31 de may. de 2010

MERMELADA DE NÍSPEROS, con canela y vainilla

Después del premio GASTRONÓMICO que he publicado, que tenía guardado desde hace mucho tiempo, paso a contaros cómo hago yo la mermelada de nísperos, que llevo años y años haciendo botes y nunca la había publicado.
Como antes lo hacía con thermomix, me parecía que ya había bastantes recetas por ahí, y además pensaba que no aportaría nada nuevo.
Ahora me he decidido a publicarla, hecha a mano, como se hace tradicionalmente, a mi manera, aprovechando que recogimos los últimos nísperos el día que fui con Laurita.

Los árboles de nísperos comenzaron a dar sus frutos, dulces y suaves. Un año me avisó mi padre que habían madurado todos de golpe y que se los estaban comiendo los pájaros. Me fui rápidamente y me volví loca (de alegría) cogiendo nísperos, cada cual más grande y más rico. Y como no me daba tiempo a comerlos tan rápidamente, decidí hacer mermelada. Pensé que estaría buena, y si no gustaba, seguro que a mi padre le vendría bien, él no era delicado y le gustaba todo lo que estuviera dulce. Y la verdad es que me sorprendió mucho su sabor, y además esta fruta no la encuentras en los mercados, a no ser que te vayas a Sayalonga, que en las fiestas del níspero sí que tenían estas mermeladas. Desde entonces ha sido un éxito entre mis amistades y mi familia, y he regalado muchos botecitos.
A mi hijo Carlos siempre le ha gustado mucho, y le mando algunos botes cuando va para Sevilla. Ya le he preparado algunos, para cuando venga la próxima vez.
Esta vez he querido darle un toquecito distinto, y le he añadido una pizquita de canela y vainilla. Cambia un poco el sabor, pero también  es exquisita.
Ingredientes:
  • 500 gramos de nísperos, pelados y sin hueso (que el hueso es muy gordo y pesa). Esta tarea es más pesada, porque para pelar uno por uno hay que estar un buen rato, y además las uñas se te ponen negras. Pero luego te das con limón y no pasa nada,
  • 200 gramos de azúcar, también puedes utilizar fructosa, pero entonces échale sólo 100 gramos, porque endulza el doble,
  • Un limón,
  • La puntita de una cucharadita de café de canela,  y unas gotas de esencia de vainilla.
Preparación:
  • Limpia, pela y quita el hueso a los nísperos,
  • Ponlos en un cazo a fuego lento unos diez minutos verás cómo va soltando agua,
  • Echa el azúcar y el limón pelado y troceado,
  • Deja otros 20 minutos cociendo a fuego lento, y removiendo de vez en cuando, hasta que alcance la consistencia de mermelada,
  • Pasa un poco la batidora, para que no salgan los trozos tan grandes. Ya lo haces a tu gusto, más batido o menos. A mí me gusta encontrarme trocitos de la fruta,
  • Echa en el último momento la canela y vainilla, deja otros 5 minutos.
  • Llena hasta arriba los tarros de cristal que ya has esterilizado anteriormente (hirviendo en agua durante media hora, tarros y tapaderas),
  • Cierra bien la tapadera y dale la vuelta. Lo pones boca abajo, y lo dejas hasta que se enfríe,
  • Mételo en el frigorífico o lugar seco y oscuro, te duran más de tres meses.
  • Esta mermelada puedes untarla en una tostada, o en un trozo de bizcocho, o rellenar una tarta, endulzar un yogur o simplemente te la puedes comer a cucharaditas. ¡qué rica!
El níspero es aconsejable para la diabetes, para las afecciones hepáticas, intestinales y renales por su alto porcentaje en agua. Rcomendable para superar el sobrepeso ya que tiene gran cantidad de agua y de fibra. Rico en azúcar pero bajo en calorías. Como otras muchas frutas tiene un alto poder antioxidante. Los nísperos se pueden comer en batidos, zumos (como este zumo de NARANJA Y NÍSPEROS, que os recomiendo), helados, postres, mermeladas, licores. Y combina bien con el plátano y la leche condensada. Por eso yo lo he acompañado en este caso, con un trocito de BIZCOCHO DE LECHE CONDENSADA. Pruébalo y verás qué rico.
Yo también la hacía con la thermomix, pero mi amiga Laurita la tiene publicada, y lo explica muy clarito, así es que podéis entrar en su blog y comprobarlo. Mermelada de nísperos en Thermomix 

29 de may. de 2010

PREMIO POR SU TRAYECTORIA GASTRONÓMICA

"Mamá es la mejor madre.... que he visto en mi vida ha ademas es guapa.... trabajadora, educada y ademas me trata muy bien, y la comida que está de rechupete").- Traducción literal.
El 12 de mayo de 2002, tuvo lugar la entrega del PRIMER PREMIO GASTRONÓMICO A LA MEJOR MADRE-COCINERA, a Dña. Mª Ángeles Sánchez Serrano, y  otorgado por el Señor Manuel León Sánchez, de 8 años de edad. Patrocinado por la familia León-Sánchez.
El acto tuvo lugar en el Salón de Actos de la Casa Familiar, sita en Málaga.
El numeroso público asistente pudo comprobar in situ los méritos de esta gran cocinera, degustando un batido de fresa y una tarta de galletas y chocolate.
 






Recogió el premio, de manos del prestigioso chef Ferrán Adriá, con la asistencia de Juan Mari Arzak, Martín Berasategui, Santi Santamaría y la cocinerita.
Mº Angeles agradeció emocionada el reconocimiento a su labor diaria.

26 de may. de 2010

MERMELADA DE FRUTOS ROJOS

La primera vez que hice mermelada fue cuando compré la thermomix. Fue una grata sorpresa descubrir que echabas las fresas, el azúcar y el limón, y en media hora tenías una mermelada mucho más rica que la que comprabas, y además, con la misma textura y mejor color.
Me puse como una loca a hacer mermeladas, de kiwi, de manzana, de pera, de melocotón..., pero siempre me gustaba más la de fresa.
Unos años más tarde, en primavera, los árboles de nísperos que tenían mis padres en el campo echaron muchos frutos, tan dulces que se los comían los pájaros. Pensé que igual que podía hacer mermelada de cualquier fruta, podría hacerla con nísperos. Y el resultado me sorprendió. Nos sorprendió a todos, porque fue un éxito rotundo. Nunca imaginé el sabor de esta mermelada. Mi hijo Carlos ya se suscribió a ella.
Desde entonces, todas las primaveras, hago varios botes, regalo a mi familia, a mis amigos, y a mis compañeros.
Pidiendo botes vacíos, una compañera, Isabel, me dio unos botes alargados de mermelada de frutos rojos,, que no recuerdo la marca, pero que a su familia y a ella les gustaba mucho. Entonces pensé en hacerla también yo, porque me atraía la combinación de todas esas frutas rojas.
Ahora no tengo thermomix, pero me he aficionado y le he cogido el gustillo a hacerla como antiguamente, y he de decir que es mucho más divertido.
El sábado fui hasta el Mercado Central de Málaga a comprar las moras expresamente, que era la fruta que me faltaba para completar mi mermelada.
Ingredientes:
  • 150 gramos de fresas,
  • 125 gramos de cerezas,
  • 125 gramos de frambuesas,
  • 100 gramos de moras,
  • 200 gramos de azúcar,
  • Un limón.
Preparación:
  • Lava y corta la fruta a trocitos. Quita los huesos de las cerezas,
  • Echa la fruta en una fuente honda y el azúcar encima,
  • Deja macerar unas dos horas, desprenderá un poco de agua, ya que al mezclarse con el azúcar lo disuelve,
  • En una cacerola, pon la fruta con el azúcar. Remueve bien, y echa el limón. Yo exprimo medio, y el otro medio procuro pelar los gajos y echarle sólo la carne del limón. Los limones que tengo ahora mismo tienen una piel muy dura y se quita la piel muy bien,
  • Deja cocer a fuego medio unos 30 minutos. Si queda algún trozo grande, pasa ligeramente la batidora,
  • Echa en tarros esterilizados calientes hasta el borde, tapa bien, pon boca abajo y deja hasta que se enfríe,
  • Mete en el frigorífico o en sitio oscuro. Se mantiene varios meses.
Esta mermelada tiene un color rojo intenso, casi negro, debido a la combinación de las frutas, y sobre todo de las moras. Es ideal para acompañar el pan tostado, galletas, bizcochos, yogur y queso.
Estas frutas tienen un bajo valor calórico, pero ricas en vitamina C y antioxidantes. Una buena fuente de fibra.
LAS FRAMBUEAS Y LAS MORAS contienen gran cantidad de fibra soluble, que incide benéficamente en el colesterol y la diabetes por bloquear la absorción de grasas y azúcares.
Las moras son de las pocas frutas que poseen vitamina E, este antioxidante evita la destrucción anormal de glóbulos rojos, previene de los trastornos oculares, las anemias y los ataques cardíacos.
Resulta de ayuda para los fumadores, ya que su presencia elimina sustancias tóxicas.
FRESA Y FRESÓN. Ricos en vitaminas (E, C, B y K), betacarotenos, folatos, potasio y fibra. Esta fruta es, según diferentes estudios científicos, la que mayor poder antioxidante posee. Contiene un acido con propiedades neutralizadoras de los efectos cancerígenos del humo del tabaco. Además, ayuda a eliminar el ácido úrico, combate la hipertensión y usadas en medicina para limpiar el aparato digestivo.
CEREZA. Tiene un alto contenido en betacaroteno (provitamina A), vitamina C y ácido elágico (sustancia que inhibe la reproducci6n de células cancerígenas). Está considerada como un buen diurético por sus flavonoides y sus sales minerales, sobre todo potasio. También ayuda a las articulacion.

Así es que ahora no tenemos excusa, para además de deleitarnos con su sabor y su aspecto, disfrutar de todas las vitaminas que nos aportan estas frutas.

25 de may. de 2010

BOMBONES RELLENOS DE ALMENDRAS CON RON

No son pocos los descubrimientos que se han realizado por un fallo, accidente o despiste de sus autores.
Recordar la sacarina, el marcapasos, el refresco de cola (¡qué curioso! Su descubridor estaba buscando una medicina para el dolor de cabeza, y al mezclar varios ingredientes -secretos aún-, salió este refresco, que se vendió en farmacias durante unos años). Pero el más conocido de todos es la penicilina de Fleming, un científico muy despistado que se dejó, en 1928, una placa de un cultivo con la bacteria del stafilococo en la mesa de su laboratorio y se fue durante dos semanas de vacaciones. A su vuelta, comprobó que el cultivo se había contaminado con un hongo que impidió que creciera la bacteria. Había descubierto ¡el antibiótico!
Y navegando por internet, he descubierto además cosas tan interesantes como el velcro, el celofán, el blandi-blub,  las notas Post-it y hasta las patatas chips.
Bueno, pues esto va a que el sábado le encargué a Manuel (mi chico de 15 años) unas tabletas de chocolate con leche, y me trajo chocolate con almendras.
Al principio protesté, pero luego pensé que tendría que darle salida. Su equivocación me llevó a conseguir algo que me dió mucha alegría, por el resultado obtenido.
Asi es que preparé estos bombones.
Ingredientes:
  • 90 gramos de chocolate negro,
  • 90 gramos de chocolate con leche,
  • 90 gramos de chocolate blanco,
  • 35 gramos de manteca de cacao,

Para el relleno:
  • 150 gramos de chocolate con almendras,
  • una cucharadita de ron,
  • 60 gramos de chocolate blanco.

Preparación:
  • Trocea todos los chocolates, menos los que vas a utilizar para el relleno,
  • Pon dos terceras partes en un cazo, dentro de otro más grande al baño maría,
  • Derrite con cuidado, hasta alcanzar los 45º (me compré un termómetro de cocina). Si no tienes termómetro, no pasa nada. Lo derrites, y al echarle el otro chocolate, ya se atempera,
  • Aparta y añade la tercera parte restante y la manteca de cacao,
  • Remueve hasta que se derrita y se mezcle todo, y pon al fuego unos segundos más,
  • Echa en los moldes, y remueve para que el chocolate cubra todo el molde, el fondo y los laterales,
  • Dale la vuelta al molde y ponlo sobre una rejilla, con un plato o bandeja debajo, para recoger el chocolate que caiga,
  • Mete en el frigorífico y prepara el relleno,
  • Igual que lo anterior, trocea el chocolate con almendras,
  • Echa dos terceras partes, con otras dos del chocolate blanco y derrite al baño maría de la misma forma que el anterior,
  • Echa el chocolate restante  y remueve bien,
  • Añade la cucharadita de ron. Al echar el líquido, el chocolate se endurece (esto ocurre si le cae alguna gota de agua), pero en este caso, al echarle el ron, y quedarse más duro, me sirvió para hacer el relleno. Otro despiste que tuve otra vez que hice chocolate, pero que ahora lo utilicé a conciencia, para hacer el relleno cremoso,
  • Remueve bien.
  • Saca el molde del frigorífico, y si está ya frío con un cuchillo separa del molde las gotas y el sobrante del chocolate. Al secarse se quita más rápido y fácil,
  • Rellena los huecos con esta crema espesa, sin llegar hasta arriba del molde,
  • Vuelve a meter en el frigorífico, y espera una media  hora,
  • Termina de rellenar con parte del chocolate derretido al principio, el que no tiene almendras. Así quedarán los bombones sellados.
  • De nuevo mete en el frigorífico, y deja unas dos horas, hasta que se enfríe del todo,
  • Como yo soy muy impaciente, y tenía curiosidad por ver cómo salían, los saqué antes de tiempo, y no quedaron muy bien por fuera. ¡Pero es que estaba deseando verlos!

¡Bueno, bueno! Por supuesto, mejorables, lo sé, pero qué ricos, qué sabor más suave le da el ron, y los trocitos de almendra.
Algunos los rellené con trocitos de otras tabletas de chocolate que me había traído mi prima Reme de Suiza (que siempre trae tabletas de distintos rellenos). Pues había un trozo de chocolate con yogur, que no se comía nadie, y aproveché para derretirlo, añadirle más, y rellenar con esto otros bombones.
Al tirarles el bocao o partirlos por la mitad, se ve la diferencia del chocolate que cubre el bombón, y del relleno. ¡Bueno, eso a quien le dé tiempo, porque tanto Manolo, como Manuel, se metieron el bombón entero en la boca, y sólo se dieron cuenta del sabor, no del resultado tan bonito que conseguí. ¡Estos hombres!

23 de may. de 2010

TORTILLA DE PATATAS CHIPS (Tortilla española versionada)

Tenía un paquete de patatas chips abierto de hacía dos o tres días. He limpiado el armario y me sobraba el paquete, pero tampoco me apetecía en este momento comerlas. Se iban a poner malas, y se me ocurrió darles una salida. Una cena rápida y muy rica. Así no se tira nada.
Y aquí está esta tortilla, que si no lo digo, nadie se entera de dónde saqué las patatas.
Ingredientes:
  • Medio paquete de patatas chips,
  • Tres huevos,
  • Media cebolla,
  • un poco de leche, y una cucharadita de levadura,
  • Dos cucharadas de aceite para dorar la cebolla,
  • Una cucharada de aceite de oliva para cuajar la tortilla.
Preparación:
  • Bate los huevos con una pizca de sal. Muy poca, poruqe  las patatas ya están saladas,
  • Echa las patatas estrujadas con la mano, y deja que se ablanden,
  • Mientras en la sartén dora ligeramente la cebolla troceada,
  • Échasela a los huevos batidos,
  • En un vasito, disuelve la levadura con dos dedos de leche,
  • Añádeselo a la mezcla y remueve,
  • Prepara la sartén con el aceite, y cuando esté caliente, cuaja de la forma habitual.
Para unas prisas, si tienes habitualmente patatas fritas de paquete, puedes preparar una tortilla española en poco tiempo.

PARA UNA PERSONA: 

  • 70g. de patatas chips
  • dos huevos pequeños
  • Una cucharada de leche,
  • Media cucharadita de las de café de levadura
  • Un poco de cebolla.

21 de may. de 2010

MERMELADA DE MELOCOTÓN Y UVA

Yo sé que aún no es tiempo de melocotones, pero el otro día compré en el mercadillo unos que vi con muy buena pinta, y la verdad es que de sabor estaban muy ricos.
Me sobraron dos a los que había perdido la pista, y estaban entre manzanas, kiwis y nueces. Cuando los encontré estaban más maduros de lo que a mí me gustan.
Así es que pensé en hacerlos en mermelada, pero tenía muy pocos. Justo en la encimera, había también unos racimos de uvas blancas, que tampoco eran bastantes para hacerme un zumo. Los miré a los dos, ahí, tan callaítos y pensé:
- "Si hay zumos de melocotón y uva, y tiene tanto éxito entre los más pequeños de la casa, pues ¿por qué no vamos a hacer una mermelada de melocotón y uva?".
Las dos frutas se pusieron muy contentas porque iban a tener compañía, y desplegaron sus mejores galas de olor y color. Las dos se pavoneaban ante mí, a ver quién sería la elegida para tan suculento plato. No sabían que caerían las dos, como así fue.
Ahora es tiempo de aprovechar toda la fruta madura y hacer mermeladas que nos aporten energía y todas las vitaminas de la fruta para los meses más fríos. Aunque no sé si llegará para esa fecha...
Imaginaros si ahora está buena, cuando los melocotones estén en su mejor momento, esos melocotones que tenemos aquí en Málaga, de Periana, pues eso tiene que ser una maravilla. !Lo haré, lo haré!

Ingredientes:
  • 400 gramos de fruta (200 de melocotones y 200 de uvas),
  • 150 gramos de azúcar,
  • El zumo de un limón.
Preparación:
  • Pela y corta los melocotones a trozos,
  • Pela y quita las semillas de las uvas,
  • Coloca en un bol con el azúcar,
  • Deja macerar unas 6 horas,
  • Pon en un cazo a fuego lento la fruta con el azúcar y el almíbar que suelta, y el zumo de limón,
  • Como esta fruta suelta mucho líquido, y no tiene mucha pectina, le he echado media hoja de gelatina previamente mojada en agua fría,
  • Remueve de vez en cuando hasta que haya transcurrido unos 30 minutos,
  • Tritura con una batidora, para que los trozos no sean muy grandes,
  • Coloca en botes de cristal ya esterilizados, y cierra bien,
  • Da la vuelta al bote y deja que se enfríe bocabajo, así se conseguirá que se haga el vacío y dure más la mermelada y en mejores condiciones,
  • Ideal para acompañar con pan, pan tostado o yogur.

19 de may. de 2010

GALLETAS ITALIANAS

No son donuts, son galletas, crujientes.
Desde que vi estas galletas a Akane, del blog ALBAHACA Y CANELA, no dejé de pensar en ellas. Quería hacerlas, y busqué rápidamente los ingredientes. Los tenía todos.
Y como estaba buscando una receta donde pudiera utilizar la rejilla que compré cuando iba con Laurita, de COCINAX2 para poner pastas y bizcochos, pues se juntaron las dos cosas.
Así es que me puse manos a la masa, y como nunca he hecho un glaseado para adornar las galletas, no me salió muy bien. Fui añadiendo azúcar glas, y fue mejorando.
Estaban muy, muy ricas, y no me daba tiempo a adornarlas  porque Manuel, el de las llaves en la lámpara, se las iba comiendo. Al día siguiente hice otra tanda. ¡Buenísimas! ¡Un éxito total
Lo de la decoración, ya lo sé, no está muy bien, pero iré aprendiendo poquito a poco, y si no, tampoco pasa nada, porque están igual de buenas. Así es que si queréis ver la receta original en el blog de Akane, pinchad aquí. GALLETAS ITALIANAS DE PASCUA.

Pues eso, HOLA, Akane, y GRACIAS por estas galletas.
Ingredientes:
  • Dos cucharadas de aceite de girasol (30 ml.),
  • 40 gramos de mantequilla sin sal,
  • 120 gramos de azúcar,
  • 250 gramos de harina,
  • 2 huevos,
  • 2 cucharaditas de levadura,
  • 1 cucharadita de azúcar avainillada,
  • la puntita de una cuchara de postre, de sal,
  • La ralladura de un limón pequeño,
  • Unas gotas de anís,
 Para la decoración de las galletas:
  • 150 gramos de azúcar glas,
  • 4 cucharaditas de leche,
  • 4 cucharaditas de miel.
Preparación:
  • Derrite la mantequilla levemente, y bate en un bol con el aceite de girasol y los huevos,
  • añade el azúcar, el azúcar avainillado, la levadura, la sal y la ralladura de limón. Bate
  • Tamiza la harina y une bien. Termina de hacer la masa con las manos.
  • Si la masa se pega y está muy blanda para trabajarla, añade un poco más de harina.
  • Haz una bola, envuelve en film transparente, y mete en el frigorífico durante dos horas,
  • Forma bolitas y estira formando cilindros de un centímetro, une las dos partes y forma el rosco.
  • Precalienta el horno a 200º durante 10 minutos, pon papel de horno en la bandeja, y baja la temperatura a 175º. Deja unos 15 m. Deben quedar doraditas, pero no mucho. Comprueba el horno.
  • Para decorarlas, haz una masa con el azúcar, la miel y la leche. Remueve hasta que quede una crema espesa, y añade un poco de colorante. Unta con un cuchillo o el reverso de una cucharita.
  • Guarda en una recipiente cerrado en lugar fresco. Están riquísimas para acompañar infusiones, o café.

16 de may. de 2010

CREMA DE PATATAS Y PUERROS con cuscurrones

Los sábados por las mañanas en mi casa, los dedicamos a hacer la compra para toda la semana: verdura y frutas, pescado y carne,  y todo lo demás.
El sábado pasado no estuve en casa, y se compró lo mínimo. Y hoy, Manolo se fue con Manuel a Vélez-Málaga, a jugar un partido de fútbol, el último de la liga.  Y su hermana Laura lo acompañó.
Me quedé sola, y cuando estaba preparada para ir a la compra, no pude salir de la casa porque no encontraba mis llaves. Después me enteré que Manuel, mi hijo de 15 años, las había colgado en una lámpara en la casa de mi madre. Según él, para que yo las viera y no me olvidara de cogerlas.
Lo  que pasa es que se le escapó un detalle muy importante: él mide 1'80 cm., yo sólo 1'57. Difícilmente podía ver las llaves, a no ser que mirara hacia arriba. Mi madre tampo se percató que estuvieran allí.
Estuve toda esta semana como loca buscándolas, en la oficina, en la casa, en casa de mi madre, en los bolsillos de chaquetas y pantalones, en todos los bolsos... Y hoy he perdido más de 2 horas, revolviendo cajones, corriendo los sofás, los muebles, y nada de nada. Ya estaba desesperada.
Así es que me puse a hacer la comida con lo poco que me quedaba, patatas y algo de verdura.
Cuando llegaron, me dio tiempo a comprar los ingredientes para el segundo plato, boqueroncitos de Málaga, coquinas con tomate, y unas gambitas al pil-pil.
Esto es lo que preparé de primero, que a pesar de todo, para mí, es un plato de lujo. Rico, rico.
 Ingredientes:
  • Medio kilo de patatas, 
  • Tres puerros y una cebolla pequeña o media si es más grande,
  • Un diente de ajo,
  • Cinco rebanadas de pan duro,
  • Litro y medio de caldo vegetal o agua con media pastilla de caldo preparado,
  • Una hoja de laurel,
  • Una cucharadita de curry,
  • Media cucharadita de pimienta blanca,
  • Tres cucharadas de aceite de oliva,
  • Sal,
  • Opcional: unas tiras de jamón serrano.
Preparación:
  • Pela y corta la cebolla y los puerros (la parte blanca) en rodajas, junto con el ajo ya pelado,
  • En una cacerola echa el aceite y saltea las verduras y cuando estén doradas ( o transparentes) echa el agua o caldo y las patatas peladas y cortadas en dados, el laurel y el curry  y una pizca de sal,
  • Cuando el caldo comience a hervir, deja que se cueza durante unos 20 minutos aproximadamente, o hasta que la patata esté blanda,
  • Quita la hoja de laurel, y tritura en la batidora, hasta dejar sin grumos,
  • Mientras tanto corta el pan en cuadraditos y fríe en aceite muy caliente, o ponlos al horno y tuesta,
  • Échalos a la crema calentita antes de servir,
  • También puedes echarle unas tiras de jamón serrano fritas o tostadas.
  • El puerro es diurético y las patatas, a pesar de su mala fama de engordar, resulta muy digestiva y sana.
Hervida o cocida en puré es ideal para personas que tienen problemas gástricos. Favorecen la eliminación de toxinas.  Nos aportan mucha energía, por lo que son apropiadas para deportistas o personas que realizan trabajos físicos. Son ricas en potasio, y si se cuecen sin sal ayudan a eliminar líquidos.
Para uso externo también son apropiadas, porque ralladas o en puré sirven como cremas.

13 de may. de 2010

BIZCOCHO DE LECHE CONDENSADA, con un poquito de azahar.l

Cuando algo está muy bueno, da igual cuántas veces se haga, cuántas veces se diga o cuántas veces se enseñe. Pues esto es lo que digo yo con este bizcocho.
Aquí te enseño el mío, el que yo hice después de probar el trocito que me trajo Laurita, mi compañera y ante todo mi amiga, que una mañana me sorprendió con esta maravilla.
Porque parece que será pesado y empalagoso, ¡pues nada de eso! Resulta suave y distinto a otros.
¡Y tardé muy poco en hacerlo en mi casa! Este que ves aquí es el segundo que hago, por que el primero también tuvo su historia.
Resulta que tenía tantas ganas de hacerlo, que un día ví que Manolo tenía una lata de leche condensada desnatada recién abierta, y yo dije: - ¡Esta es la mía! Ahora hago yo el bizcocho.
Pero se me olvidó un detalle. Mi thermomix la había llevado a arreglar, después de meses sin utilizar, sólo funcionaba como peso. Pues eso, que me quedé sin peso. Y no tenía en casa otro.
Pero no me amilané, y seguí adelante. ¡A ojo! ¿por qué no? ¡vamos a intentarlo!
Como la lata estaba casi llena y era de 1000 g, y necesitaba 400 gramos, pues calculé la mitad de la lata, menos un dedo.
De harina, pues casi igual, cogí un vasito que tiene una medida de 100 gramos aproximadamente, y lo otro lo terminé con una cucharada.
Y la mantequilla, pues con cucharadas también, creo que fueron dos.
Y así lo hice. ¡bueno! No pude hacerle fotos porque se acabó antes de hacérselas. Estaba buenísimo, y parece que acerté con las medidas, porque subió lo que tenía que subir, y por dentro estaba perfecto.
Al día siguiente me compré un peso digital muy bonito para la cocina, para que no me pasara otra vez esto, porque seguro que la próxima vez que lo intentara no iba a tener la misma suerte.
Y te dejo la receta, tal cual me la enseñó Laurita, de cocinax2, que a su vez, creo que ella la sacó de Trotamundos, y por internet hay muchos bizcochos haciendo las delicias de muchas personas a lo largo y ancho de este mundo. El mío, el de hoy, tiene otra cosita más.

Ingredientes:
  • Cuatro huevos,
  • 400 gramos de leche condensada desnatada,
  • 120 gramos de harina bizcochona, (o harina de repostería más un sobre de levadura),
  • 50 gramos de mantequilla,
  • una cucharadita de agua de azahar (de las de postre).
Preparación:
  • En un cuenco grande, echa la leche condensada y los huevos. Bate bien,
  • luego echa la mantequilla derretida y la levadura (si no lo haces con la harina bizcochona),
  • Al final incorpora la harina y bate hasta que no queden grumos,
  • Riega con la cucharadita de agua de azahar,
  • Precalienta el horno durante 10 minutos a 180º,
  • Unta un molde alargado con mantequilla y harina,
  • Llena el molde, y mete en el horno durante 30 minutos. Comprueba con un palillo que sale seco, y ya está listo para comer,
  • Del horno, mientras se hace, sale un olorcito que alimenta.

10 de may. de 2010

COLONIA DE AGUA DE ROSAS (mi pequeña odisea)

La primera vez que preparé colonia de agua de rosas  fue hace 4 ó 5 años, cuando se abrieron todas las rosas del campo a la vez, y su olor embriagador me llevó a pensar que no podía quedarse ahí, en el campo, que había que aprovechar sus propiedades y disfrutar de ellas.
Busqué en libros,  revistas y por internet alguna receta de colonia que fuera fácil, y de una y de otra hice mi mezcla, y la saqué. Fue una alegría muy grande descubrir que era capaz de hacerlo, y que olía muy bien. Me gustó la experiencia. Fue muy divertido. Y como una chiquilla, daba saltos de alegría.
Este año, con la llegada de la primavera, las rosas están en su mejor momento, desplegando todos sus encantos y dejando en el ambiente ese perfume que me marea.
Así es que el sábado cuando volvimos de un día maravilloso (que os contaré en otro momento) animé a mi amiga Laurita para acercarnos al campo ya que estábamos a dos pasos.
Y ahí llegó la primera trastada. Yo fui la que me empeñé en coger las rosas. Como no pudimos entrar a la casa porque no tenía las llaves, cogimos las que salían por la valla.
Algunas de ellas estaban muy altas, sobre todo los capullos, y  Pedro, el novio de Laura, que es más alto, fue el que nos ayudó. Por supuesto, instigado por mí.
En una de esas le cayó un pizco en el ojo, y yo me asusté mucho, porque cualquier cosita pequeña que caiga en el ojo puede causar mucho daño.
Al final se quedó en un susto  porque pudo quitárselo y no le causó mayores problemas. Pero yo lo pasé muy mal.
Metí las rosas en agua, para que no se mustiaran, y al día siguiente, domingo, las preparé para realizar mi colonia.
Como las rosas eran rojas, muy rojas, la colonia salió de un precioso color rosa. Y esta mañana, muy contenta yo, me pulvericé colonia por todas partes, disfrutando del olor y del frescor.
Cuando llegó mi compañera Mila a saludarme me preguntó que qué me había pasado, porque tenía una manchita en la camisa de color rosa. Y luego vimos otra, y otra más grande, y otra más grande en la manga...
Toda la camisa llena de roales de color rosa. ¡Ah, la colonia! ¡Vaya, no hago una derecha!
Toda la mañana la pasé en el trabajo con la camisa arroalada, muy apurada ya que parecía una camisa de lunares, de distintos tamaños, de color rosa. Eso sí, olía a gloria.
¡Llenita de manchas, pero oliendo a rosas...!
Pensaba que las manchas no saldrían, y en un intento de hacer lo último que se podía hacer, yo no sé cómo ni por qué ( a veces le vienen a una cosas a la cabeza que no son normales) le eché un quitamanchas para ropa que tenía en el lavadero.¡La armé de nuevo! Las manchas ahora se pusieron azules. ¡Horror! Ahora sí que la había liado.
Al final, paré un poco, respiré hondo, y comencé de nuevo a echarle jabón  y frotar y frotar hasta quitarle las manchas. Ya la daba por perdida. Pero eché agua calentita en un barreño, un poquito de detergente para lavadora, un taponcito de lejía, y dejé ahí la camisa unos minutos. Terminé lavándola en la lavadora, y está perfecta. ¡¡¡uffff, qué susto!!!!

Estas son mis cicatrices de guerra.

Pero me lo tomé a broma y disfruté de la parte positiva, como siempre. Aquí os dejo la receta que yo hice.

Ingredientes:
  • 300 ml de Agua destilada,
  • 50 gramos de Pétalos de rosa,
  • Alcohol de friegas (96º),
  • Esencia de rosas.

Preparación:
  • Primero separa los pétalos de los tallos,
  • Pon agua a cocer, y cuando rompa a hervir, echa los pétalos al agua,
  • Baja el fuego y deja cocer unos cinco minutos,
  • Tapa y deja que se macere durante 6 horas,
  • Cuela y ya tienes AGUA DE ROSAS (que te sirve como tónico natural para la cara y el cuerpo),
  • Una vez frío, saca 100 ml. de agua de rosas, y le añades otros 100 ml. de alcohol, y dos gotas de esencia de rosas, para intensificar su aroma,
  • Echa en botes de cristal,
  • Puedes echarlo en un vaporizador y utilizarlo también como ambientador.

Nota:
Utiliza las flores recién cortadas, a ser posible, y flores olorosas. Lo mejor es que estén criadas sin pesticidas ni otros productos.
Antiguamente se hacían así la colonia, de una forma sencilla. Lo que no sé, es cómo solucionaban el problema de las manchas...
La rosa tiene muchas propiedades beneficiosas para nuestra salud, tanto física como psíquica.
Su olor y las propiedades químicas ayudan a calmar y a darnos alegría.
PERO, TEN CUIDADO CON LAS MANCHAS

8 de may. de 2010

CHAMPÚ DE FRESAS HECHO EN CASA

Durante el tiempo de las fresas, me gusta utilizarlas en cualquier postre o plato principal que les vaya bien.
Ayer se me ocurrió hacer algo distinto, ya que tenía algunas más maduras, y no la suficiente cantidad para hacer mermelada. 
Tenía una botella de champú neutro, y se me ocurrió darle un poco de color y de olor.
Esto es lo que salió:
La joven y guapa Bella Swan, la protagonista de "Crepúsculo" utiliza champú de fresa para cuidar su pelo largo y grueso. Es una muchacha sencilla y natural, como este champú.

Ingredientes:
  • Un litro de champú neutro,
  • Diez fresas muy maduras,
  • Una cucharadita de aceite de oliva (si tienes el pelo seco),
  • botes de cristal.
Preparación:
  • Bate muy bien las fresas, una vez lavadas y quitados los rabos y las hojas,
  • Cuela en un colador fino, o de tela,
  • En una jarra grande echa el champú, el batido de las fresas y el aceite. Remueve hasta mezclar completamente,
  • Echa en botes de cristal,
  • Guarda en sitio fresco,
  • Aplícalo sobre el cabello y déjalo unos minutos. Después aclara muy bien.
Las fresas tienen muchas vitaminas, potasio, hierro y calcio, y antioxidantes, que las hacen ideales para cuidar todo tipo de cabellos. Por todo ello aportan vitalidad y brillo, así como un agradable aroma que gustará tanto a pequeños como a mayores.
Un champú muy nutritivo.

5 de may. de 2010

TARTA DE FRESAS MUY FÁCIL

La receta de esta rica y fácil tarta de fresas, me la dió una compañera de trabajo, que sé que cocina muy bien. Se llama Isabel Peña, y desde que la hice por primera vez, me sorprendió lo fácil que resulta hacerla, y lo buena que está.

Aquí os dejo la receta.

Ingredientes:
  • 17 cucharadas soperas de leche,
  • 12 cucharadas soperas de azúcar,
  • 4 cucharadas de maicena,
  • 4 cucharadas de harina,
  • un huevo,
  • una cucharada de aceite de oliva,
  • mermelada de fresa (no la tengo publicada, pero sí mi amiga Laurita),
  • fresas para adornar.
Para el almíbar: dos cucharadas de agua, tres cucharadas de azúcar, un trocito de cáscara de limón, una cucharadita de mermelada de fresa.

Preparación:
  • Bate todo muy bien, comenzando por el huevo con el azúcar, después añades la leche, la harina, la maicena y el aceite de oliva,
  • Unta un molde con mantequilla y espolvorea con harina,
  • Precalienta el horno durante 10 minutos a 180º,
  • Mete en el horno y deja unos 20 minutos.
  • Unta mermelada de fresa y adorna con las fresas partidas por la mitad,
  • Pinta con un almíbar clarito. (echa el agua con el azúcar y la cáscara de limón, deja cocer unos 5 minutos. Añade la mermelada y cuece a fuego lento durante dos minutos más).

3 de may. de 2010

BIZCOCHO DE NUECES Y PAN RALLADO

Este bizcocho es otra de las recetas que tengo desde hace muchos años, mucho antes que comenzara a funcionar internet, y los blogs de cocina.
No sé si me la dió alguien, o venía en alguna revista. Yo lo único que sé es que como es tan fácil, lo he hecho muchas veces, y no he olvidado los ingredientes. Pero la fuente de donde partió, ni idea.
Es un bizcocho que sorprende por sus ingredientes, y también por su sabor.
Ingredientes:
  • Tres huevos,
  • Doscientos gramos de nueces peladas,
  • Ciento veinticinco gramos de azúcar,
  • una cucharadita de levadura,
  • Tres cucharadas de pan rallado,
  • mantequilla y harina para el molde.
Preparación:
  • Bate los huevos con el azúcar, hasta que esté espumoso,
  • Agrega el pan rallado y las nueces picadas, junto con la cucharadita de levadura,
  • Vuelve a batir hasta que esté todo mezclado.
  • Precalienta el horno durante diez minutos a 170º.
  • Unta un molde con mantequilla, y salpica con harina. Vuelca la masa, y mete en el horno durante 25 minutos, o hasta que esté hecho. Revisa pinchando un palillo y comprobando que salga seco.
Las nueces cuidan la salud del corazón y de la piel, por su contenido en aceites vegetales poliinsaturados (los buenos), que previenen enfermedades del sistema circulatorio, que afectan al corazón y a las arterias.
La utilización habitual de nueces en la alimentación permite reducir hasta en un 50% el riesgo de sufrir enfermedades como el infarto o la angina de pecho.
Comer cinco nueces durante cinco días de la semana, ayuda a cuidar el corazón; pero al ser un fruto seco, tiene muchas calorías, por lo que no se recomienda abusar de ellas cuando se tienen problemas de obesidad.
También poseen calcio, Vitamina B y lecitina, buena para el cerebro, y por tanto para los estudiantes.