17 oct. 2008

SOLOMILLO A LAS HIERBAS

Ingredientes:
  • 2 solomillos de cerdo[*],
  • 1 cebolla pequeña
  • 1 hoja de laurel
  • 1 vaso pequeño de vino blanco
  • 10 granos de pimienta negra
  • 1 cucharadita de estragón
  • 1 cucharadita de romero
  • unas ramas de perejil
  • 1/2 litro de caldo de carne
  • 1 vaso pequeño de aceite.

Preparación:

  1. Calienta el caldo con las hierbas, la pimienta, el vino y la cebolla cortada en trozos.
  2. Deja que hierva unos minutos.
  3. Introduce los solomillos enteros en el caldo y cuece a fuego lento durante 30 minutos, dando la vuelta para que no se queden crudos.
  4. Saca la carne y hierve de nuevo el caldo para que se reduzca, si todavía está claro se puede espesar añadiendo una cucharada de harina disuelta en un poco de agua fría.
  5. Corta la carne en lonchas finas y cubre con la salsa. Adorna con perejil picado.


[*] El cerdo se encuentra hoy entre loa animales más eficientemente productores de carne; sus características particulares, como gran precocidad y prolificidad, corto ciclo reproductivo y gran capacidad transformadora de nutrientes, lo hacen especialmente atractivo como fuente de alimentación.
El valor nutritivo de la carne de cerdo la señala como uno de los alimentos más completos para satisfacer las necesidades del hombre, y su consumo podría contribuir en gran medida a mejorar la calidad de vida humana desde el punto de vista de los rendimientos físicos e intelectuales.

Desafortunadamente, durante muchos años la carne de cerdo ha sido considerada como un alimento "pesado", una carne "grasosa", con un contenido "muy alto de calorías", y aún un alimento "peligroso" por su posible asociación con enfermedades y parásitos.
Estas creencias populares constituyen una imagen equivocada que todavía se proyecta a un sector muy amplio de la población y tuvieron su origen en el tipo de animal y en la forma como se explotaba en el pasado

No hay comentarios: