9 oct. 2008

LENTEJAS

Tengo que confesar un pequeño "pecado". No es un plato que me salga muy bien. ¡Y mira que lo he hecho veces, y lo he intentado de muchas formas! Quizá sea de este trauma infantil, de comer tantas lentejas, y del refrán que nos decía nuestra madre: "Lentejas, si no las quieres, las dejas!, pero había que comérselas y si no, por la noche otra vez. Y si no, al día siguiente. Últimamente creo que he conseguido hacerlas mejor, pero reconozco, que las que hace mi madre no las supero ni en sueños, y las que hace mi suegra, de forma distinta, tampoco.
Pero así es la vida. ¡no todo me iba a salir bien!
Ingredientes:
  • ½ kilo de lentejas[1]
  • 2 zanahorias
  • 2 patatas pequeñas
  • 1 cabeza de ajos pequeña
  • 1 ramita de apio
  • 1 trozo de calabaza
  • 1 cebolla pequeña
  • 1 hoja de laurel
  • 1 trozo de cáscara de naranja (sin la parte blanca), 1 vaso de aceite de oliva, ½ tomate, ½ pimiento verde, azafrán molido, sal y ½ cucharadita de comino.

Preparación:

  1. Lo primero, si tienes fuego tradicional, asa la cabeza de ajos.
  2. En una cazuela pon ½ vaso de aceite de oliva, el apio menudo, las zanahorias en rodajas, la calabaza también cortada a dados y ½ cebolla picada. Dora un poco
  3. Lava las lentejas para quitar el polvo y deja ½ hora en agua fría, mientras preparas el sofrito anterior
  4. Añade a la cazuela las lentejas, la otra media cebolla entera, el pimiento verde, el tomate, la hoja de laurel , la cabeza de ajos asada y la cáscara de naranja. (si la tuvieras seca sería mejor).
  5. Echa el agua fría hasta cubrir las lentejas, y dos vasos más. Y el resto del aceite de oliva para que dé consistencia a las lentejas.
  6. Deja cocer a fuego lento aproximadamente una hora, según el fuego. Tienes que ir mirándolo por si falta agua.
  7. Al final, echa las patatas a trocitos pequeños, añade la sal, el azafrán y el comino. El comino es una hierba carminativa que le va muy bien, por que estimula la digestión y combate los gases. Deja 10 minutos más.
  8. Como a veces me salen caldosas, y si no le añado un poco de agua, poco a poco, no de golpe, suelo echarle para terminar un puñado de fideos gordos, del nº 4. Así les gusta más a mi gente. también le puedes añadir arroz.


[1] Las lentejas ayudan ante las enfermedades cardiacas ya que disminuyen los niveles de colesterol y grasas debido a su contenido en fibra y fitatos.
Las lentejas son muy recomendables en la diabetes debido a que sus hidratos de carbono se absorben muy lentamente.
Las lentejas son antianémicas ya que son ricas en hierro fácilmente asimilable.
Las lentejas son una buena fuente de proteínas, sobre todo si se combina con arroz.

No hay comentarios: