30 sept. 2008

MIGAS CASERAS

Cada vez que hago las migas, me acuerdo de mi abuelo materno, Juan Antonio. Natural de Jaén, que en tiempos de hambre fue buen cazador, y se pasaba muchas horas en el monte, recogiendo hierbas, frutos, etc.. 
Él las hacía muy bien, eran especiales, y especial era él también, que siempre, cantando decía aquello de: "las migas del gañán, a las dos vueltas ya están; las migas del pastor, cuanto más vueltas mejor". Un beso para él, porque dejó un recuerdo imborrable.


Ingredientes:
  • 2 barras de pan de dos días. Pan asentado.
  • Una cabeza de ajos, o un buen puñado.
  • Carne de cerdo, o torreznos (opcional). 
  • 100 gramos de panceta
  • sal
  • 1 tacita de aceite de oliva.
Para acompañar: Pimientos fritos, uvas, melón , naranja, tomate, granadas, rábanos, etc... (porque admite muchos ingredientes más), incluso están deliciosas con chocolate líquido.

Preparación:

  1. Desmenuza el pan a trocitos, o con un cuchillo, corta a cuadrados regulares; ponlo en un cuenco grande y lo mojas con un poco de agua. Tapa con un paño seco y déjalo 1/2 hora.
  2. Mientras, en una sartén honda, echa el aceite con los ajos sin pelar (le haces una rajita para que no salten) o le das con el extremo de la mano del mortero, machacándolo un poco, y los doras en el aceite, sin que se te quemen. En este punto puedes dejarlos, o sacar y reservar.
  3. Luego echa la carne, panceta, etc. y lo fríes un poco. Yo sólo le echo panceta o carne, y a veces, ni eso
  4. Echa el pan, con un poco de sal y remueve cortando y moviendo el pan con una rasera, para que las migas no se peguen, y queden sueltas. Ya puedes estar el tiempo que quieras, mientras se van tostando. Hay quien le gusta más tostaditas y más sueltas, y a otras personas, más esponjosas, menos hechas.
  5. El acompañamiento es, lo que tengas en la casa: unos pimientos fritos, unos tomates a rodajas con aceite y sal, unas uvas, melón, etc... etc...



3 comentarios:

Mª Carmen dijo...

¡qué migas más ricas ymás sencillas!
No tienen mucha grasa, y eso em gusta.
Y tu abuelo, qué gracia, cocinando.

Mª Encarna dijo...

Que buenas migas has hecho y sabes que yo tambien cuando hago migas me acuerdo de mis seres queridos cuando lo hacian ellos y los disfrutabamos ,ahora somos nosotros los que las hacemos para nuestros seres queridos y a si vamos,que viejos nos hacemos por dios...jejeje ¡¡ un beso¡¡

Helena dijo...

Mira leyéndote la receta me han dado unas ganas de comerlas que no veas! esta noche para cenar ya tengo la idea