15 oct. 2008

ESTOFADO DE TERNERA (4 personas)


Hoy he preparado un estofado de ternera riquísimo. En casa de mis padres, le poníamos alcachofas y guisantes. No es el tiempo de las alcachofas, y los guisantes no gustan en mi casa, así es que es una receta sencilla, con pocos ingredientes, y da muy buenos resultados. Hoy le he puesto un poco de arroz, porque llevábamos varios días comiendo patatas fritas, y el arroz, con el caldito del estofado, resultaba delicioso.
Ingredientes:
  • ¾ de k. de carne de ternera[1]
  • ½ cebolla y 3 dientes de ajo
  • ½ pimiento verde y 2 cucharadas de tomate triturado
  • 1 vaso de vino blanco y 2 vasos de agua o caldo de carne
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 3 zanahorias
  • 2 clavos, 4 granos de pimienta, una pizca de ralladura de nuez moscada, sal, una hoja de laurel y ½ cucharadita de pimentón dulce

Preparación:

  1. Corta la carne a cuadrados, o pide en la carnicería que lo hagan.
  2. Si lo haces en una olla rápida, pon el aceite y la cebolla cortada en juliana, finita. Deja que se vaya dorando, a fuego lento, hasta que esté transparente.
  3. Echa la carne (que antes has pasado por harina) y deja hacer unos 10 minutos.
  4. Echa los ajos pelados y cortados a láminas o machacados en el mortero con unas hebras de azafrán, el ½ pimiento verde cortado a tiras finas, y el tomate.
  5. Da unas vueltas y añade el vino blanco y el agua. Deja, con la olla tapada, unos 20 minutos.
  6. Los tiempos varían según la olla, y el fuego. Si no es en olla exprés, en una olla normal puede ser hasta 1 hora y 1/2.
  7. Abre y comprueba que está bien de caldo. Agrega las zanahorias en rodajas gruesas, los clavos, la pimienta negra, el laurel y la ralladura de nuez moscada. Agrega más agua, si fuera necesario, y cierra de nuevo la olla y deja otros 10 minutos, comprobando que la carne está tierna.
  8. Al final, prueba de sal. El caldo debe quedar espesito.

[1] La ternera es la más tierna de las carnes y se caracteriza por su color rosa pálido y su gusto delicado la hace ser muy apreciada. En general, la importancia del consumo de carne reside fundamentalmente en la cantidad y la calidad de las proteínas que aporta a nuestra dieta. Estas proteínas de alto valor biológico intervienen en la formación y el crecimiento de los tejidos


No hay comentarios: