparecido tu blog, me ha alegrado mucho encontrarlo, puesto que hay muchas recetas de Jaén y con algo de nostalgia me entero que es un plato típico de allí.
Enhorabuena por tu blog, que espero conocer algo más.
Un saludo.

SinServilismo dijo...

He cogido un antiguo cuaderno donde escribí algunas recetas de mi madre oriunda de Linares, pero para confirmar la confección de la receta he dado con tu blog. Gracias.

Anónimo dijo...

Soy cordobes, y es la misma receta de mi madre. Comidas sencillas y con mucho fundamento...

José Luis Lomas dijo...

Yo tb soy de Jaén. Voy a preparar tu receta...